PYMES | Artículos | 01 ABR 2011

Radiografía de la PYME española 2011

Se basa en una macroencuesta llevada a cabo en diciembre de 2010
Miguel A. Gómez.
Por segundo año consecutivo, Sage ha querido presentar un informe sobre la realidad de la PYME española basado en las respuestas que estas mismas empresas ofrecen. Infraestructuras tecnológicas, canales de comunicación y venta, adquisición de tecnología, situación general ante la crisis y previsiones para este ejercicio, son algunos de los temas tratados en este informe, que se apoya en una macroencuesta realizada en diciembre de 2010.

A tenor de los resultados de la encuesta realizada por Sage, la pequeña y mediana empresa no es muy optimista de cara a futuro. Así, preguntados por la principal meta para este año 2011 en lo que a su negocio se refiere, más del 80 por ciento de los encuestados responde sobrevivir. Frente a esto, sólo el 9,8 por ciento piensan en expandir el negocio geográficamente, mientras que el 4,5 piensan llevar esta expansión más allá de nuestras fronteras. Es curioso que los encuestados no apuestan por ampliar las líneas de negocio, por ejemplo.
Eso en cuanto a lo que les atañe a ellos, pero, ¿cómo esperan que sea la situación global? Pues casi uno de cada tres encuestados considera que no será hasta 2015 cuando por fin salgamos de la crisis. A estos se les añaden otro 17,46 por ciento, que piensa tendrá lugar, como pronto, en 2014. Sólo un 4.37 por ciento espera que esta buena noticia se produzca a lo largo de este ejercicio.

Segunda edición del estudio
Como ya hiciera hace un año, Sage ha realizado el estudio entre autónomos, microempresas y pequeñas empresas de entre 1 y 50 empleados de diferentes sectores de actividad. En total, se enviaron 300.000 cuestionarios para obtener 5.892 respuestas, lo que genera un error muestral del 1,3 por ciento para un 95 por ciento de confianza. Este trabajo de campo se realizó a lo largo del mes de diciembre de 2010 y, según las respuestas, el 28,6 por ciento son autónomos y el 71,4 por ciento restante empresas, por lo que las empresas de 1 empleado son el grupo más numeroso, con un 21,32 por ciento, seguido por el grupo de entre 5 y 10 empleados y el segmento entre 10 y 50.
A la luz de esta encuesta, el 44,4 por ciento de las empresas no dispone de página web, y sólo un 9,1 por ciento de las mismas cuenta con una página web comercial, esto es, con tienda virtual. El resto de las empresas tiene presencia en la red, pero con una página informativa.
Destaca el hecho de que el 73,65 por ciento de los encuestados reconozca tener presencia en las redes sociales, si bien sólo el 29,06 por ciento es por cuestiones únicamente profesionales. En cuanto a la plataforma predominante, se trata de Facebook, donde está presente el 70,22 por ciento.
Para el 86,82 por ciento, el teléfono sigue siendo el canal de venta preferente, si bien un 68,15 por ciento basa su negocio en la venta presencial y sólo un 10,45 afirma vender por internet (2,57 por ciento lo hace a través de redes sociales). Pensando en 2011, el 56,76 por ciento reconoce no estar interesado en vender por internet, porcentaje muy similar (53,54 por ciento) a los que afirman haber comprado algo por internet para su negocio en 2010.
La factura electrónica la utiliza sólo el 14,29 por ciento, pero el dato supera el 50 por ciento si se tiene en cuenta a las empresas que dicen estar interesadas en utilizarla. El hecho de que proveedores y clientes tampoco la usen es la principal razón ofrecida por las PYMES para no emplear la factura electrónica. Sin embargo, en este segmento de empresas sí ha calado el DNI electrónico, con el que el 49,7 por ciento ya realiza trámites con la administración y sólo un 5,92 por ciento dicen no utilizarlo en sus trámites profesionales o personales.
Las aplicaciones de gestión contable son el principal software en disposición de estas empresas (34,35 por ciento) seguida de la gestión de facturas y la seguridad. En cuanto a la intención de inversión para este año, la gestión contable y la seguridad son las áreas donde estas empresas muestran mayor interés.

Dificultades para crear empresas
Los encuestados (un 68,41 por ciento) consideran que los trámites para crear una empresa no son fáciles de solventar, si bien la falta de financiación es la principal barrera para crear empresas en opinión de un 64,58 por ciento. La morosidad sigue siendo la principal preocupación de los empresarios, seguido por pagar las nóminas de sus empleados, y es que el 88,22 por ciento considera que la crisis le ha afectado, y sólo un 7,92 por ciento ha visto aumentar sus ventas en este año, porcentaje que desciende más todavía, un 6,8 por ciento, cuando hablamos de crecimiento de beneficios, si bien alcanza el 8,02 por ciento cuando nos referimos al número de clientes.
Ahora bien, los encuestados no son optimistas, y consideran que no saldremos de la crisis hasta pasado 2015 (un 32,39 por ciento afirma que entre 2015 y 2020) y sólo un 18,17 por ciento cree que esto ocurrirá a lo largo del próximo año.
El 56 por ciento de los encuestados reconoce no haber comprado equipamiento informático, y casi ocho de cada diez de los que sí lo han hecho han adquirido un PC o un portátil. El porcentaje es menor para los que reconocen haber adquirido alguna aplicación (39,19 por ciento).
Más de la mitad de las empresas dice desconocer la existencia de subvenciones públicas para la compra de tecnología, por lo que sólo dos de cada diez señalan que han solicitado una subvención. El porcentaje de los que afirman haberla recibido se sitúa en tan sólo un 16,86 por ciento (casi la mitad de ellas autonómicas y sólo un tercio estatales). Es más, dos de cada tres empresas no ha recibido un crédito en este 2010.
Por tanto, la situación es un tanto preocupante, más si vemos que más del 70 por ciento de las empresas creen que la situación es peor que hace un año y que el 85,71 por ciento estima que España ha perdido competitividad con respecto al resto de países de la UE, principalmente por la falta de inversión en I+D y casi el similar porcentaje la baja productividad de los trabajadores. Sólo el 3,22 por ciento achacan esta pérdida de competitividad a la falta de informatización de la empresa española.
No confían el 87,76 por ciento de los encuestados en las medidas puestas en marcha por el Gobierno, y señalan la eliminación de la duplicidad de las administraciones como la principal medida a tomar (37,3 por ciento), seguida de la reducción de la presión fiscal (26 por ciento) y medidas para favorecer la contratación (21,2 por ciento). El aumento de la edad de jubilación sólo lo tiene en cuenta un 0,7 por ciento de los encuestados como una medida para salir de la crisis.
De las medidas puestas en marcha por el Gobierno, la nueva ley de pagos es la mejora valorada, si bien no llega a aprobar, aunque se sitúa por encima de la reforma laboral y la reforma del IVA.
Pensando en 2011, casi un 30 por ciento cree que el negocio empeorará, cerca de un 80 por ciento no cree que sea un buen año para invertir en infraestructuras o software, sólo un 16,7 por ciento cree que será bueno invertir en personal y el principal objetivo para el 80,6 por ciento de las empresas en 2011 es sobrevivir, frente a un 9,8 por ciento que piensan en expandir geográficamente la empresa y un 4,5 que piensa en la internacionalización.


Ha adquirido durante este año algún equipo informático para su empresa
Sí No
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios