| Artículos | 01 JUL 2007

La progresiva importancia de la gestión de contenidos empresariales

Tags: Histórico
En 2010 generará 4.200 millones de dólares en todo el mundo
Silvia Hernández y Paula Bardera.
Debido a la creciente necesidad de las compañías por gestionar contenido a nivel empresarial, el mercado de software ECM, es decir, de gestión de contenido empresarial en sus siglas en inglés, se espera que crezca más de un 12 por ciento al año hasta 2010, pasando de los 2.600 millones de dólares de 2006 a los más de 4.200 millones de dólares que generará en 2010, según Gartner. En 2007, esta consultora cree que los ingresos de ECM en todo el mundo serán de 2.900 millones de dólares, lo que supondría un incremento del 12,8 por ciento respecto a 2006.
La gran mayoría de la información que una compañía tiene son datos sin estructurar que se encuentran en documentos de texto, presentaciones, archivos multimedia, hojas de cálculo y otros formatos de archivos. Las compañías deben hacer que estos contenidos estén disponibles para sus trabajadores, clientes o socios de negocio, así como para aplicaciones en toda la organización y así automatizar los procesos de negocio, incrementar la eficiencia, reducir los costes y la repetición, haciendo que sus empleados sean más eficientes y consigan ventajas competitivas frente a sus rivales.
“Para muchas organizaciones, el contenido sin estructurar está prácticamente fuera de control”, explica Tom Eid, vicepresidente de estudios de Gartner. “Los empleados crean todo tipo de contenidos para uso interno y externo con entregas de los mismos tanto a través de canales formales como informales como podrían ser blogs, por ejemplo”.
Así las cosas, los analistas de Gartner afirman que múltiples factores determinarán este mercado en los próximos años. De hecho, los fabricantes y los mercados tecnológicos de los que surgen continuarán consolidándose. La calidad, rendimiento y facilidad de uso de los productos también mejorarán. Las ofertas de gestión de contenidos empresariales se dividirán en dos capas. Por un lado, soluciones amplias, basadas en plataformas, que abordarán tareas tales como centralizarse en documentos de misión crítica, por ejemplo. Y, por otro lado, la oferta de servicios de contenidos básicos se dirigirá sobre todo a compañías que necesitan únicamente funciones de nivel de entrada, tales como seguridad de documentos y servicios de librería.
“En muchos casos, es apropiado contar con ambas tecnologías y utilizarlas juntas”, aclara Eid, quien continúa explicando que, desde su punto de vista, “los servicios de contenidos básicos incrementarán la adopción de las tecnologías de gestión de contenidos empresariales. Al mismo tiempo, a medida que se crean más contenidos, será necesaria una mayor gestión de los mismos. Por otra parte, cuanto más valorado sea el contenido, se convertirá en un activo corporativo gestionado de una forma más exhaustiva a través de las propuestas de gestión de contenidos empresariales”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios