ACTUALIDAD | Noticias | 18 FEB 2020

Schneider Electric se posiciona como un proveedor tecnológico de peso para edificios inteligentes

La compañía francesa absorbe a RIB Software, empresa alemana dedicada al desarrollo de soluciones relacionadas con el ámbito de la construcción, por 1.400 millones de euros.
acuerdo compra
Redacción

Posicionarse como un proveedor tecnológico de peso para edificios inteligentes en un mundo digital y eléctrico es el objetivo que persigue la compañía francesa Schneider Electric con la compra de RIB Software, empresa alemana dedicada al desarrollo de soluciones relacionadas con el ámbito de la construcción (para planificación, cálculo de costes, supervisión de obra en tiempo real...) y cuyo origen se remonta a 1961.

La oferta pública de adquisición, anunciada recientemente por la propia Schenider y respaldada ya por el consejo de administración de RIB, asciende a 1.400 millones de euros (29 euros por acción en efectivo). Se espera que la operación se finalice a lo largo del segundo trimestre de 2020, una vez obtenga las aprobaciones regulatorias pertinentes.

En la actualidad, la mitad del negocio de Schneider Electric proviene del ámbito de los edificios y centros de datos. Desde la compañía defienden que al integrar la oferta de RIB en sus soluciones mejorará la línea EcoStruxure que tiene Schneider Electric y que se dedica al software, los servicios digitales, las aplicaciones y el análisis. En la actualidad, dentro de su negocio de automatización industrial, Aveva es la única oferta que tiene la compañía francesa en todo el ciclo de vida digital para las industrias híbridas de procesos.

RIB y Schneider Electric se dirigen a un ecosistema similar de socios y clientes en el mercado de la construcción, aunque con este movimiento la primera abre a la segunda una potente red de ventas internacionales. "RIB ofrece herramientas superiores para facilitar la colaboración interdisciplinaria y cada vez más fluida en el proceso de construcción, que se combinará con nuestro software de operación en tiempo real. Aporta nuevas funciones y una nueva cobertura de segmentos a nuestra cartera de software y complementa lo que hemos iniciado en el campo industrial con Aveva con capacidades similares en el segmento de la construcción", en palabras de Jean-Pascal Tricoire, presidente y CEO de Schneider Electric. 

Tras la compra, el actual presidente y director general de RIB, Tom Wolf, y el director financiero de la compañía, Michael Sauer, seguirán desempeñando sus funciones hasta que finalicen sus actuales contratos en 2022. Ambos mantendrán una participación combinada del 9% en la compañía.

Con unos 2.700 empleados, RIB atiende a más de 100.000 clientes y tiene 500.000 usuarios. Los ingresos de la compañía superan los 214 millones de euros. En España, RIB tiene presencia con una filial de 30 empleados que está dirigida por el ejecutivo Gabriel Cerrada, exdirector general de Dell en nuestro país. Su solución Presto, aplicación para gestión de tiempos y costes orientada a BIM, es ampliamente conocida en países de habla hispana.

Por su parte, Schneider tiene presencia en más de 100 países, España entre ellos, donde tiene unos 3.000 empleados. La compañía se centra en la  gestión de energía (media tensión, baja tensión y energía en entornos críticos) y en sistemas de automatización.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios