| Artículos | 15 ABR 1998

Época de cambios en Intel

Tags: Histórico

El hasta ahora CEO y consejero delegado de Intel, Andrew Grove, ha hecho pública su decisión de abandonar el cargo de CEO de la compañía, aunque se mantendrá como consejero delegado . La persona designada para suceder a Grove es la misma que ejerce la presidencia de la compañía desde 1997, Craig R . Barret . La razón que ha llevado a Grove a tomar esa decisión ha sido su deseo de dedicarse por entero a dirigir la estrategia de la compañía, algo que hasta ahora no podía hacer por los múltiples asuntos de los que se tenía que ocupar . Según ha señalado el propio Grove “me gustaría enfocar una mayor parte de mi tiempo en los grandes problemas estratégicos que afectan tanto a la industria como a Intel” . En cuanto al nuevo CEO, Barret, se hará cargo de las operaciones diarias de la compañía .

El cambio ha sido bien acogido por la industria a juzgar por las declaraciones que se han venido registrando desde que se hiciera pública la noticia . Para un alto ejecutivo de HP, “es un signo de estabilidad”, por lo que “no es realmente un cambio en la dirección” .

Las consultoras también han dado su opinión acerca de lo sucedido en la presidencia de Intel, y en el caso de Dataquest lo consideran un cambio positivo ya que para esta firma, Andrew Grove “no tenía tiempo para desempeñar los dos cargos” . Para esta consultora, las funciones que, probablemente, desempeñe Grove a partir de ahora, se centrarán en asuntos de gobierno, tales como comercio internacional, visas para empleados técnicos, educación y formación . Otra de las labores que realice será probablemente la de portavoz, aunque no sólo de Intel, sino de la industria en general . Estas serán por tanto las funciones de Grove . Pero quizá sean más importantes las de Barret . A partir del 20 de mayo, fecha en la que el consejo de administración de Intel aprobará el nombramiento, el presidente de Intel comenzará a ocuparse del proceso de fabricación, así como de los métodos de gestión y de la cultura de la compañía . Según el todavía CEO, Andrew Grove “Craig ha sido el arquitecto de las operaciones de Intel a lo largo de la última década” y “es la persona que hace que la máquina de Intel continúe funcionando” .

Grove se convirtió en presidente de Intel, compañía de la que fue fundador en 1968, en el año 1979, pasando a ser nombrado CEO en 1987 . Desde el año pasado ostenta de forma simultánea los cargos de CEO y consejero delegado . Este último puesto le fue otorgado cuando Gordon E . Moore pasó de ser consejero a consejero emérito . En cuanto a Craig Barret, se incorporó a Intel en el año 1974 . Diez años después fue designado vicepresidente y desde 1993 es el director de operaciones de Intel . Como decíamos anteriormente, desde el año pasado se encuentra al frente de la presidencia de la compañía .

Puede que este cambio en la presidencia no vaya a afectar demasiado a la estrategia de la compañía, pero teniendo en cuenta la importancia de Intel dentro del segmento de la industria informática, no es de extrañar que cualquier variación tanto en su cúpula como en su estrategia pueda acarrear importantes consecuencias . Esos efectos no sólo pueden afectar a sus competidores o a sus clientes, sino también a Wall Street . El propio Barret reconoce la trascendencia cuando afirma que “reconocemos que tenemos una posición importante en el mercado” . La compañía es consciente, según su presidente y CEO, de las grandes consecuencias de sus acciones y ente ellas ha querido destacar su relación con Microsoft . Barret afirma que cualquier cambio en la relación entre ambas compañías, es decir, tanto si se muestran más amistosas como menos, puede producir un impacto en la industria . En este sentido, hay que señalar que la política de Intel no se centra sólo en firmar acuerdos de asociación con compañías del tamaño de Microsoft, sino que también las mantiene con pequeñas empresas . De hecho, según Barret, Intel está buscando tecnologías muy llamativas que puedan fomentar nuevos usuarios y nuevos usos de sus procesadores .

Análisis de las consecuencias

Aunque en un principio estos cambios no parecen demasiado importantes en tanto en cuanto suponen una clara estrategia de continuidad, lo cierto es que la dirección de la compañía ha pasado a otras manos y, por tanto, es más que probable que se produzcan algunas variaciones . Craig Barret ya ha definido cuál va a ser la nueva estrategia de Intel y ha afirmado que, a partir de ahora, se guiará por la expresión “dividir y conquistar” . Con esas palabras Barret ha querido explicar que la estrategia de la compañía se centrará en la diversificación .

El vicepresidente del grupo de productos de consumo de Intel, Mike Aymar, ha sido más explícito . Parece ser que la política seguida por Intel durante los últimos años, consistente en lanzar al mercado procesadores con rendimientos muy elevados y con precios más elevados todavía, para luego, una vez que creciera la demanda, ir reduciendo los precios, va a ser eliminada . La opinión de Aymar sobre la estrategia seguida hasta hace bien poco por Intel es que se ha quedado anticuada y “no funciona para procesadores, ni para chipsets, ni para sistemas operativos . Necesitamos diseñar productos específicos para segmentos específicos” .

Las novedades

Aymar ha realizado un pequeño análisis sobre las futuras actuaciones de Intel en los diferentes sectores en los que cuenta con productos y en los que planea adentrarse .

En estaciones de trabajo, por ejemplo, Aymar ha anunciado que Intel creará un chipset especialmente diseñado para estaciones de trabajo gráficas que integrará Puerto de Gráficos Avanzado Pro ( AGP Pro ) . El chipset proporcionará los elevados niveles de energía que necesitan las tarjetas gráficas profesionales, puesto que enviará más recursos al módulo de gráficos . De las estaciones de trabajo también ha hablado Barret, quien ha venido a confirmar lo dicho por Aymar, puesto que considera el rendimiento de gráficos la piedra angular de los procesadores Intel y de los núcleos lógicos de los chip dirigidos a segmentos como el de las estaciones de trabajo . Con respecto a estos productos, el presidente y nuevo CEO ha adelantado otras tecnologías que su compañía incluirá en los diseños de estaciones de trabajo . Entre esas tecnologías figuran la capacidad de albergar mayores memorias principales, mayores y más rápidas cachés de nivel 2, buses más rápidos y multiproceso escalable .

Aymar también ha hablado de procesadores como el conocido como Katmai y fabricado con arquitectura de 32 bits . Con respecto a este chip anunció que tendría unas 70 nuevas instrucciones de coma flotante y que “hará por la coma flotante lo que MMX hizo por los gráficos” .

El nombre de la tecnología que incluirá este chip es SIMD, Instrucción Simple, Múltiples Datos, y permitirá a los procesadores trabajar en múltiples piezas de instrucciones de datos en paralelo . Intel ya está distribuyendo muestras entre los integradores de sistemas, aunque el procesador no será lanzado al mercado hasta 1999, según ha señalado el propio Aymar .

En el segmento de los portátiles, Aymar ha desmentido que en 1999 la velocidad del bus en los ordenadores portátiles vaya a ser de 100 MHz . Según este portavoz, el calendario establece de forma clara que la velocidad de los sistemas de bus en 1999 seguirá siendo de 66 MHz .

Otro de los campos que Intel quiere potenciar es el doméstico, por lo que a lo largo de este año presentará un total de tres set-top boxes .

Esos tres modelos son un Set-top PC que incorporará el procesador Celeron y podrá ser utilizado como un auténtico PC que, además, trabajará con la televisión . El segundo modelo de set-top box que Intel prevé lanzar al mercado es el Computador Mejorado Set-top, que incluirá un lector d

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios