ACTUALIDAD | Noticias | 25 OCT 2019

La prolongada escasez de procesadores de Intel amortigua un trimestre récord

Tags: Procesador
A pesar de las ventas, el fabricante cuenta con algunos problemas para satisfacer la demanda de procesadores de “valor” del mercado bajo de PC.
Bob Swan, CEO de Intel
Redacción

Intel podría haber registrado ingresos récord en el tercer trimestre del año, sin embargo, los ejecutivos se disculpan por ello manifestando que lo podían haber hecho aún mejor. El pasado mes de enero la compañía había prometido que resolvería sus problemas de fabricación, algo que impedía a Intel satisfacer la demanda de procesadores.

Su presidente ejecutivo, Bob Swan, explicó recientemente que la demanda de PC continúa superando su propio suministro y continuará haciéndolo todo 2019, por lo que Intel habrá invertido lo suficiente como para añadir un 25% más a su capacidad de fabricación. “Nuestra intención no es ser una limitación para el crecimiento de nuestros clientes", aseguró.

Desde el punto de vista económico-financiero, todo anda aparentemente muy bien. Intel arrojó un beneficio de 6.000 millones de dólares —5.935 millones de euros— con unos ingresos de 19.200 millones de dólares —17.265 millones de euros—. Sin embargo, los problemas de fabricación de Intel dominaron su relación con los analistas. El máximo responsable comentó que la compañía cuenta con algunos problemas para satisfacer la demanda de procesadores de “valor” del mercado bajo de PC, el mismo día que desveló “Tremont”, un chip Atom para el nivel más bajo del mercado de PC.

Con todo ello, Swan señaló que Intel había previsto que el negocio de los microprocesadores crecerá un 20% en los últimos tres años, pero ha crecido más y la compañía "no había anticipado ese tipo de crecimiento explosivo hace tres años". Para solucionarlo, invertirá más en gastos de capital, lo suficiente como para aumentar el próximo año la capacidad en un 25%. Swan admitió que eso podría terminar siendo una inversión excesiva, pero le daría a Intel más inventario para tranquilizar a los clientes.

Así pues, Intel va a comenzar a competir una vez más por el "valor" final del mercado de PC. Sin embargo, durante el cuarto trimestre tendrá que limitar el crecimiento de los clientes, "que es absolutamente donde no queremos estar". Swan avanzó que ese dinero se gastará para aumentar tanto la fabricación de chips de 14nm como los de 10nm, con miras a pasar al siguiente, el de 7nm, en dos años. Ese chip, un GPU para el centro de datos, se lanzará alrededor del cuarto trimestre de 2021.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios