SEGURIDAD | Artículos | 15 MAR 2006

Seguridad: qué nos espera en 2006

Los virus para los móviles serán la gran amenaza este año
Bárbara Madariaga.
Aunque pasen los años, las seguridad informática va a continuar estando en “de moda”. Y es que los creadores de virus informáticos no cesan de desarrollar códigos maliciosos. Lo cierto es que 2005 no pasará a la historia como un año en el que se crearon grandes epidemias, aunque eso sí, las amenazas no cesaron. Pero esto es el pasado. Mirando al futuro, ¿qué va a ocurrir en este año que acaba de comenzar? Según los expertos, por si no tuviéramos bastante con los virus “de toda la vida (es decir, los de que atacan a los ordenadores) el phishing o el spam, los teléfonos móviles serán el objetivo de los desarrolladores de virus este 2006.

Año nuevo… ¿amenazas nuevas? Esperemos que no. Según un informe de Panda Software, el año que acabamos de cerrar no ha sido del todo malo si de lo que hablamos es de epidemias víricas, ya que la ausencia de las mismas ha provocado que la lista de virus no haya sufrido grandes variaciones durante los doce meses. Eso sí, puntualizando, y según palabras de Luis Corrons, director de PandaLabs, “en el momento actual, la actividad vírica en Internet es más elevada que nunca, debido, sobre todo, a la estrategia adoptada por muchos creadores de amenazas, que ponen en circulación muchas variantes de un código malicioso en muy poco tiempo. Muestra de esto han sido los virus Bagle, Mytob o Sober”.

Los más dañinos de 2005
Pero, ¿cuáles han sido los virus más dañinos del año pasado? Según Panda Software, el primer puesto lo ostenta Sdbot.ftp. El segundo puesto ha sido para Netsky.P, un clásico, ya que apareció por primera vez en 2004. Un dato curioso: este virus aprovecha una vulnerabilidad de Internet Explorer que se detectó y resolvió hace años. ¿Qué significa esto? Que los usuarios no están concienciados sobre la necesidad de actualizar sus equipos y descargarse las actualizaciones.

Amenazas para 2006: telefonía móvil el gran objetivo
Pero dejando ya de lado lo que ocurrió en 2005, y mirando al futuro, ¿cuál es la tendencia para este año? Además de las típicas, la gran novedad, por llamarla de alguna manera, se centrará en la proliferación de los virus para teléfonos móviles. Por lo menos ésta es una de las principales conclusiones que se desprende del último informe presentado por McAfee, que afirma que, el primer gusano para smartphones fue desarrollado en 2004, “demostrando que los códigos maliciosos podían crearse para sistemas operativos simbianos”.
Poco después apareció Duts (el primer virus para sistemas Pocket PC y el primer archivo para infectar smartphones) y desde entonces han aparecido varios troyanos que se encargan de infectar a los teléfonos móviles.
De esta forma, McAfee prevé observar en 2006 un aumento significativo del número de amenazas para este tipo de dispositivos. Y es que, y según la multinacional estadounidense, “la utilización de la tecnología de telefonía inteligente ha jugado un papel decisivo en la transición de las amenazas, desde PC hasta dispositivos que caben en la palma de la mano. Y como resultado de la mayor conectividad de los teléfonos inteligentes, se prevé que estas amenazas realicen una rápida transición hacia los dispositivos convergentes”.

¿Grandes daños?
Además, el problema se incrementa si se tiene en cuenta el bajo índice de protección de los teléfonos móviles, lo que hace que los augurios no sean optimistas. Así, McAfee ha pronosticado que el daño causado por estos virus será mayor que el que causa hoy en día las amenazas a los ordenadores personales.
Un ejemplo: en 2004, el virus I Love You infectó a decenas de millones de ordenadores personales en sólo un par de horas, y eso que la mitad de estos tenía instalado un software de seguridad.
Si se compara, una amenaza a teléfonos móviles dirigida a diferentes sistemas operativos podría infectar simultáneamente a más de 200 millones de estos dispositivos conectados, ya que, y como hemos mencionado con anterioridad, la mayoría de los móviles no tienen instalado ningún tipo de protección. Continuando con el informe de McAfee, “desde los comienzos del malware, y sobre un período comparativo de un año, el relacionado con móviles ha crecido casi 10 veces más rápido que el malware dirigido a ordenadores personales”. Sólo en el segundo trimestre de 2005 hubo 121 variantes de códigos malignos dirigidos a móviles.

Usuarios finales: los más vulnerables
Como suele pasar, son los usuarios finales los más vulnerables a la hora de ser los primeros “infectados”. ¿La razón? Este colectivo es el que menos instala programas de seguridad en los teléfonos móviles, en comparación a la protección que emplean en sus PC. Y es que, en la actualidad, los usuarios finales no perciben riesgo alguno para sus teléfonos móviles.
Sin embargo, los creadores de estos programas “han aprendido de los hackers y creadores de virus de PC para desarrollar amenazas sofisticadas, invisibles al usuario, que les proporcionan ganancias económicas. Esto se traducirá al instante en una maduración de las amenazas a móviles que pueden devastar las redes y los datos de los usuarios con poco tiempo de alerta o reacción”.

Pero no todo afectará a móviles
Si las amenazas a dispositivos móviles ya va a ser preocupante y seguro que traerá de cabeza a más de un usuario, compañía e, incluso, fabricante de antivirus, el informe de McAfee afirma que, además, va a haber un “previsible aumento de PUP”, los ataques a través de técnicas como el phishing van a continuar y se van a incrementar, y los virus informáticos continuarán haciendo de las suyas.
Comencemos con los PUP (programas comerciales potencialmente no deseados). En 2005 estos se incrementaron en un 40 por ciento y nada hace presagiar el fin de los mismos, a pesar de que en 2006 se espera que se empiecen a aprobar las leyes que consigan, por lo menos, frenar estas amenazas, gracias a la labor que está realizando, entre otros, la Coalición Antispyware, para definir qué es un PUP, y de la labor de la industria publicitaria, que ven como a todos se “les mete en el mismo saco”.
Además, McAfee también prevé un crecimiento aún mayor que en 2005 de troyanos relacionados con el robo de contraseñas y explotación de puertas traseras
Y si todo esto fuera poco, la mala utilización del software comercial por parte del malware también está aumentando, como el despliegue de adware y software de control remoto.

Phishing y robo de identidad
Y llegamos a una de las amenazas que más preocupan a los usuarios: el phishing. Según el estudio, esta práctica continuará causando preocupación en el 2006. ¿La razón? Los ataques están cada vez más dirigidos, gracias, en cierta forma, al uso de los programas espía y de ladrones de contraseñas. Aparte de la capacidad de los que está detrás del phishing, también hay que resaltar que los fallos en los protocolos de los correos electrónicos, la débil seguridad del software del navegador y la falta de educación básica en seguridad informática, contribuirán a este aumento.
Según McAfee, &#

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información