ACTUALIDAD | Noticias | 29 OCT 2018

IBM adquiere Red Hat por 34.000 millones de dólares

Tras el cierre de la operación, previsto para la segunda mitad de 2019, Red Hat se unirá al equipo de Hybrid Cloud de IBM como una unidad distinta.
Ginni Rometty, presidenta y directora ejecutiva de IBM, y Jim Whitehurst, presidente y CEO de Red Hat.
Ginni Rometty, presidenta y directora ejecutiva de IBM, y Jim Whitehurst, presidente y CEO de Red Hat.
Redacción

IBM quiere jugar fuerte en el mundo de cloud híbrida. Lleva, de hecho, años virando su negocio hacia la nube y ha visto una oportunidad clara para acelerar este paso en el gigante del software de código abierto Red Hat, al que comprará todas las acciones ordinarias emitidas y en circulación a un precio de 190 dólares por acción en efectivo, lo que representa un valor total de la empresa de aproximadamente 34.000 millones de dólares.

La operación ha sido ya aprobada por los consejos de ambas compañías y se prevé que se cierre completamente en la segunda mitad de 2019, una vez que los reguladores hayan dado el visto bueno.

Esta será una de las mayores operaciones de la historia del sector tecnológico, la mayor del ámbito del software, superior al montante que Microsoft pagó por LinkedIn (26.200 millones de dólares), pero no tan alta como los 67.000 millones de dólares que Dell pagó por EMC (compra que no solo incluía software sino, fundamentalmente, el codiciado hardware de almacenamiento de esta última compañía). 

En palabras de Ginni Rometty, presidenta y directora ejecutiva de IBM, "la adquisición de Red Hat supone un cambio de juego. Cambia todo el mercado de cloud". Según la portavoz, gracias a esta operación el Gigante Azul, un superviviente de más de cien años, "se convertirá en el proveedor de cloud computing híbrido número uno del mundo, ofreciendo a las empresas la única solución de cloud computing abierta que desbloqueará todo el valor de la nube para sus negocios".

Tras el cierre de la adquisición, Red Hat se unirá al equipo de Hybrid Cloud de IBM como una unidad distinta, donde se preservará, reza el comunicado, "la independencia y neutralidad de la herencia y el compromiso de desarrollo de código abierto de Red Hat, la cartera actual de productos y la estrategia de lanzamiento al mercado, así como una cultura de desarrollo única". El propio Jim Whitehurst, presidente y CEO de la compañía, será quien siga al frente de la empresa junto al actual equipo directivo, aunque Whitehurst también formará parte del consejo de dirección de IBM reportando a Ginni Rometty. La pretensión de IBM es mantener las oficinas centrales, las instalaciones, las marcas y las prácticas de Red Hat.

"Es el siguiente capítulo de 'cloud"

Tal y como explica Rometty, y como destacaba también recientemente el máximo responsable de cloud en IBM España, solo un 20% de empresas han completado su viaje en la nube, mientras que el 80% restante "trata de desbloquear el valor real del negocio e impulsar el crecimiento". Este, según la presidenta mundial de la corporación, "es el siguiente capítulo de la nube", que precisa cambiar las aplicaciones de negocio a la nube híbrida, extraer más datos y optimizar cada parte del negocio, desde la cadena de suministro hasta las ventas, y ahí es donde IBM quiere ayudar con el empuje de Red Hat.

En esta línea, según Jim Whitehurst, presidente y CEO de Red Hat, "el código abierto es la opción por defecto para las soluciones de TI modernas". El directivo añade que la unión con IBM les proporcionará "un mayor nivel de escala, recursos y capacidades para acelerar el impacto del código abierto como base para la transformación digital y llevar a Red Hat a un público aún más amplio, al tiempo que preservamos nuestra cultura única y nuestro compromiso inquebrantable con la innovación en código abierto".

Ambas compañías llevan trabajando juntas más de 20 años en materia de Linux, contenedores, Kubernetes, gestión multinube, y gestión y automatización de la nube. IBM fue, de hecho, una de las primeras empresas en apostar por Linux y a colaborado con Red Hat para ayudar a desarrollar y hacer crecer este sistema operativo en la empresa y, más recientemente, para acercar a los clientes los Kubernetes y las soluciones híbridas en nube de la empresa.

En la actualidad el negocio de cloud híbrida de IBM asciende a 19.000 millones de dólares, según la compañía.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios