| Artículos | 15 OCT 2004

Discos duros SATA

Tags: Histórico
Nuevo estándar, nuevas posibilidades
Miguel A. Gómez.
Pese a que muchos usuarios puedan pensar lo contrario, las unidades de discos duros evolucionan en pos de ofrecer los mejores resultados. Posiblemente no sea un cambio tan espectacular o tan rápido como el de la velocidad de los procesadores, pero todos sabemos que sin un disco duro que responda a nuestras exigencias cuando trabajamos con un PC, difícilmente obtendríamos los resultados apetecidos. Ésta es la razón por la que nos detenemos en este Tema de Portada en el “patito feo” de la configuración de un PC, el disco duro, al que queremos otorgarle el protagonismo que se merece.

En las próximas páginas, les ofrecemos una completa información sobre el nuevo estándar del mercado de los discos duros, Serial ATA, pero hemos querido en estas primeras líneas pulsar las opiniones de algunos fabricantes de este mercado, con la idea de que nos muestren no sólo las posibilidades de negocio de esta evolución, sino que nos indiquen en qué línea parece que se mueve el mercado.

La posición del nuevo estándar
Desde su recientemente estrenada posición, David Monzón Fernández-Tejeda, director de ventas de cuentas de la división de almacenamiento de Samsung, nos explica que las necesidades de mayor capacidad de almacenamiento “implican una necesaria mejora de velocidad y transmisión de datos. Hasta ahora, el lastre de la implantación de discos con tecnología SATA venía dado por el elevado coste, tanto en los discos como en las placas. Ahora, prácticamente todas las placas incorporan conexiones SATA a un coste menor y el precio de los discos a disminuido considerablemente, haciendo mucho más atractiva esta tecnología”.
Por su parte, Daniel Mauerhofer, director de relaciones públicas para EMEA de Western Digital, nos comenta que la entrada de este estándar en su gama “supone el inicio de una nueva era en el almacenamiento empresarial. Por primera vez existe una alternativa atractiva a la tecnología Parallel SCSI, Serial ATA. Sin perder nada de fiabilidad ni rendimiento que habían hecho de SCSI una tecnología de éxito para empresas durante años, ofrece al fabricante, al integrador de sistemas y a las empresas un coste menor, a la vez que le marcan la trayectoria para alcanzar las grandes velocidades del futuro. Serial ATA es una tecnología punto-a-punto con cableado simple”.
“Es el inicio del desarrollo de una interfaz escalable”, continúa, “que ofrece años de progresión para permitir mantener la siempre creciente demanda de espacio de almacenamiento en las empresas, sin las limitaciones técnicas y económicas que encuentra la tecnología SCSI”.

¿Un poco más de protagonismo?
Olvidado por muchos usuarios, el disco duro no es, en muchos casos, nada más que una línea en el listado de características, sin que su vital importancia sea tenida en cuenta. Pero las palabras de Mauerhofer muestran cierto optimismo al indicar que cada vez “son más los usuarios que conocen la importancia del disco duro de su PC. Tal vez sea un elemento poco visible, y por este motivo había quedado relegado a un segundo plano hasta hace poco, pero si el disco duro falla, todo falla: es el centro del sistema. Contiene toda la información vital tanto para el PC como para las empresas. Cada vez más usuarios son conscientes de la importancia de tener un buen disco duro, interno o externo, en su ordenador”.
Para Monzón, “de nuevo es la necesidad de incrementar la capacidad de almacenamiento de los equipos lo que hace que este dispositivo, que es fundamental para el funcionamiento de la máquina, cobre cada día mayor relevancia, y los usuarios concedan mayor atención a las prestaciones de sus discos duros. La aparición de formatos de música de mayor calidad, la televisión digital terrestre y la de alta definición, o la descarga de música y vídeo a través de Internet, hacen que los documentos y archivos contengan cada vez mayor cantidad de información, y pesen más. En el ámbito profesional, la ampliación de las redes de trabajo, la globalización y la necesidad de compartir dicha información contribuye a una mayor demanda de almacenamiento y una mayor velocidad de acceso”.

¿Qué se busca en un disco duro?
A la hora de adquirir un disco duro, los usuarios buscan, tal y como nos explican desde Samsung, “la capacidad de almacenamiento, la velocidad de rotación y la tecnología que incorporan, que les concede mayor o menor velocidad y fiabilidad a la hora de acceder a sus datos”.
Desde el punto de vista de Wes­tern Digital, “el comprador de discos duros valora la adecuación del dispositivo a sus necesidades, en aspectos tales como velocidad, ruido, capacidad, fiabilidad, escalabilidad en el caso de Serial ATA, si desea que sea un disco interno o externo, facilidad para hacer copias de seguridad de forma automática, diseño en el caso de los discos duros externos, confianza en la marca, garantía, servicios de valor añadido como soporte técnico, compatibilidad con sus sistemas, o relación calidad-precio, por ejemplo. Es decir, hay tantas decisiones y aspectos a considerar como necesidades tiene el usuario”.

Variedad, una palabra que define este mercado
La realidad de este mercado en el momento actual está marcada por la variedad. En palabras de Daniel Mauerhofer, “existe una oferta muy variada para responder a las necesidades del mercado actual. Los discos duros Parallel ATA para reemplazar a los de PC existentes siguen estando vigentes. A ellos se suman los discos duros Serial ATA, que permiten la creación de RAID para mejorar el rendimiento y la fiabilidad de los equipos. Dentro de ellos, existen discos duros de diversas velocidades o distintas capacidades, en función de las necesidades que se quieran cu­brir. Asi­mismo, existe la diferenciación entre discos duros internos o externos”.
Para David Monzón, “en el mercado del PC de sobremesa el aumento de la capacidad ha sido una constante en los últimos años que ha caminado pareja al incremento en la velocidad de acceso y a la reducción de costes. El incremento de la capacidad de almacenamiento ha venido dictada, como comentamos anteriormente, por la necesidad de almacenar más información y de mayor calidad, a lo que además se ha unido la mayor necesidad de memoria de los sistemas operativos, las aplicaciones profesionales, y, a nivel doméstico, de los videojuegos y aplicaciones domésticas. Se calcula que entre el 10 y el 20 por ciento de la fabricación de discos duros de 3,5 pulgadas se orienta hacia el mercado no PC”.
“En cuanto al mercado de los ordenadores portátiles”, continúa, “estos están experimentando un crecimiento espectacular, lo que contribuye a que las tendencias que se producen en el mercado de PC se reflejen también en el mercado de los portátiles. Este incremento del mercado produce un efecto dinamizador sobre la evolución tecnológica que hace que las tendencias sigan el mismo camino que los de discos duros del mercado de sobremesa”.

Mirando al futuro
No queríamos terminar este reportaje sin hablar un poco de lo que está por llegar. Por este motivo, preguntamos a nuestros interlocutores qué podíamos esperar en un futuro cercano de este mercado. Tal y como nos explicaba Daniel Mauerhofer, “el disco duro es cada vez más rápido, tiene mayor capacidad, disipa mejor el calor y produce
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios