| Artículos | 15 NOV 2005

El duelo por la conquista del doble núcleo

Tags: Histórico
Intel y AMD "luchan" por alzarse con la victoria
Bárbara Madariaga y Encarna González.
Por todos es conocido que una de las guerras más reñidas del sector de las Nuevas Tecnologías es la concerniente al mercado de procesadores. AMD e Intel llevan años intentando adelantarse el uno al otro en lo que a lanzamientos de producto se refiere (eso si sólo hablamos de las estrategias empresariales, ya que no hay que olvidar que ambas compañías han trasladado su particular batalla a los tribunales). Ahora, la batalla ha llegado al doble núcleo. ¿Quién ganará? El tiempo lo dirá.

Páginas y páginas se han escrito (y se escribirán) sobre la particular guerra que AMD e Intel están librando por alcanzar el trono del mercado de procesadores, y ya no sólo en lo que a lanzamiento de productos se refiere, ya que cabe recordar que en estos momentos Intel tiene una cita con la justicia después de que AMD interpusiera una denuncia por presuntas prácticas monopolistas.
Pero dejando de lado a los tribunales, ya que sería adentrarse en terrenos más que pantanosos, en estos momentos la principal batalla, tecnológicamente hablando, se está librando en el sector de procesadores de doble núcleo, mercado, por otro lado, que se presenta como uno de los grandes futuros de este sector.

Doble núcleo: el mercado a conquistar
Y adentrándonos ya en lo que a novedades se refiere, cabe señalar que, en el caso de Intel, los procesadores de doble núcleo fueron los protagonistas durante la celebración del Intel Development Forum (IDF), y ya en San Francisco pudimos asistir a la presentación en sociedad de los chips Xeon.
Pues bien, volviendo a España, estos procesadores de doble núcleo ya se encuentran en nuestro mercado. Según la multinacional estadounidense, “los nuevos procesadores ayudan a mejorar el rendimiento y el tiempo de respuesta de las aplicaciones multiproceso para servidores”.
Según previsiones de la multinacional estadounidense, los nuevos procesadores Xeon de doble núcleo tendrían que ayudar a mejorar en más de un 50 por ciento el rendimiento, en comparación con el que ofrecen los servidores actuales de 64 bit con doble procesador. Y es que, y si atendemos al calendario establecido por la firma que preside Paul Otellini, una de las principales novedades se verá a principios del año que viene, cuando Intel presente una nueva plataforma de servidores (con nombre en código Bensley), que incluirá un procesador Intel Xeon de doble núcleo (con nombre en código Dempsey), un chipset (con nombre en código Blackford), y tecnologías integradas para “ayudar a mejorar la gestión, la productividad de las tecnologías de la información y el rendimiento de los servidores en los centros de datos”.
La importancia de estos chips es máxima, y más si tenemos en cuenta las declaraciones de Antonio Albarrán, director de tecnología de Intel Iberia, quien asegura que “la disponibilidad de nuestros primeros procesadores de doble núcleo para servidores supone el inicio de la rápida transición prevista por Intel hacia plataformas de múltiples núcleos, proporcionando a los responsables de TI nuevas capacidades y tecnologías innovadoras que ayudarán al crecimiento y transformación de sus empresas”.
Si continuamos con esta misma compañía, cabe señalar que la tecnología de 65nanómetros (nm) también es protagonista en el desarrollo de un derivado de consumo ultra bajo de energía. Según la multinacional, éste permitirá la producción de procesadores que ofrecen un consumo de energía ultra bajo diseñados para plataformas móviles.

AMD no se quiere quedar atrás
Por su parte, AMD no se quiere quedar atrás, a pesar que desde algunos sectores se afirma que éste ha perdido la batalla contra Intel.
Si los Xeon son los procesadores estrella de la firma de Paul Otellini en lo que a doble núcleo se refiere, los Opteron son la marca de AMD.
Así, Intel ha anunciado recientemente tres nuevos modelos de esta misma familia, los cuales han sido diseñados, según fuentes de la compañía, con el objetivo de proporcionar “el máximo rendimiento del mundo para las estaciones de trabajo y los servidores x86 de una a ocho vías”.
Los modelos son: 880, para servidores de clase empresarial con 16 núcleos hasta ocho vías; el 280, para estaciones de trabajo y servidores con doble procesador de alto rendimiento; y el 180, diseñado para estaciones de trabajo y servidores de doble núcleo y procesador único.
Entre las principales características, cabe señalar el hecho de que funcionan con la misma energía e infraestructura de refrigeración que los procesadores de un solo núcleo. De esta manera, y según AMD, “es posible reducir el número de servidores necesarios para hacer el mismo trabajo, además de recortar los gastos de explotación”. Asimismo también incluye la tecnología PowerNow!, diseñada también para conseguir un mayor ahorro de costes.

El mundo del software quiere hablar
Pero no sólo es la hora de los procesadores multinúcleo para Intel y AMD, sino que el resto de la industria también está interesada en los progresos de esta tecnología. Tal es así que durante el primer día de la celebración del Fall Processor Forum, se mostraron hasta cinco diseños multinúcleo que están por llegar. Sin embargo, y según un ejecutivo de Microsoft, son pocos los desarrolladores de software los que están preparados para esta nueva era.
Y es que, una de las frases más célebres fue pronunciada por Herb Sutter, arquitecto de software en Microsoft, al asegurar que “vengo del mundo del software, y necesitamos hablar”. Con estas ocho palabras el arquitecto quiso dejar claro que el mundo del software tiene mucho que decir.
Tal es así que la propia comunidad de desarrollo de software reconoció que los fabricantes de procesadores se han visto forzados a acelerar el desarrollo de estos procesadores con más de un núcleo con el fin de poder resolver los problemas de calor generados por los chips cada vez más rápidos. Sin embargo, esta comunidad no está segura de que los diseñadores de hardware entiendan toda la carga de trabajo extra que han generado para la industria del software, según Sutter.
Durante mucho tiempo, el rendimiento del software en los PC ha ido mejorando al ritmo en el que Intel y AMD anunciaban procesadores más rápidos. Los desarrolladores simplemente tenían que introducir pequeñas modificaciones en los programas existentes y ver cómo mejoraba el rendimiento de sus aplicaciones en función de las optimizaciones introducidas en el hardware.
Sin embargo, los diseños multinúcleo están obligando a los programas clientes a conjugar la concurrencia, la capacidad de romper un simple hecho en múltiples partes que puedan ser procesadas de manera independiente para volver a unirlas posteriormente, según las explicaciones de Microsoft.
Aquellos desarrolladores que tengan experiencia en las aplicaciones servidor ya tiene claro cómo solucionar estos problemas. Sin embargo, los que se orientan al mundo PC deben cambiar ahora su mentalidad y su forma de desarrollar software. Es decir, se añaden complejidades como conjugar diversos lenguajes de programación o un nuevo nivel de abstracción.
Microsoft, por ejemplo, está trabajando ya en resolver estos asuntos con un grupo de desarroll

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios