SEGURIDAD | Artículos | 01 NOV 2003

La seguridad empresarial suspende

HP ha realizado un estudio sobre esta materia en la que se revelan varios factores
Yolanda Sánchez.
Parece que la seguridad proactiva no acaba de encajar en España. Los estudios siguen señalando en la misma dirección: nuestras empresas privadas y públicas no priorizan la seguridad de su información a no ser que ya hayan sido víctimas de un ataque. HP ha realizado un estudio sobre esta materia en la que se revelan los factores y los sectores en los que esta máxima tiene más o menos vigencia
HP acaba de presentar su estudio de seguridad informática en empresas españolas cuyo entorno de Tecnologías de la Información es de la máxima criticidad y cuya falta de disponibilidad representa un impacto directo en el negocio. Los datos son claros: un 68 por ciento de las empresas españolas de entorno críticos tiene unos niveles de protección bastantes bajos en sus sistemas.
El estudio realizado por el Security Center de HP, el centro de competencias en temas de seguridad de HP en España, fue creado para evaluar la situación en la que se encuentra la seguridad informática empresarial de las grandes corporaciones y la Administración Pública, tomando como referencia las compañías con los entornos más críticos. Del estudio realizado por el Security Center de HP se desprende que del total de empresas analizadas sólo un 13 por ciento presenta unos niveles de protección altos ante posibles ataques informáticos, frente a un 68 por ciento que tiene unos niveles de protección bajos. En el término medio se sitúa el restante 19 por ciento de compañías. Estas cifras ponen de manifiesto una escasa concienciación de los peligros que suponen la falta de seguridad informática en las compañías, con el consiguiente impacto y repercusión que tiene en los negocios.

Datos por sectores
El desglose por sectores revela que la banca es el sector que mayor protección presenta, ya que el 29 por ciento de las compañías financieras que HP ha analizado tienen unos niveles de protección altos. En el lado opuesto se sitúa la industria, que, con sólo un 8 por ciento de empresas con niveles de protección altos, es el que más carencias de seguridad registra. El 75 por ciento de las empresas de este sector tiene unos bajos niveles de protección.
En los sectores de telecomunicaciones y público está aumentado el número de empresas e instituciones que contemplan la seguridad informática como una prioridad en el negocio. Sin embargo, aún queda camino por recorrer, ya que en el sector telco sólo el 8 por ciento presenta niveles de protección altos y de las instituciones públicas analizadas el 10 por ciento.
En general, se puede afirmar que el sector financiero es el que más concienciación tiene sobre la seguridad informática. Las empresas de este sector son conscientes de la repercusión negativa que tendría para su propio negocio un ataque a sus sistemas con información confidencial.
El sector público, en su intento por posicionar la Administración Electrónica a la par del resto de miembros de la Unión Europea, comienza a preocuparse por la seguridad, ya que, además del daño interno que supondría la vulnerabilidad de sus sistemas, un ataque repercute en aspectos como una mala imagen o la pérdida de credibilidad de cara al exterior.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios