| Artículos | 01 MAY 1997

Aumento de redes y suscriptores, futuro del mercado RDSI

Tags: Histórico
El retraso en su implantación, posible causa de su escaso desarrollo

El sistema RDSI (Red Digital de Servicios Integrados), en inglés ISDN (Integrated Services Digital Networks), ya ha logrado tener implantación en la gran mayoría de los países europeos, aunque con un retraso que, según la consultora Frost & Sullivan, puede provocar que diferentes tecnologías se instalen en segmentos que constituían un mercado potencial para su expansión y desarrollo. De todas formas, esta consultora abre una puerta al optimismo al afirmar que la RDSI de banda ancha, posiblemente basada en estándares ATM, constituirá un avance en la compatibilidad, lo que le ofrecerá una segunda oportunidad.

Los esfuerzos de la Comisión Europea por liberalizar el mercado europeo de las telecomunicaciones han provocado la aparición de nuevos jugadores en este sector que han forzado a los existentes ha cambiar su estrategia, con los beneficios que esta situación ha traido para el desarrollo del sistema RDSI y para la mejora de las comuniaciones internas de los diferentes miembros de la Unión Europea.

Pero el futuro parece una realidad cercana. Según Mitul Mehta, responsable de investigación en el sector de las Tecnologías de la Información en Frost & Sullivan, "la expansión en cuanto a cobertura y suscripciones traerá consigo el hecho de que la ISDN (RDSI) se convertirá en estándar para muchos tipos de nuevas terminales y para llevar nuevos tipos de servicios de telecomunicaciones".

El desarrollo a corto, medio y largo plazo de la RDSI depende, principalmente, de tres factores independientes pero interconectados: el aumento de redes y suscriptores, el desarrollo en el uso de terminales y adaptadores conectados a estas redes, y una nueva serie de servicios digitales que ofrecen una mejora en la funcionalidad con respecto a los analógicos.

La introducción de nuevos tipos de productos, así como la fundación de un nuevo tipo de red digital, serán las bases sobre las que se desarrollarán nuevos servicios que provocarán a su vez el aumento de la base de RDSI de 6 millones en 1996 a 20 millones coincidiendo con el cambio de milenio. El mercado europeo de equipos RDSI, que estaba valorado en 1996 en 1.426, 25 millones de dólares, alcanzará, según las previsiones, los 2.559 millones en el año 2000. Por su parte, el mercado de terminales RDSI pasará de los 786,5 millones de 1996, a los 1.395,5 millones previstos para el comienzo del nuevo siglo. Por último, el segmento de los adaptadores podría aumentar, según los analistas, de 269,5 millones a 465,25 millones en los últimos años del siglo XX.

La falta de promoción y dirección por parte de algunas administraciones de telecomunicaciones contrasta con el desarrollo que podrán encontrar este tipo de servicios con el inicio de la liberalización del mercado de las telecomunicaciones y la aparición de los nuevos operadores, así como la potenciación de la RDSI antes de la definitiva puesta en escena de la RDSI de banda ancha.

De forma paralela, algunos desarrollos tecnológicos externos, como el crecimiento de Internet serán un nuevo motor en la expansión de la RDSI.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios