Tablets | Artículos | 26 NOV 2010

El tablet entra con fuerza entre las preferencias de compra del consumidor

Tags: Actualidad
Hilda Gómez


Aunque está empezando a sonar ahora, el concepto de tablet PC no es algo nuevo, si bien su definición ha cambiado radicalmente, ya que los que nosotros solíamos llamar tablet era un ordenador portátil con una pantalla que se giraba y doblaba hacia atrás, un equipo de por sí voluminoso e incómodo de transportar como una pizarra y complicado de usar como un portátil, y que, aunque no tuvo mucho éxito, significó el primer paso de crear ordenadores tipo tablet.


Las cosas cambiaron gracias a los avances en la tecnología smartphones, que se plasmaron en la salida al mercado del Apple iPad la pasada primavera, un dispositivo que los críticos rápidamente calificaron de iPhone gigante pero sin teléfono. Esa descripción no hacía justicia al iPad, que alteró todo lo que creíamos saber sobre los tablets, como rápidamente se puso de manifiesto ante el éxito de Apple, al que rápidamente se han querido subir otros fabricantes de hardware.

El tablet que hoy conocemos es precisamente lo que implica su nombre, es decir, un dispositivo ultrafino en el que predomina la pantalla. Se trata generalmente de sistemas estilizados con un peso máximo de un kilogramo y fácilmente transportables en un bolso, aunque su tamaño es variable. En cuanto a su software, éste ha ido cambiando, y muchos modelos disponen de un sistema operativo relativamente ligero que no requiere una cantidad considerable de capacidad de procesamiento y optimizado para ser usado con una pantalla táctil, como Apple iOS o Google Android. En cualquier caso, será el próximo año cuando nos inunde una oleada de nuevos tablets de diferentes tamaños, incluyendo ofertas de los grandes fabricantes de ordenadores y smartphones.

Un formato con variantes

Hasta ahora, sólo unas pocas reglas limitan esta categoría en crecimiento, por lo que se pueden encontrar una gran variedad de diseños, que van desde pequeños dispositivos que apenas se distinguen de los iPods, a equipos que compiten con un netbook de tamaño y potencia. En cualquier caso, el tablet de referencia, y sin duda, el más popular, es el iPad, que incluye una pantalla de 9,7 pulgadas y cuyas medidas en pulgadas son 9,5 x 7,5 x 0,5. Se cree que, precisamente su tamaño similar al de un cuaderno, hace que el iPad resulte familiar para la mayoría de los usuarios.

Lo cierto es que un buen número de tablets, entre los que se incluye el Samsung Galaxy Tab, está cambiando la noción de cuál es el tamaño ideal de este tipo de dispositivos para su uso móvil. En concreto, las 7 pulgadas de pantalla de este equipo le hacen más manejable que el iPad, y muchos operadores se están alineando para ofrecerlo con servicio 3G. Otros en cambio apuestan por tamaños de pantalla más grandes, como Asus, que ha anunciado sus planes de empezar a fabricar un tablet basado en Windows 7 equipado con una pantalla de 12 pulgadas.

Al mismo tiempo, algunos fabricantes de ereaders también están tratando de competir con los tablets con productos equipados con Android, capaces de descargarse aplicaciones web, y con amplias pantallas a color.

Todo ello hace que sea demasiado pronto aún para saber si los usuarios y la industria acabarán por decantarse por un tamaño y formato particulares para los tablets, aunque la diversidad de estas primeras ofertas sugiere que si acaba emergiendo un estándar esto no va a ocurrir durante bastante tiempo.

Oportunidades y ventajas de los tablets

Pese a la gran confusión existente en torno a esta primera oleada de tablets que se avecina, los nuevos dispositivos aportan un aire nuevo al sector y grandes oportunidades. El principal argumento de venta de este tipo de equipos es que combinan la movilidad y la conectividad de un smartphone con elementos de un ordenador portátil, en particular, la incorporación de pantallas más grandes, procesadores más potentes y espacio para más y mejores cámaras, puertos y accesorios, invitando a los usuarios móviles a descubrir muchas cosas nuevas que hacer con ellos. ¿De qué cosas nuevas estamos hablando?

Del mismo modo que el iPhone con su llegada causó una explosión de interacción social multimedia, la llegada de una nueva categoría de máquinas más potentes y versátiles sin duda estimulará otro ciclo de innovación en la actividad de conexión a la Web. Después de todo, la mayoría de estos nuevos tablets están equipados con una cámara para la toma de fotografías instantáneas y vídeo, así como con una cámara frontal que permitirá la realización de videoconferencias en una escala hasta ahora inimaginable. Pero junto a mejores cámaras, el amplio formato del tablet deja espacio para la entrada de componentes GPS mejorados con antenas más potentes, que darán soporte a las nuevas prestaciones de los servicios basados en la localización, como Facebook Places y Foursquare.

Por otra parte, los juegos para móviles recibirán un fuerte impulso de los tablets, y tanto la App Store de Apple como Android Market de Google ya disponen de juegos 3D de alta definición. Es sólo cuestión de tiempo que los títulos multijugador masivos encuentren también su sitio en el tablet. Eso sin contar con el futuro desarrollo de aplicaciones móviles, cuyo alcance es prácticamente inconcebible en esta etapa inicial.

Tal vez la nueva ola de tablets finalmente haga realidad el sueño de contar con dispositivos siempre conectados, ya que muchos de ellos ofrecen WiFi y conectividad 3G. Es el caso del Samsung Galaxy Tab, que está disponible a un precio subvencionado y con contrato de servicio de datos a través de cinco operadores celulares

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información