TENDENCIAS | Artículos | 01 ENE 2010

Llega el reinado del SaaS

¿Está el mercado preparado para ello?
Bárbara Madariaga.
A pesar de la situación económica, y de que la inversión en TI ha decrecido, una de las tendencias claras de futuro, según los principales analistas, es el cloud computing. Es por este motivo por el que en este Tema de Portada de Dealer World hemos tratado de dar respuesta a cuestiones como ¿en qué consiste esta tecnología? ¿Qué beneficios aporta al canal? ¿De qué manera las empresas pueden sacar provecho? Y es que, llega el reinado del cloud computing.

La nube es lo mejor que le ha ocurrido a las empresas”. Muchos expertos comparten esta afirmación realizada por Andrew Jaquith, analista de Forrester, durante su intervención en la VI Conferencia Internacional del ISMS Fórum. Y es que el analista explicó que “los tiempos han cambiado” y ahora “cada compañía comparte información con entre 7 y 9 empresas diferentes”.
A pesar de los datos, “todavía se está siendo muy cauto con el cloud computing, debido, fundamentalmente a las dudas que surgen en torno a temas como la seguridad, la privacidad, o la multipropiedad”.

En qué consiste
Pero, ¿en qué consiste el cloud computing? Pues a grandes rasgos, el cloud computing constituye una oportunidad para que los consumidores y las empresas elijan cómo comprar y proveer servicios.
Así, esta “nueva” tecnología permitirá a las compañías escalar rápidamente, y en función de sus necesidades (ésta es una de las grandes ventajas), sin que por ello tengan que realizar grandes desembolsos de dinero en software, infraestructura o capital humano.
Y es que, a través de lo que se conoce popularmente como “la nube” los clientes podrán acceder bajo demanda, y siguiendo un modelo de pago por uso, a un gran número de recursos asignados dinámicamente, dotándose así de una gran capacidad de procesamiento y almacenamiento sin necesidad de instalar equipos localmente.

Algunas cifras
Si atendemos a las cifras, está claro que el cloud computing está en auge. Según Andrew Jaquith, “la adopción de esta tecnología ha pasado, en Estados Unidos, del 19 al 23 por ciento en un sólo año”. En el caso de Europa, el analista de Forrester asegura que el incremento ha sido “del 20 al 23 por ciento”.
Además, y como veremos en la siguiente parte de este Tema de Portada, los fabricantes también están apostando por esta tecnología. IBM, por ejemplo, confía en que el negocio en torno “a la nube” mantendrá un elevado crecimiento, alcanzando un volumen de 83.000 millones de euros en 2012.
Avanade, por su parte, ha presentado un estudio realizado por la consultora Kelton Research, que afirma que, en el caso de España, y a pesar de la particular situación que vive nuestro tejido empresarial, el 60,7 por ciento de nuestras empresas considera que cloud computing es un inversión estratégica frente al 39,3 por ciento que lo considera una medida de ahorro. Así el 14,9 por ciento de la empresas entrevistadas está empezando a planificar y probar su implementación, el 28,6 por ciento prevé hacerlo muy pronto y el 42,9 por ciento lo haría dentro de un año al menos. Sólo un 14,3 por ciento de las empresas españolas declara que cloud computing no está en sus planes.
Y todo esto teniendo en cuenta que la crisis ha ralentizado los esfuerzos del 71,4 por ciento de las empresas españolas en lo que a implementar iniciativas de cloud computing se refiere.

Cuáles son los retos
En cuanto a cuáles son los retos que se plantean a las empresas que se decanten por el cloud computing, éstas se centran en el modelo de licencias de software, ya que las actuales no se pueden aplicar del todo a “la nube” y se debería de evolucionar hacia un modelo más “colaborativo”, aseguran los principales expertos; la interoperabilidad, “para lo que es necesario crear estándares aceptados universalmente”; el cumplimiento normativo; los acuerdos de nivel de servicio; o las aplicaciones, “las cuales deben de ser escritas de modo que puedan ser divididas entre múltiples servidores”.
No obstante, el gran reto, según los expertos, se sitúa en la seguridad. “Los directores de seguridad están siendo muy cautos con “la nube”, al plantearse dudas acerca de la seguridad y la privacidad de los datos”, destaca Andrew Jaquith, quien continúa asegurando que éstas se solventan si se perfecciona aspectos como la encripatación y las políticas de seguridad física y lógica, además de garantizar aspectos como la disponibilidad, la accesibilidad y la escalabilidad”.
En definitiva, llega una gran oportunidad, la del cloud computing, no exenta de retos.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información