Histórico

INTECO denuncia el aumento del ciberacoso

Que las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta esencial para el desarrollo personal de los ciudadanos, es algo obvio. No obstante, y como en todo, los peligros también están presentes, sobre todo para los menores. INTECO denuncia el aumento del ciberacoso, a la par que insta a padres y tutores "a disponer de toda la información necesaria y vigilar qué es lo que hacen sus hijos en la Red".

En los últimos tiempos hemos escuchado tanto a la Administración como a la industria advertir sobre los problemas que pueden representar las Nuevas Tecnologías para los menores de edad,a pesar de sus ventajas. Y es que la adopción de éstas por jóvenes ha sido más que masiva. De hecho, un estudio realizado y dado a conocer por INTECO revela que, siete de cada diez internautas tienen menos de 35 años, y un 36,5 por ciento de estos tienen entre 15 y 24 años. Si continuamos con los datos, el Instituto Nacional de Estadística asegura, en su informe, que uno de cada tres jóvenes españoles es usuario de redes sociales.

Ante esta situación, INTECO afirma que “no siempre los menores conocen la transcendencia de sus actos a través de Internet y las implicaciones que pueden llegar a suponer para sus vidas y las de sus compañeros”.

En ese sentido, la proliferación del uso de Internet por parte de los menores de edad ha hecho que prácticas como el ciberbullying, también conocido como ciberacoso, o el grooming, sean cada vez más comunes. Así, y según la entidad, el 5,9 por ciento de los menores de 16 años ha afirmado que ha sido víctima de ciberacoso por parte de sus compañeros de colegio, mientras que un 2,9 por ciento reconoce haber sido acosador.

En cuanto al grooming, se trata de una práctica en la que entran en juego los adultos, ya que son estos los que acosan a los menores y en la que “la mayoría de los casos existe un componente sexual”.

“En ambos casos, no se trata de nuevos delitos, sino de formas adaptadas al nuevo entorno tecnológico para cometer tipos delictivos preexistentes. A pesar de que este tipo de conducta comienza en la Red, con frecuencia suelen tener transcendencia en el mundo físico, llegando incluso a tratarse de casos que se convierten en otro tipo de delitos, como tráfico de pornografía infantil o abusos físicos a menores con encuentros presenciales entre el adulto acosador y la víctima”, señala el informe.

Para evitar males mayores, INTECO recomienda que “tanto los menores como sus padres y tutores dispongan de información suficiente para proceder a tales situaciones y alcanzar el cese del acoso al menor, la retirada de los contenidos difamatorios y lesivos y la persecución de los autores”.



Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

Alberto Pascual Entrevistas

Seguridad SEGURIDAD