ACTUALIDAD | Noticias | 03 JUL 2019

Ingram Micro celebra la segunda edición de su Digital Summit en Madrid

Bajo el título de ‘Digital Acceleration’, el mayorista demuestra que la transformación digital ya es una realidad.
alberto-pascual-digital-summit-2019
Redacción

La transformación digital ya es una realidad. Un hecho que Ingram Micro ha inculcado a los partners presentes en la segunda edición de su Digital Summit celebrado esta mañana en Madrid.

De hecho, el lugar escogido para el evento (el Espacio Cómo), “transmite el mensaje de la transformación que ya hemos pasado y estamos pasando, y a todas nuestras empresas nos toca liderar y afrontar el reto de conseguir esa transformación digital, o cuarta revolución digital”, ha explicado Chelo García, product manager de Cisco & NetApp en Ingram Micro. No en vano, como ha insistido dicha ejecutiva en la presentación del evento, “las tecnologías ayudan a cambiar el trabajo, pero también la vida de las personas, nuestra forma de vida. Son los mensajes que queremos transmitir, con herramientas llamadas a transformar la vida y la manera de trabajar de las personas”.

El maestro de ceremonias del evento ha sido Alberto Pascual, director ejecutivo de Ingram Micro, quien ha destacado en su introducción que “todo pasa, todo sucede muy deprisa. Las tecnologías alcanzan cada vez mayor desarrollo en menor tiempo. Algo que no había pasado nunca en la historia.  Y gracias a ella estamos alcanzando sueños hasta ahora inalcanzables”.

Y es que es una evidencia: la transformación digital ha cambiado nuestra manera de vivir y de trabajar, y ahora las empresas buscan una nueva competitividad en los mercados. De ahí que estén experimentando una transformación basada en estos ocho impactos:

· Impacto en el entorno corporativo, con nuevos entrantes y una orientación hacia el superconsumidor que se ha ido moldeando en los últimos tiempos, con características definidas gracias a la tecnología.

· Impacto en las metodologías de trabajo para generar ideas nuevas, dar solución a las necesidades reales de los usuarios, hacer los procesos más eficientes y reducir el riesgo asociado al lanzamiento de cualquier proyecto innovador. “Y todo ello con la agilidad como manera de trabajar”, ha precisado Alberto Pascual.

· Impacto en modelos de negocio, pues resuelven un problema y generan una necesidad; ventas online con descuentos importantes y corto plazo de decisión; intermediación que cambia, como es el caso de los compradores; agregadores de contenidos; relacionan oferta con demanda; generación de leads; modelos en suscripción.

· Impacto en los modelos de relación con el cliente, con puntos de contacto digitales. “Y tenemos que ser capaces de ser tan buenos en la atención de unos como de otros”, ha añadido el director ejecutivo de Ingram Micro.

· Impacto en el conocimiento del cliente con herramientas que permiten conocerlo casi como él mismo y darle lo que necesita realmente”.

· Impacto en las necesidades del cliente.

· Impacto en organización y cultura, con nuevos perfiles digitales que surgen ahora relacionados con la tecnología, “y a los que tiene que dar respuesta el sistema educativo actual”, ha incidido Alberto Pascual.

· Hacia la innovación permanente.

¿Cómo abordar la transformación? “Dentro de Aceleración Digital (iniciativa puesta en marcha por Ingram Micro) queremos que un grupo selecto de partners dentro del área de Valor tenga la capacitación para poner en marcha aquella transformación. Los clientes necesitan orientación, tecnología, y es ahí donde los partners han de tener en cuenta aquellas ocho áreas para dar respuesta tecnológica a aquellas necesidades. Aceleración Digital pretende apoyar a los partners para ser transformador que quieren o necesitan los clientes”.

Cómo monetizar la transformación digital

Ese fue el propósito de la ponencia realizada por Francisco Torres-Brizuela, director de Canal y Alianzas de NetApp Iberia. “La transformación digital es como el viento. No se ve, pero sentimos sus efectos. Y es así. Nos está pasando por todos los lados, estamos generando elementos que tienen que ver con los negocios, pero muchas veces no lo vemos. ¿Dónde está el negocio? Tenemos que adaptarnos y usar la transformación digital para generar negocio”, ha incidido en el comienzo de su exposición.

Según IDC, existe un gran porcentaje de empresas (34%) que aún no han puesto en marcha un proceso de transformación digital serio por cualesquiera razones; y apenas el 11% está ya inmerso en un proceso maduro de transformación digital, “que son los que están más capacitados para responder a las necesidades de los clientes o para conseguir lo que su empresa les exige”, ha recalcado Torres-Brizuela.

“La realidad está en los datos, lo que importa son los datos y su gestión. Si se pierden, la empresa cierra. Los datos han de ser la prioridad número uno del negocio y su calidad es lo prioritario para la empresa; y se consideran un activo más, quizás el más importante de la empresa”, ha puntualizado ante los presentes en el Digital Summit de Ingram Micro.

¿Estamos listos para trabajar con esta transformación digital? “Yo creo que de momento no. Estamos en esa fase, y tenemos que ponernos a trabajar en esta fase”, ha precisado dicho ejecutivo. En su opinión, es preciso hablar con los clientes, convencerles de las necesidad de su transformación digital. “Y han de empezar ya con ella”, ha precisado; calcular con cuidado las inversiones que se realizan; realizar las migraciones poco a poco, no de golpe, con un plan que prepare el futuro para el cliente; escoger el momento adecuado para subirse a la ola de la transformación digital; y en caso de dudas, como ha afirmado entre risas, llamar al técnico, en este caso a NetApp. “Nos mojamos con vosotros, puesto que nuestra venta es 100% Canal”.

La innovación como habilitador

“Cuanto antes empecemos el camino de recopilación de datos, antes sabremos para qué los necesitamos”, ha destacado Antonio Conde, director de Innovación y Transformación Digital de Cisco España”, quien puso el ejemplo de BBVA. “Ya sabéis que no hay vertical más reacio a la transformación que es la banca, y sin embargo es la que lidera la transformación digital en todo el mundo. A toda transformación digital les llega su disruptor, y hay que estar preparado porque se está innovando de manera continua. Y cada vez es más rápida, se innova cada vez a más velocidad. Por eso Cisco apuesta por la coinnovación o innovación abierta. Todo lo que existe a nuestro alrededor influye en el mercado. Además, cada vez es más barato innovar y cada vez se pueden hacer más cosas con menos dinero”, ha apostillado al respecto.

En su opinión existen tres modelos de negocio digital a las que puede optar el cliente:

· Plataformas de Valor, donde el Valor es la propia plataforma en sí, no lo que hay detrás, sin materia prima.

· Agregación para conseguir un menor coste para poder competir en un nivel en precio con competidores emergentes.

· Experiencia del servicio que se ofrece.

“Y para que todo esto ocurra hacen falta capacidades que el cliente no tiene, y ahí es donde el partner tiene su papel para acompañar al cliente en su transformación. La oportunidad existe y es muy atractiva. Y es preciso empezar a caminar ya, e incluso a correr en algunos casos. A modo de ejemplo, Cisco ofrece su programa Digitaliza, que sólo está disponible en 17 países, y que permite invertir o coinvertir en proyectos específicos para la transformación digital de la empresa. Un programa absolutamente flexible que abarca en una serie de verticales que, en ese momento, tienen dotación presupuestaria (infraestructuras críticas, territorios inteligentes, industria 4.0) y que se llevan el 85% del presupuesto; el 15% restante va para Digital Jobs and Innovation, y permite a los partners ponerse a velocidad de crucero en la transformación digital”.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios