| Artículos | 15 FEB 1998

Java busca en 1998 el año de su consolidación

Tags: Histórico
Java afronta el futuro con el reto de resolver las dudas sobre sus propias posibilidades

Después de un tiempo en que se ha considerado a Java como un lenguaje alternativo que mantenía su posible expansión muy ligada al desarrollo de Internet, 1998 parece el año definitivo para su despegue. Diferentes fabricantes tienen listas sus aplicaciones para Java. eSuite de Lotus ha iniciado la maniobra pero, por lo que se desprende de las informaciones que llegan desde Estados Unidos, no será la única novedad que desembarque en el agitado mar informático en los próximos meses. Además, entre los responsables de tecnología de las grandes empresas, Internet está adquiriendo cada vez mayor peso específico, lo que provocará que en los próximos meses Java pueda iniciar su asalto a un imperio que se mantiene bajo la tiranía de los PC y de unas aplicaciones que, cada vez, necesitan más recursos.

Todos los elementos de la industria informática que han mantenido su confianza en Java durante estos dos años, sonríen ahora en la confianza de que por fin parece que ha llegado su hora. La situación ha evolucionado y Java ha dejado de ser una promesa, un diseño de futuro, para convertirse en una realidad situando en una magnífica posición para afrontar el futuro a las empresas que han confiado en él. Tal y como expresó un periodista norteamericano de la revista InfoWorld, los desarrolladores en relación con Java se sienten ahora como el grupo The Byrds cuando cantaban “Jesús es justo conmigo”. Tras dos años de espera, parece que la realidad empieza a cambiar.

En este tiempo, la maquinaria de marketing de Sun Microsystems ha ido creando un mercado alternativo con la colaboración de diferentes corporaciones desarrolladoras e ISV. Además, durante la celebración de la Internet World’97 (de la que ofrecimos un amplio reportaje en el número anterior de esta revista) Sun continuó adelante con su cruzada apoyándose, sobre todo, en la orientación a entornos corporativos que JavaSoft tiene lista para Java. La compañía ofreció las especificaciones Enterprise JavaBeans que, en el momento en que sean implementadas por los diferentes desarrolladores, podrán dar a las corporaciones la posibilidad de trabajar sobre plataformas basadas, en la vertiente del servidor, en componentes Java.

Quizá una de las claves de este nuevo acelerón por parte de JavaSoft está en las palabras de su presidente, Alan Baratz, cuando afirmó “fuera lo viejo, dentro lo nuevo”, en una clara referencia a la adopción de Java sobre cualquier sistema operativo.

La fe en Java divide en dos a la comunidad de desarrolladores

Hasta ahora las empresas se han comportado de dos formas opuestas frente a Java. Por una parte, con incredulidad y, por otra, con una fe ilimitada. En el caso de estos últimos, se trata de empresas que creen que Java es tecnológicamente la única solución para disminuir la dependencia de un único proveedor de soluciones como Microsoft. Pero frente a estos se sitúan los incrédulos, es decir, empresas y usuarios que no creen que Java por sí solo vaya a suplir al resto de tecnologías y solucionar los problemas de la informática actual y futura. Estiman que si bien puede poner cura a algunos de los males del presente, Java no es capaz de cumplir la función de sanador universal que sus responsables quieren otorgarle. En definitiva, podría decirse que hay dos sectores, los que ven Java como una religión, y los que lo hacen como una realidad tecnológica.

Como indica Dan Bricklin, director de Trellix, “la idea de Java es muy seductora, sobre todo porque apuesta por elementos que suplen a los que ahora están siendo problemáticos. Pero cuando se habla de seguridad o de capacidades más sofisticadas que le conviertan en un enemigo real para la plataforma Windows, el camino que queda por recorrer es amplio. Creo que se parte de posturas incorrectas. Java es importante, pero no es todo”.

De similar opinión es Jim Balderston, analista de la consultora Zona Research, quien comenta que la política de marketing que ha acompañado a Java “tiene un lado oscuro. No es posible que Java cumpla todas las promesas que se están haciendo. Creo que ninguna tecnología de ningún fabricante puede hacerlo. Por este motivo, algunos desarrolladores se preguntan qué es lo que esta tecnología puede llegar a hacer realmente”.

La respuesta a esta pregunta se resume en que, por el momento, Java puede permitir la creación de un entorno basado en applets y aplicaciones departamentales multiplataforma de manera más rápida que cualquiera de sus oponentes.

El futuro parece despejado

Las estimaciones realizadas por la consultora Zona Research sobre el futuro de Java son optimistas. Según se desprende de un reciente estudio realizado por la firma, en los dos o tres próximos años se incrementarán de forma significativa los desarrollos para Java, si bien es cierto que los encuestados se muestran dispuestos a emplearlos para labores departamentales y no tanto para aplicaciones de misión crítica. (Ver Tabla)

Pero si bien el crecimiento hasta un punto ha sido rápido, remontar el vuelo desde esa posición para llegar a la cima parece un trabajo mucho más arduo.

Quizá una de las empresas que más reparos ha puesto a Java, Microsoft, sabe que se trata de una buena opción, pero persisten en su opinión de que se puede centrar en un limitado tipo de software.

Tal y como deja claro Charles Fitsgerald, uno de los responsables de la división de clientes Internet y colaboración de Microsoft, “nadie puede decir que Java vaya a ser el centro del Universo. Se trata de una forma atractiva de desarrollar componentes, pero la organización central es otro tema”.

La respuesta de Sun es clara cuando afirma que se trata de un intento de Microsoft de reconducir el estándar hacia sus propios intereses. En este sentido, la contestación más explícita la dio Scott McNealy, presidente y CEO de Sun, en una conferencia organizada por Gartner Group en Orlando donde comparó las protestas de Microsoft con “el uso de Kleenex como cura para el constipado”.

¿Podrá superar Java sus propias limitaciones?

Diversas organizaciones hablan de las posibilidades que ofrece Java a la hora de programar, pero muy pocas lo hacen de proyectos de desarrollo concretos.

Los problemas que encontraban algunos desarrolladores antes de la aparición del Java Development Kit 1.1.1 el pasado verano no están totalmente solventados o se han convertido en otros. Además, algunos observadores de la industria ligan el desarrollo de Java a la capacidad de Sun de dotarle de una serie de funciones que no puedan incluirse en aplicaciones desarrolladas con otros lenguajes de programación como C++ debido a que, hasta que esto ocurra, algunos desarrolladores han expresado su intención de mantenerse en estos lenguajes.

Por este motivo, y mientras que Sun sigue ganando adeptos para Java, los analistas estiman que para lograr su explosión definitiva debe conseguir dotar a las aplicaciones de funciones propias que no se puedan alcanzar con otros lenguajes de programación, algo que hasta ahora no es posible.

Así las cosas, durante 1998 se seguirán moviendo las fichas para intentar asentar las posibilidades de Java, con lo que si no cambian las cosas en los próximos meses, éste será el año de su consolidación como una potente herramienta de desarrollo para entornos corporativos.

Uso de Java en soluciones para entornos Internet/intranet

--------------------------------------------------------------------------------

En fase de testeo 22 %

Uso en pequeños departamentos 20 %

Desarrollos extendidos 5 %

No se está usando ahora pero se 53 %

planea hacerlo o incorporarlo

a fase de test en los próximos 12 meses

Fuente: Zona Research



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios