PYMES | Artículos | 01 MAY 2009

Las PYMES españolas avanzan en la implantación de tecnologías

Fundetec analiza la situación de las TIC en el grueso del tejido empresarial español
Bárbara Madariaga.
¿Cuál es la situación de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la PYME y micropyme española? Esta pregunta es la que trata de responder el “Informe PYME 08”, desarrollado por Fundetec. Una de las principales conclusiones que pueden extraerse del mismo es que, a pesar de que las PYMES españolas han aumentado su implantación de TI, aún tienen un largo camino por recorrer, y más en estos tiempos, con la crisis económica como telón de fondo. Además, el estudio revela que aquellos sectores que menos uso hacen de la tecnología, son los menos productivos, convirtiéndose en un lastre para el desarrollo de nuestro país.

En los últimos años, la tecnología ha adquirido un papel protagonista sobre todo en el mundo empresarial, alcanzando un desarrollo importante y contribuyendo al incremento de la competitividad en todos los sectores económicos.
Pues bien, con esta máxima como telón de fondo, Fundetec analiza, en “Informe PYME 08”, cuál es la situación tecnológica de las pequeñas y medianas empresas, situación que, según palabras de Alfonso Arbiza, director general de Fundetec, “no es mala, aunque queda un largo camino por recorrer”.
Cabe señalar que en este estudio la asociación ha querido ir más allá y “en vez de centrarnos en saber cuántos PC hay en una compañía, hemos querido conocer cuál es el impacto real de las TIC en la cadena de valor. Para ello hemos dividido la implantación TIC en tres niveles: infraestructura básica de la PYME, implantación de herramientas de gestión y presencia en Internet, y grado de implantación en los procesos de negocio propios de cada sector”.

Infraestructura básica
Si comenzamos por el primer nivel, cabe señalar que en lo que respecta a la penetración del ordenador, la media nacional se sitúa en el 61,2 por ciento, “en cambio, la situación de la microempresa, es decir, compañías de hasta nueve empleados, supera con creces esta media”. No obstante, las empresas de hasta dos empleados “sólo alcanzan el 54,7 por ciento”.
Si nos centramos en la PYME en sí, la penetración media se sitúa en el 98,1 por ciento. “El 72 por ciento de las empresas que no cuentan con equipos informáticos aduce como principal motivo la ausencia de necesidad de los mismos para el desarrollo de su actividad o falta de beneficios en su uso. Por tanto, los futuros incrementos de la penetración de los ordenadores dependerán, en gran medida, de la modificación de esta percepción negativa de los empresarios que aún no los utilizan”.
La telefonía móvil, al igual que ocurre con el PC, está ampliamente implantada en el tejido empresarial español. En el caso de la PYME, ésta es utilizada por el 92,9 por ciento, porcentaje que se reduce al 69,6 en el caso de la microempresa.

Qué pasa con Internet
Una cosa es cierta. Internet se ha convertido en una de las principales herramientas de comunicación y negocio para las empresas españolas. “Este hecho se corrobora al comprobar que el 94,3 por ciento de las PYMES cuenta con conexión a Internet”, señala Alfonso Arbiza.
Por el contrario, la penetración de Internet en las microempresas alcanza el 48 por ciento. “En nuestra opinión, es necesario que se incida en las labores de formación y se debe incentivar la cooperación pública y privada”, destaca Alfonso Arbiza, quien añade que “es vital que el sector tecnológico se mentalice acerca de la necesidad de desarrollar aplicaciones verticales y cree catálogos de productos donde las PYMES puedan ver qué tipo de soluciones disponen para mejorar sus negocios”.
Y, ¿de qué manera se conecta el tejido empresarial español a Internet? Según el informe, el principal tipo de conexión a Internet es el acceso de banda ancha, “a través de tecnología xDSL o cable, utilizado por el 95,2 por ciento de las pequeñas y medianas empresas y por el 93 por ciento de las microempresas con acceso a Internet.
Por otro lado, las PYMES y microempresas españolas se conectan a la Red fundamentalmente para buscar información, “seguido, en la mayor parte de los casos de la realización de gestiones bancarias”. No obstante, también hay empresas que utilizan Internet para relacionarse con clientes y proveedores, para realizar trámites con la administración o como herramienta formativa.

Presencia en Internet
“Una de las principales herramientas asociadas a Internet presentes en las PYMES y microempresas es la página web. “El 52 por ciento de las pequeñas y medianas españolas cuenta con web propia, porcentaje que se reduce al 20,8 por ciento en el segmento de la microempresa”.
Al igual que ocurre con la utilización de Internet, la principal funcionalidad de la página web es informativa: la presentación de la empresa. “Del mismo modo que sucedía con la utilización de Internet, la página web se puede considerar como una herramienta tecnológica de carácter general, utilizado en los procesos de negocio comunes, especialmente el marketing. Su uso como soporte a aplicaciones específicas para los procesos de negocio concretos es minoritaria”.

Sistemas y aplicaciones informáticas
Si continuamos con la radiografía de la situación tecnológica de las PYMES y microempresas, llegamos a los sistemas y aplicaciones informáticas.
Tal y como revela el estudio, “las aplicaciones informáticas con mayor presencia en las pequeñas y medianas empresas son las aplicaciones básicas ofimáticas, presentes en el 96,1 por ciento de las PYMES y en el 58,4 por ciento de las microempresas”.
Un dato más que relevante es el que asegura que “estas aplicaciones son las únicas utilizadas en más del 50 por ciento de las microempresas, un dato revelador de la necesidad de reforzar la difusión en este segmento empresarial de los beneficios que se pueden conseguir con la incorporación de las herramientas y servicios de la Sociedad de la Información en sus procesos de negocio”.
Por sectores, en las pequeñas y medianas empresas, las aplicaciones informáticas relativas a la gestión económica de las empresas, es decir, aquellas que hacen referencia a la contabilidad, la facturación, los cobros, los pagos, o las gestiones con entidades financieras, son las más habituales. En el otro extremo se sitúa las aplicaciones destinadas a la gestión personal (Recursos Humanos, fuerzas de venta, o distribución) las cuales disfrutan de una presencia en torno al 20 por ciento.
En el caso de las micropymes, la situación es más o menos similar. Las principales herramientas de informática siguen siendo las ofimáticas, especialmente aquellas que se utilizan para contabilidad y facturación, “aunque la penetración difiere de manera importante dependiendo de cuál sea el área a la que se dedica la compañía en cuestión”, señala Alfonso Arbiza.

Comercio electrónico
Y llegamos a uno de los segmentos que, por lo menos tanto desde el Gobierno como desde la propia industria, más hincapié se está haciendo: el comercio electrónico.
La principal conclusión de este informe es que las PYMES españolas utilizan este tipo de comercio “principa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información