TIC
Seguros
Hiscox

Seguros de responsabilidad civil: claves para reducir los riesgos de los profesionales TIC

La digitalización acelerada de los últimos años ha provocado un aumento de los riesgos relacionados con la tecnología que asumen empresas y profesionales.

contrato

La transformación digital que están experimentado las organizaciones de todo el mundo ha generado la aparición de nuevos riesgos vinculados a la utilización de las nuevas tecnologías. Es más, desde que la pandemia apareciera en nuestras vidas, los riesgos han crecido exponencialmente ya que la digitalización implica que cada vez más procesos y servicios se realicen desde plataformas tecnológicas. Esto ha obligado a las empresas a disponer de la mejor protección a través de una cobertura adaptada a la evolución del sector y confeccionada con la mente puesta en todas las necesidades que pueda presentar una organización, sin importar su tamaño.

Pero ¿cuáles son los riesgos a los que se enfrentan las compañías y profesionales TIC en plena era digital? Según Nerea de la Fuente, directora de Suscripción de Hiscox, los riesgos “son muchos y muy variados”. Algunos de los más destacados y que pueden suponer pérdidas monetarias por posibles demandas de terceros son la caída de servidores por un error humano, que pueden provocar grandes daños a las empresas a las que se presta servicio, ya que habitualmente tienen alojados en estos servidores datos importantes. También destacan los virus que accidentalmente un desarrollador puede transmitir a su cliente y que provocan la paralización de la actividad propia y de terceros, la pérdida de documentos propios o de clientes, con los consecuentes problemas de confidencialidad y reputación que esto conlleva, la infracción involuntaria en uno de los términos del contrato, los daños propios o causados a los clientes por la acción mal intencionada de uno de los empleados o la infracción de los derechos de propiedad intelectual o industrial.

 

 

"Cada vez son más los profesionales que admiten la necesidad de transferir el riesgo que asumen, sobre todo en el caso de los profesionales tecnológicos"

 

 

Cuestión de conciencia

La falta de concienciación en esta materia es, según De la Fuente, el principal problema que deben superar las empresas. “Las pólizas de responsabilidad civil profesional siempre se han asociado a profesionales como médicos o arquitectos, y fuera de esos sectores son pocos los perfiles conscientes de la importancia de contar con un respaldo, como el que ofrece el seguro de RC TIC, que actúa en caso de que alguna acción en el desarrollo de su labor derive en una demanda por provocar daños a terceros”. 

No obstante, apunta la directora de Suscripción de Hiscox, “esta tendencia, poco a poco, ha comenzado a revertirse y cada vez son más los profesionales que admiten la necesidad de transferir el riesgo que asumen, sobre todo en el caso de los profesionales tecnológicos, que cada vez tienen que hacer frente a una mayor cantidad de peligros, la mayoría de ellos relativamente recientes y ante los que no siempre se sabe cómo actuar”.  

Los casos en los que se puede dar la necesidad de un seguro de estas características son infinitos. Imaginemos un consultor TIC que ha desarrollado un software para gestionar las nóminas de los empleados de una empresa. Tras tres años, la compañía se percata de que habían estado pagando de más a sus empleados porque el software redondeaba las cifras de los salarios al alza. Llevaban 36 meses pagando de más a 500 empleados por lo que demandaron al consultor TIC por un error en el software entregado. En este caso, un seguro de RC Profesional TIC cubriría los gastos de defensa y la indemnización debida.

 

"Una reclamación de terceros ante este tipo de problemas puede derivar en pérdidas económicas, crisis de reputación profesional, altos costes legales de defensa o la interrupción del negocio asociado” 

 

Seguro de Responsabilidad Civil de Hiscox

Con más de 100 años de experiencia y 20 asegurando a profesionales del sector de la tecnología, Hiscox es una de las aseguradoras del mercado que ofrece este tipo de protección a empresas y profesionales. Su Seguro de Responsabilidad Civil está destinado a proteger a los profesionales tecnológicos en caso de que un tercero les demande en el desarrollo de su actividad profesional. “En el contexto actual, ha crecido exponencialmente el riesgo de sufrir pérdidas de datos, fallos en los sistemas o incumplimiento contractual, entre otros riesgos. Una reclamación de terceros ante este tipo de problemas puede derivar en pérdidas económicas, crisis de reputación profesional, altos costes legales de defensa o incluso la interrupción del negocio asociado”, explica De la Fuente. 

Por ello, el seguro está dirigido a cualquier profesional del sector tecnológico cuya actividad pueda causar perjuicio a un tercero. Esto puede ocurrirle a un profesional autónomo, a una gran compañía o a una empresa proveedora de servicios tecnológicos, entre otros. Es decir, los perfiles son muy variados ya que es una póliza adaptable. 

Por esta razón, el precio de la prima también es muy flexible y dependerá mucho del tamaño de la empresa, del tipo de riesgos que asume, etc. Para conocer un precio estimado, la compañía cuenta con un tarificador web para que cada profesional pueda calcular su presupuesto aproximado. 

Entre las principales coberturas de la póliza RC TIC de Hiscox, destacan: 

 

  • Errores profesionales como acciones u omisiones que generen un perjuicio a un cliente

  • Reclamaciones de clientes por haber cometido una infracción involuntaria en uno de los términos del contrato. 

  • Daños propios o causados a los clientes por la acción mal intencionada de uno de los empleados

  • Infracción de los derechos de propiedad intelectual o industrial

  • Gastos de defensa por fallos o interrupción en el servicio por un proveedor de servicios de Internet que puedan provocar daños en un cliente

  • Pérdida de documentos propios o de clientes

  • Errores cometidos antes de la contratación de la póliza


En definitiva, la vorágine digital en la que se mueven en la actualidad los negocios hace necesaria la contratación de este tipo de seguros. ¿El objetivo? Hacer frente a los daños personales, materiales y consecuenciales que, de forma involuntaria, un profesional o empresa haya podido ocasionar a sus clientes y a los perjuicios derivados.

 

 

Este contenido ha sido elaborado con la colaboración de Hiscox

 



Contenido Patrocinado

Webinar ondemand

Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

Teletrabajo tendencias España TENDENCIAS