| Artículos | 01 DIC 2004

Las Nuevas Tecnologías: ¿al servicio de los ancianos?

Tags: Histórico
Sólo el 0,9 por ciento del total de las personas que se conectan a Internet son mayores de 65 años
Bárbara Madariaga.
Las Nuevas Tecnologías no son sólo para uso y disfrute de los jóvenes. A pesar de lo que se pueda pensar, según el último informe de la Fundación Auna, una buena utilización de las tecnologías por parte de las personas de avanzada edad mejoraría de manera considerable su calidad de vida. Conseguir que nuestros mayores dejen de pensar que son demasiado ancianos para aprender es tarea, además de las Administraciones Públicas, de la sociedad en general.

Una cosa es cierta: asociamos tecnología con personas jóvenes que viven en entornos urbanos y en pocas ocasiones la identificamos con personas de avanzada edad. Sí que es cierto que a tenor de los resultados de los diversos informes que realizan tanto Administraciones Públicas como empresas privadas, el uso de las Nuevas Tecnologías por parte de las personas de más de 59 años es más bien escaso. Y, también es cierto que, con la formación correcta y, en algunas ocasiones, con adaptaciones especiales para paliar las carencias de una determinada persona, este colectivo podría beneficiarse, y mucho, de la Sociedad de la Información.

Una visión general
Pero, ¿Cuál es la situación de las personas de avanzada edad en relación con las Nuevas Tecnologías? España ocupa el cuarto puesto por la cola (por delante de Portugal, Irlanda y Grecia) en la UE de los 15, con una tasa de penetración del PC del 5,5 por ciento en personas con edades comprendidas entre los 65 y 75 años, y un 1,8 si de los que hablamos es de más de 75 años. Un dato positivo es el hecho que de aquellos que disponen de un PC lo utilizan de forma habitual, accediendo a él un 41,7 de forma diaria y un 37,1 por ciento una vez por semana.
El gran obstáculo que se encuentran las personas mayores no deja de ser psicológico. De hecho, el 51,1 por ciento afirma ser demasiado mayor para aprender a manejar un ordenador personal y el 31,6 por ciento no tiene ningún interés en utilizarlo. En cuanto al uso de Internet, éste obviamente va en relación con la tasa de penetración de los PC, con lo que el uso tampoco es generalizado (sólo el 0,9 por ciento de total de usuarios de Internet es mayor de 65 años). No obstante, y como dato positivo, cabe señalar que el 60 por ciento de los mayores de 65 años que han utilizado un PC en los últimos tres meses han accedido a Internet.

Otros problemas
Pero, a pesar del poco interés, también es cierto que existen otros problemas por los que las personas de avanzada edad no son usuarios de las Nuevas Tecnologías. Los problemas físicos, como la falta de visión, la mala audición y la escasa destreza en la manipulación debida a problemas articulares o motrices, se perfilan como un gran impedimento.
Además, la situación económica también es una barrera, teniendo en cuenta que estamos hablando de un colectivo de jubilados, con pensiones, en la mayoría de los casos, reducidas. Para las personas de avanzada edad el coste del hardware es excesivamente caro.
De esta forma, desde numerosos colectivos, como la Fundación Auna, se aconseja una mayor implicación por parte de las Administraciones Públicas y las empresas privadas con el fin de facilitar el acceso a las Nuevas Tecnologías a las personas mayores. Asimismo, las labores divulgativas sobre los beneficios que éstas pueden obtener si se suben al carro de la Sociedad de la Información y la mejora en la calidad de vida, también se muestran clave a la hora de aumentar el porcentaje de usuarios de avanzada edad.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios