| Artículos | 01 MAY 1997

Europa pretende potenciar el teletrabajo y el comercio electrónico

Tags: Histórico

La Comisión Europea está pensando adoptar una iniciativa con vistas a los próximos tres años para promover y desarrollar la aplicación del teletrabajo y del comercio a través de Internet en las organizaciones y en los individuos europeos. La iniciativa European Telework Development (ETD) tiene como principal objetivo incrementar y potenciar la infraestructura, así como buscar una consenso sobre posibles acciones puntuales.

El director del programa ETD, Horace Mitchell, indicó al respecto que Europa "se está quedando rezagada con respecto a Estados Unidos, Japón y otros competidores en el uso de los nuevos métodos para las comunicaciones. Esta tendencia, que afecta directamente a los trabajos creativos es la que hay que cambiar".

Para Mitchell, "la ETD debe actuar como catalizador entre los nuevos métodos de comunicación y los usuarios, solucionando las dudas de estos y dándoles a conocer los beneficios de las nuevas tecnologías".

El comercio a través de la red Internet ofrece muchísimas posibilidades de expansión. Por ella, una pequeña compañía europea puede llegar a potenciales clientes de todo el mundo, sólo conociendo algunos aspectos imprescindibles del teletrabajo, como saber qué tipo de personas se conecta a Internet, para qué lo usan, qué clase de productos o servicios están dispuestos a comprar y cómo quieren hacerlo. Sin la respuesta a estas preguntas, la inversión dirigida a estar presentes en Internet, por pequeña que sea, sería un desperdicio. Actualmente, clientes de todo el mundo están adquiriendo productos a través de la red, de compañías que no tienen ni tiendas locales ni vendedores, que no se anuncian en los medios de comunicación a los que tiene acceso el potencial comprador, y que no han mantenido en ningún momento una relación cara a cara con el destinatario del producto. La ETD pretende servir de guía y de ayuda a las organizaciones europeas para que puedan aprovechar este potencial.

Echando mano de los mismos métodos, la ETD también aspira a concienciar a las compañías europeas de los beneficios del teletrabajo, una forma de desarrollar tareas habituales con un considerable ahorro de tiempo y dinero, sin olvidar la comodidad del trabajador, con lo que esto supone para la empresa.

Ahondando un poco más en el tema del teletrabajo, la verdad es que no hay datos definitivos ni concluyentes sobre la extensión de esta práctica laboral en el continente europeo. Los últimos datos que maneja este organismo se refieren al año 94, hasta la publicación en esta primavera del Telework97, un documento sobre el estado real del teletrabajo en Europa. Pero desde entonces, los motivos para adoptar el teletrabajo siguen siendo inalterables. Por una parte, desde el punto de vista de la empresa, son siete los motivos que fundamentan la adopción de esta forma de relación laboral: ahorro de costes, aprovechamiento de todas las capacidades, mejor calidad de servicio, trabajo de mayor calidad con un menor coste, mejoras operacionales, flexibilidad en los puestos de trabajo, y mayor uso de los colaboradores por cuenta propia. Desde el punto de vista del trabajador, las razones son: un mejor balance entre el trabajo y otras actividades, reducción del tiempo desaprovechado, mayor productividad, mejor calidad de vida, una alternativa al desempleo, inicio de un nuevo proyecto, e incremento de ingresos.

La conexión sin cables tendrá que esperar

Por otra parte, y según un informe hecho público por Forrester, la conexión remota de trabajadores a sus empresas sin cables no es más que un sueño. Según la consultora, el uso de esta tecnología no estará disponible hasta dentro de tres años.

Pero pese a todo, la conexión sin cables no es una utopía, y mientras que se solucionan estos problemas tecnológicos serán las funciones de control remoto y gestión de redes las que se podrán realizar con estos sistemas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios