SEGURIDAD | Artículos | 01 SEP 2003

Almacenamiento "popular"

Los usuarios domésticos demandan más capacidad de almacenamiento portátil
Yolanda Sánchez.
El mundo de las TI, especialmente los distribuidores, han tomado conciencia que de detrás de cada adolescente hay un potencial consumidor de almacenamiento portátil. Y es que estos nuevos usuarios son protagonistas de “la vida digital” que necesita de grandes capacidades de almacenamiento. ¿Un ejemplo? Sus fotos de verano, sus canciones en MP3 o sus gráficos animados, entre otros. Todo un nuevo público que se asoma curioso al escaparate de los distribuidores.

Los tiempos han cambiado y la mayor parte del mercado del almacenamiento ya no se mueve en torno a las soluciones empresariales NAS o SAN. Ahora la mirada se debe dirigir a los pequeños consumidores que, poco a poco, van entrando en la “vida digital”.
La idea clave es sencilla: cuanta más información utiliza un usuario mayor capacidad de almacenamiento necesita. La clave suele residir en lo que nosotros definimos como información y que no se trata únicamente de datos de facturación o de largos documento de texto. La información de la que hablamos se basa en imágenes, fotografías digitales, música en MP3 y vídeos.
Todas estas cuestiones, junto con la necesidad imperiosa de que el soporte propuesto sea sencillo, transportable y estético, han derivado en toda una nueva generación de todo tipo de alternativas de almacenamiento dirigido al usuario adaptado a trabajar con la información de manera digital y que necesita tener acceso a ella en cualquier lugar y momento.
En ello están trabajando muchos fabricantes de las TI que intentan externalizar los antiguos componentes de almacenamiento que se escondían en el corazón del PC y proponerlos a un mercado joven en forma de periféricos que se integran con su vida cotidiana.
La oferta es de las más variadas del sector y se adapta a las necesidades del gran público. Desde discos duros a MP3, pasando por llaveros USB o DVD con capacidad de almacenamiento. En este reportaje intentemos hacer un pequeño recorrido por algunas de las últimas propuestas de los fabricantes siguiendo la máxima “bueno, bonito y barato”.

Gran capacidad en espacios mínimos
Hasta hace muy poco tiempo no teníamos ni idea de lo que significaba el término Plug and Play y pensábamos que la conexión USB era sólo una alternativa más de conectividad de la CPU. Todo esto ha cambiado y estos dos términos han vendido a combinarse para dar lugar a una de las claves más importantes del almacenamiento para usuario. Se trata de los soportes Flash USB que llegan al mercado con capacidades que van desde 32 a 512 MB.
Normalmente, estos dispositivos tienen formas atractivas y se integran perfectamente en la vida del usuario. Un ejemplo de estas tendencias tecnológicas, son los cada vez más conocidos llaveros USB. Éste es el caso de Iomega, que ha lanzado la unidad Mini USB de hasta 256 MB. Ofrece un almacenamiento protegido mediante contraseña para la transferencia de datos entre ordenadores y dispositivos. Con un tamaño equivalente a la llave de un coche, de hecho está pesado para utilizarlo como llavero, el usuario sólo tiene que abrir la unidad y conectarla a un puerto USB o USB 2.0.
El que ha batido el record, por ahora, en capacidad de almacenamiento es Corega. La compañía acaba de lanzar su USB Pocket Flash Drive, un dispositivo de almacenamiento portátil que puede alcanzar los 2 GB.
La memoria Flash portátil se caracteriza por una conservación de los datos de hasta 10 años, doble almacenamiento en estado sólido sin piezas móviles e interruptor de protección de escritura para mayor seguridad de los datos. Sus dimensiones son 87 x 28 x 15 mm y pesa 30 gramos.

La emancipación del disco duro
De todos modos, los que necesiten mayor capacidad también tienen otras alternativas como los discos duros portátiles, que pueden ofrecer una capacidad de hasta 20 GB. Además, lejos de la apariencia “rudimentaria” de los discos duros antiguos, estas unidades externas se han modernizado y muestran una cara mucho más atractiva.
Un ejemplo de esta tendencia es Fujitsu que ha ampliado su familia de discos duros externos HandyDrive con el lanzamiento del modelo All In One con conexión USB y lector de tarjetas de memoria flash. HandyDrive All In One tiene una capacidad de 20 ó 40 GB con conexión USB que, además, permite descargar tarjetas de memoria, visualizar fotografías y vídeos MPEG-1 en la pantalla TFT de 6,4 cm que incorpora y reproducir archivos de música en formato MP3. El modelo All In One, que pesa 325 gramos y tiene unas dimensiones de 15 x 9 x 3 cm., puede además ser conectado a un monitor de TV para mostrar imágenes y vídeos en alta calidad.
Pero si alguien apuesta por los dispositivos de almacenamiento de diseño es LaCie. Diseñado por la propio Porsche, el disco duro ultraportátil Data Bank de LaCie puede almacenar hasta 20 GB de datos con conexiones FireWire y USB 2.0.
El Data Bank de LaCie cabe en la palma de la mano, tiene un peso de menos de 140 gramos y es más delegado que un teléfono móvil (111 x 63 x 13 mm.). Equipado con puertos USB 2.0 y FireWire, el Data Bank de LaCie puede conectarse y desconectarse “en caliente” a prácticamente todos los ordenadores. Esta unidad no necesita de alimentación externa, aunque LaCie comercializa un adaptador de corriente y cable de conexión (vendidos por separado) para usuarios de iLink o de puertos USB sin alimentación de dispositivo conectado.

Almacenamiento para ocio
La mayor parte del almacenamiento de consumo está relacionado con el ocio. Tanto las fotografías digitales como la música MP3, entre otras cuestiones, son las causantes de que el almacenamiento para usuario doméstico haya crecido de manera muy importante en los últimos tiempos. Un ejemplo de ello es Hitachi, que ha desarrollado una tecnología gracias a la cual se pueden almacenar unas 200 películas (400 horas de cine) en un sólo DVD.
El nuevo sistema se basa en la superposición de numerosas capas de almacenamiento, que se mantienen accesibles al equipo reproductor (la tecnología actual sólo permite superponer dos capas de almacenamiento). Pero, aunque el sistema ya está muy avanzado, no llegará al mercado hasta el año 2007, por lo que tendremos que buscar otros soportes para grabar las películas hasta entonces.
BenQ, por su parte, presenta tres nuevos productos de almacenamiento que pretenden satisfacer las necesidades emergentes del mercado. BenQ 5224P presume de ser una de las regrabadoras de CD más rápidas del mercado actual. Ofrece velocidades de lectura y escritura de 52x y una velocidad de regrabación de 24x. Es capaz de grabar un CD de 80 minutos de audio en sólo tres minutos y también acorta el trabajo de grabación de álbumes de fotografías digitales para compartir con la familia y amigos. Además, integra memoria flash, permitiendo a los usuarios actualizar el firmware de la unidad con tecnologías mejoradas, y Digital Servo Control para un acceso a datos y grabación más rápido.
Por su parte, el BenQ Combo 1232C combina un lector de DVD y una grabadora y regrabadora de CD. Tal y como ha destacado Benq, ofrece ahorro de espacio sin tener que sacrificar la calidad ni la velocidad. La velocidad de escritura es de 32x y décuple velocidad de regrabación, mientras que la velocidad de lectura de DVD es dodécuple y la de lectura de CD es de 40x. Proporciona una alta calidad de grabación y está equipado con la tecn
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios