PYMES | Artículos | 15 OCT 2000

La PYME, razón de ser del Grupo SP

Fernando Muñoz.
En el ámbito de la pequeña y mediana empresa, conocer el conjunto de necesidades que las caracterizan, además de darles a conocer las últimas novedades con el propósito de acceder a la competencia con sus rivales, formarles, ofrecerles buen precio y calidad, y una atención continúa, se convierte en objetivo fundamental para los fabricantes de servicios que tratan de contactar con las mismas. Se trata de brindar el mejor y más completo servicio de atención al cliente, como fundamental valor añadido a todos sus usuarios, además de informarles de la rentabilidad inmediata que toda esta adaptación lleva consigo.
Dealer World 15 ha contactado con Luis Frutos, director de marketing y comunicación del Grupo SP, para conocer más a fondo cómo la PYME se ha ido introduciendo y se va adaptando a los importantes cambios tecnológicos de los últimos años.

La PYME, piedra angular en nuestra experiencia
Sabemos que la PYME puede ser definida, en términos convencionales, de distintas formas según los factores considerados, si bien lo más común es tener en consideración el número de empleados y el volumen de facturación
Una forma menos convencional de plantearnos este concepto, es hacer que la PYME, considerándola dentro de unos parámetros generalmente aceptados y dándolos por supuestos, se convierta en pieza angular de nuestra experiencia y desarrollo. Así la definió Luis Frutos para Dealer World 15. Según sus palabras, "la PYME es nuestra razón de ser", es su único foco de atención, en el cual han centrado sus dieciocho años de existencia.
El compromiso del Grupo SP con la pequeña y mediana empresa pasa necesariamente por el permanente conocimiento de las necesidades de la misma ofreciéndole y basándose en ellas, soluciones globales basadas en calidad, precio y servicio de atención al cliente en software de gestión, además de dar respuestas innovadoras y eficaces en el campo de la formación y consultoría.

La globalización de mercados obliga a las PYMES a adaptarse
No obstante, y a pesar del considerable avance de este tipo de empresas en el campo de las Tecnologías de la Información, la PYME aún se encuentra por detrás de otras de iguales características europeas. Claramente, la pequeña y mediana empresa tienen que hacer un esfuerzo de adaptación para ser más competitiva. Según explicaba Frutos, "la globalización y consiguientemente el mercado único de la Unión Europea obliga, necesariamente y con grandes problemas para la pequeña empresa española, a adaptarse, a utilizar las nuevas tecnologías, las nuevas herramientas de software y a procurarse una formación continua".
No hay que olvidar que otro factor de gran importancia dentro de este ámbito internacional es la calidad. "Creemos", continua nuestro interlocutor, "que la calidad de los productos ofrecidos por este tipo de empresas es fundamental a la hora de abrirse a los mercados exteriores y competir, en este entorno, con otras que llevan más años haciéndolo que las nuestras españolas".
La inversión de la empresa española deja mucho que desear, y aquí hay dos cuestiones básicas, una la formación y otra la información, al margen de ayudas estatales en forma de subvenciones que cada vez es más difícil de obtener. Luis Frutos es consciente, "empresas como la nuestra, en muchas ocasiones, efectúan importantes inversiones sin una rentabilidad directa, sólo con el objetivo de fidelizar a nuestros clientes. Se trata de concienciar e informar a las PYMES para que se actualicen y sean rentables"

Una formación específica para sus necesidades
El Grupo SP es una compañía que apuesta por una formación de calidad adaptada a las necesidades y exigencias de la empresa de hoy, que obligan a la constante actualización de conocimientos de empresarios y trabajadores, y al desarrollo de nuevas habilidades empresariales para afrontar con éxito un mercado cada vez más extenso y competitivo, todo un compromiso directo con la calidad de sus productos.
Ofrecer la formación que las pequeñas y medianas empresas necesitan y adaptar permanentemente la oferta formativa a las últimas innovaciones se ha constituido en obligación para la compañía de gestión SP. En este sentido, su director de marketing y comunicación señala que "se trata de conocer las necesidades de las PYMES y ofrecerles justo aquello que demandan, complementado por la formación específica y precisa para que conozcan el producto". En esta dirección se creó, hace 4 ó 5 años, el área de formación y consultoría de SP, de tal forma que "estamos ofreciendo a las PYMES soluciones desde las más básicas, desde formarles sobre nuestros productos de gestión en facturación, contabilidad y nóminas hasta la realización del máster en gestión de PYMES que cubre las necesidades para la gestión moderna de la PYME". Nos hemos dado cuenta, continúa Frutos "desde la creación del área de formación, de todo el abanico de necesidades que tiene la PYME española. Ofrecemos desde un curso de 15 horas hasta un máster de 500 horas que se encuentra en su tercera edición. Con el máster formamos a gestores y ejecutivos de PYMES que les permiten de una forma muy rápida gestionar su empresa o mejorar su rentabilidad. No somos un instituto de empresa, simplemente nos adaptamos al perfil de la pequeña empresa".
La PYME está dispuesta a asumir todos los cambios experimentados por la nueva economía, pero necesita conocerlos, que los profesionales le indiquen el camino a seguir y los beneficios que ello puede implicar para su negocio. Sólo de esta forma la pequeña y mediana empresa se convierte en buena receptiva del cambio tecnológico. Según palabras de Frutos, "la PYME sólo es receptiva cuando se le ofrecen soluciones muy concretas acompañadas de precio y calidad, se les informa acerca de su utilización y se dan cuenta que las pueden rentabilizar inmediatamente". Las grandes compañías cuentan con sus propios departamentos especializados de tal forma que tienen una información bastante completa de las últimas tecnologías del mercado y las adaptan inmediatamente. No ocurre lo mismo con la PYME, desconocedora de este ámbito que no cuenta con departamentos dentro de la misma que le informen de lo último en tecnología, sino que necesita de asesores externos que le pongan al corriente de lo que necesita para ser claramente competitivas. "Si nosotros profesionales, conocedores de las últimas tecnologías, estamos cada día innovando, tanto más la PYME necesita de una ayuda porque no está informada de los últimos cambios. Y no hablamos de productos raros que justificadamente podrían quedar fuera del ámbito de actuación de estas empresas, hablamos de Internet y del comercio electrónico que aún no son utilizados a gran escala por las mismas debido a que no poseen la suficiente información sobre sus rentabilidades".
Necesitan información veraz, muy fidedigna, que sea a bajo nivel y muy sobre el terreno, que conozcan la rentabilidad inmediata que van a obtener utilizando estas herramientas y como complemento de ayuda, la obtención de subvenciones que les permitan innovar. En este sentido, Frutos nos puso al corriente de lo que
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios