ACTUALIDAD | Noticias | 21 ABR 2020

SAP se despide de la bicefalia

Tras la marcha de Jennifer Morgan de la compañía el próximo 30 de abril, Christian Klein liderará el gigante del software en solitario.
Christian Klein, CEO de SAP
Christian Klein, CEO de SAP.
Redacción

Christian Klein será a partir del próximo 30 de abril el único CEO de SAP. Así lo ha anunciado la compañía en un comunicado en el que desvela la marcha de Jennifer Morgan del grupo. Klein y Morgan compartían el puesto de CEO del gigante tecnológico desde octubre de 2019, cuando Bill McDermott, entonces CEO de la compañía, abandonó la misma para liderar ServiceNow.

Desde SAP desvelan que la salida de Morgan está pactada desde hace un tiempo. “Ahora más que nunca, la situación requiere que las empresas tomen medidas rápidas y decididas que se apoyen en una estructura de liderazgo muy clara. Por lo tanto, la decisión de pasar de un modelo de coCEO a un modelo de CEO único se tomó antes de lo previsto para asegurar una dirección fuerte e inequívoca en tiempos de una crisis sin precedentes”, explican en un comunicado.

 En el citado escrito, Hasso Plattner, presidente de la junta de supervisión de SAP, expone que “esta transición llega en un momento de gran incertidumbre en el mundo”, aunque asegura tener “plena fe en la visión y las capacidades de Christian para llevar a SAP hacia un crecimiento rentable y continuo, hacia la innovación y el éxito de los clientes”.

“Con un cambio como el actual, sin precedentes en el mundo, ha quedado claro que es el momento adecuado para que la compañía haga la transición a un único CEO que lidere el negocio”, indica la propia Morgan, a quien Plattner y Klein agradecen su labor durante estos años.

Morgan aterrizó en SAP en 2004. En la compañía ha desempeñado puestos como presidenta de Cloud Business Group y ha supervisado Qualtrics, SAP SuccessFactors, SAP Ariba, SAP Fieldglass, SAP Customer Experience y SAP Concur. Fue nombrada miembro de la junta directiva de la compañía en 2017.

 

Últimos resultados e impacto de la COVID-19

Además de la marcha de Morgan, SAP ha hecho públicos los resultados del primer trimestre de su actual ejercicio, en el que ha aumentado su facturación un 7%, llegando a los 6.521 millones de euros. El beneficio operativo ha ascendido hasta los 1.210 millones de euros (136 millones de euros menos un año antes) y el beneficio neto atribuido ha sido de 814 millones de euros, frente a la pérdida de 114 millones de euros un año antes por gastos de reestructuración.

Según Klein, en esta crisis provocada por la pandemia, SAP se ha visto beneficiada de “la resistencia inherente” de su modelo de negocio y de la “relevancia sostenible” de su cartera. “Nuestro énfasis en el aumento de nuestra base de ingresos más predecibles y la diversidad geográfica y sectorial de nuestro negocio nos ha posicionado fuertemente para capear el período que se avecina y emerger más fuertes en la nueva normalidad que vendrá”, apunta.

En todo caso, el directivo apunta que para asegurar la flexibilidad financiera de la compañía, SAP contratá a menos empleados, rebajará algunos gastos a corto plazo, reducirá los viajes de negocio y celebrará eventos de forma virtual.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios