PYMES | Artículos | 06 JUN 2012

Objetivo de las PYMES para 2012: crecer

Bárbara Madariaga

Sage ha dado a conocer las principales conclusiones de su Radiografía de la PYME 2012, del que se desprende que tanto la PYME como los autónomos españoles son un poco más optimistas que hace un año. Es más, mientras que en 2011 el objetivo era sobrevivir, este año la meta es crecer.

Santiago Solanas, CEO de Sage, ha sido el encargado de dar a conocer las principales conclusiones de la Radiografía de la PYME 2012. Una de las principales es que la perspectiva de la situación económica mundial es “más negativa que en los dos años anteriores”, al igual que la economía española, la cual “también es percibida de manera negativa”. Y es que el 83 por ciento de las PYMES y el 81 por ciento de los autónomos piensa que la situación está empeorando. En este punto, Santiago Solanas aboga por trasladar “un mensaje de confianza y de cambio de actitud. Lo que tenemos que hacer es creer en nosotros mismos”.

No obstante, no todo es negativo. Tanto PYMES como autónomos consideran que “aunque se ha perdido competitividad, somos ligeramente más optimistas que el año pasado”. La pérdida de competitividad se debe, según la Radiografía de la PYME 2012 a factores como “la insuficiente inversión en I+D+i, la baja productividad y la falta de formación”.

En cuanto a la evolución de las ventas, éstas volvieron a caer, un 58 por ciento en el caso de los autónomos y un 52 por ciento en el de las PYMES. A pesar de los datos, estos mejoran en relación al año anterior, cuando las ventas de las PYMES cayeron un 73 por ciento. La orientación al cliente, la diferenciación de sus productos y servicios con  respecto a su competencia y la disminución del precio han sido las causas que han llevado a una mejoría en las ventas de este colectivo. Además, el 22 por ciento de las PYMES y el 19 por ciento de los autónomos han crecido.

Las nuevas tecnologías

En relación al uso de las nuevas tecnologías por parte de PYMES y autónomos, Santiago Solanas afirma que, a pesar de que la implantación de dispositivos móviles se ha incrementado “es necesario que se acelere la adopción” y recordó que “el 58 por ciento de las PYMES y el 61 por ciento de los autónomos todavía utilizan un móvil tradicional”.

Santiago Solanas también reclamó que se fomenten “políticas activas para la adopción de Internet”. En este sentido, y según la Radiografía de la PYME 2012, el 52 por ciento de las PYMES y el 36 por ciento de los autónomos tienen página Web, y el 20 por ciento de las PYMES y el 13 por ciento de los autónomos venden por Internet”. Además, las redes sociales tampoco son percibidas como una herramienta para hacer negocio ni para las PYMES ni para los autónomos.

Otra de las grandes asignaturas es la relación de las PYMES con la administración a través de las Nuevas Tecnologías. Es más, el porcentaje que realizaba sus gestiones a través de Internet ha descendido, mientras que se ha incrementado la que se realiza a través de un representante (gestor, abogados…). El uso de la factura electrónica “sigue siendo escaso”. Entre las razones que dan las PYMES para no utilizarla destaca el hecho de que “no perciben que sea necesario, que no es aplicable a su negocio y que sus clientes o proveedores no la utilizan”.

Eso sí, más de la mitad de las PYMES y autónomos considera que es más fácil crear una empresa desde que el Partido Popular llegó al Gobierno. Aunque sea más fácil, el 55 por ciento considera que los requisitos administrativos son excesivos, porcentaje que se ha reducido en comparación con 2010, cuando el porcentaje era del 68 por ciento. 

La falta de financiación, la incertidumbre y el miedo al fracaso son las tres barreras para la creación de empresas. Las dos últimas son, para Santiago Solanas, “un tema cultural y educativo que hay que superar”.

Además, el 64 por ciento de las PYMES y el 68 por ciento de los autónomos desconocen la existencia de ayudas y subvenciones, algo que se puede deber a la política de recortes y al hecho de que “sólo el 11 por ciento de las empresas y autónomos que han solicitado ayudas se las han concedido”.

Previsiones para 2012

Para este año, tanto PYMES como autónomos la principal incertidumbre es si lograrán crecer”, destaca Santiago Solanas, quien destaca que el 37 por ciento cree que se mantendrá, y el 24 por ciento considera que su situación mejorará.

La morosidad ya no es la principal preocupación del colectivo (ocupa la segunda posición), sino que es la marcha de las ventas. El tercer factor que “les quita el sueño” es la falta de financiación.

Para el 29 por ciento de las PYMES y el 39 por ciento de los autónomos las medidas que están siendo adoptadas por el Gobierno son positivas, aunque demandan factores como “la reducción de impuestos a las PYMES, subvencionar las contrataciones o abaratar el despido”.

El 56 por ciento de las PYMES y el 53 por ciento de los autónomos cree que saldremos de la crisis entre 2013 y 2014.

Santiago Solanas finalizó destacando que “mientras que en 2011 la principal preocupación de las PYMES era sobrevivir, en 2012 la principal preocupación es crecer. Esto nos tiene que dar optimismo, confianza y esperanza”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios