ACTUALIDAD | Noticias | 17 DIC 2012

Los expertos dudan del fin de Windows XP

El próximo 8 de abril de 2014 Microsoft lanzará la última actualización de Windows XP, el que será su sistema operativo más longevo. Pues bien, algunos expertos dudan sobre el fin de Windows XP. Cuestiones de seguridad o de negocio son los motivos que llevan a los analistas a dudar sobre la conveniencia de poner fin a XP.
Windows XP
Bárbara Madariaga

El 8 de abril de 2014 Microsoft lanzará la última actualización de seguridad para Windows XP, poniendo, de esta manera, el punto final al soporte para Windows XP. Un hecho que, para muchos expertos, va a plantear problemas, con lo que dudan si finalmente Microsoft dejará de dar soporte a uno de sus sistemas operativos estrella.

¿Qué supone que se deje de lanzar actualizaciones para Windows XP? Pues que, aunque Windows XP seguirá funcionando en los PC que lo tengan instalado, éstos serán vulnerables a ataques y agujeros de seguridad que sean descubiertos después del 8 de abril de 2014.

Lo cierto es que, en la actualidad, Windows XP está instalado en casi el 30 por ciento de los PC a nivel mundial (concretamente en el 27,64 por ciento), en el 26,28 por ciento en el caso de España. Michael Silver, analista de Gartner,  afirma que entre el 10 y el 15 por ciento de los PC de uso empresarial tendrán instalado Windows XP después de abril de 2014.

Ante estos datos, algunos expertos creen que dejar de dar soporte a un sistema operativo con una amplia base instalada, como es el caso de Windows XP, generaría problemas. Éste es el caso de Michael Cherry, analista de Directions on Microsoft, quien esboza este escenario. “¿Qué pasaría si un problema de seguridad en Windows XP de repente causara un problema masivo en Internet, como un problema de denegación de servicio masivo? Esto podría convertirse en una crisis tecnológica a nivel mundial. En este escenario creo que Microsoft tendría que hacer lo correcto y emitir una solución”.

Pero no todo el mundo está de acuerdo. John Pescatore, analista de Gartner, cree que lo que tiene que hacer Microsoft es “trazar una línea en la arena”. Y es que, en su opinión, Microsoft “ha apoyado más a XP que a cualquier otro sistema operativo” con lo que es el momento de que llegue el fin de Windows XP.

Es más, para Pescatore, el único escenario posible por el que Microsoft debería de extender la vida de Windows XP es si esto tuviera alguna implicación de negocio. Así, y en su opinión, Microsoft podría plantearse continuar con Windows XP como una forma de mantener a los clientes que todavía utilizan el sistema operativo, en vez de arriesgarse a perder cuota de mercado.

A pesar de estas consideraciones, a priori parece que la intención de Microsoft es mantener la fecha de la última actualización. Es más, desde Microsoft se anima a todos aquellos que todavía dispongan de Windows XP como sistema operativo a migrar “lo antes posible”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios