SEGURIDAD | Noticias | 09 JUN 2003

Una nueva variante del virus Bugbear causa numerosas incidencias

Este gusano, catalogado por los principales fabricantes como de alto riesgo, se transmite a través de mensajes de correo electrónico y es capaz de grabar los datos que un usuario escriba en el teclado, tales como contraseñas o números de cuentas bancarias.
Bárbara Madariaga
Hacía tiempo que un virus no causaba tanta alarma social. Una nueva variante de Bugbear (Bugbear.B) hizo su aparición estelar hace pocos días (concretamente Network Associates lo localizó el pasado miércoles, aunque las consecuencias más graves no se hicieron notar hasta el jueves) y, en un espacio tan reducido de tiempo, ya ha infectado a numerosos ordenadores de todo el mundo. Cabe señalar que España es uno de los países que más “contagios” ha sufrido y que este virus encabeza la lista de los gusanos más peligrosos en nuestro país.
Según Network Associates, este nuevo virus tiene características comunes con el Bugbear, que, en septiembre del año pasado, también infectó a numerosos ordenadores y es el primer virus, desde el Slammer, que se propaga de una forma tan rápida.
Como es habitual ya en el mundo de los virus, el Bugbear.B se transmite a través del correo electrónico y utiliza diversos mensajes como “your news alert”, “your gift”, “hola” o “sólo para recordarte”, entre muchos otros, para infectar a los equipos informáticos.
Los principales fabricantes de antivirus han catalogado a esta amenaza como de alto riesgo. De esta forma, según informaciones de Panda Software, además de tener la capacidad de infectar un gran número de ficheros, inutiliza un gran número de programas antivirus y de seguridad que pueden encontrarse instalados en el ordenador.
Cabe señalar que para que este virus actúe no hace falta que se abra el mensaje de correo electrónico, ya que aprovecha de un agujero en el Explorer para infectar al ordenador personal sólo con la vista previa del mensaje.
Si todo lo anterior era poco, según Panda Software, Bugbear.B es capaz de abrir el puerto de comunicaciones 36794, con el fin de permitir a un hacker acceder, de manera remota, a los recursos del PC. Bugbear.B también puede grabar aquellos datos o contraseñas que el usuario escriba, de tal forma que si un hacker accede a esta información puede conocer datos confidenciales como contraseñas, números de cuentas bancarias o tarjetas de crédito.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios