PYMES | Artículos | 01 ABR 2002

Familia Zx5: una apuesta por la PYME

Manejo de papel, conexión Ethernet, y alineación automática de cartuchos, las principales mejoras técnicas
Miguel A. Gómez.
El bilbaíno museo Guggenheim fue el escenario elegido por la compañía norteamericana Lexmark para presentar en sociedad su nueva gama de impresoras de inyección de tinta, con las que espera, no sólo consolidar sus resultados en el segmento doméstico, sino, también, incrementar su presencia en el mercado de la pequeña empresa. Por este motivo, estas nuevas máquinas incluyen una serie de novedades tecnológicas con las que los responsables del fabricante pretenden hacerlas más atractivas para este amplio espectro del mercado. Para conocer más en profundidad estas novedades, así como para entrar en mayores detalles sobre el posicionamiento del producto, quisimos conversar con Estefanía Yome, directora de marketing de la división de consumo de Lexmark en nuestro país.

La nueva familia de productos presentada por Lexmark en Bilbao, la gama Zx5, trata de ofrecer, tal y como explica Estefanía Yome, “un amplio abanico de soluciones que abarcan desde las necesidades más básicas hasta las más complejas. Estas impresoras cubren un espectro de resoluciones que va desde los 1.200 x 1.200 puntos por pulgada, de los modelos más básicos, a los 4.800 x 1.200 de los modelos más altos de gama, variando en velocidad, prestaciones, y niveles de facilidad de uso, con el fin de atender las necesidades de los diferentes tipos de usuario”.
Pero esta sencillez no está exenta de mejoras tecnológicas destacadas. Así, tal y como nos explica, “la novedad tecnológica más importante se da en el modelo Z65n, que incluye una conexión Ethernet, con el fin de cubrir este requisito que se da en el entorno de la pequeña y mediana empresa”.

Diferentes niveles de resolución
En las anteriores familias de productos, las resoluciones eran las mismas para todos los modelos. Sin embargo, en el reciente anuncio no ha sido así. Tal y como comenta Yome, “Lexmark siempre se ha adaptado al usuario. Por ejemplo, nuestros primeros modelos no incorporaban un botón de encendido y apagado pero, tras los comentarios recibidos de parte de los usuarios, los siguientes modelos sí lo incorporan. El caso de la resolución es similar. El ofrecer una resolución de 2.400 x 1.200 puntos por pulgada en toda la gama de productos era una excelente prestación para todos los usuarios, pero no todo el mundo llegaba a necesitarlo. Por tanto, ahora, lo que hemos decidido ha sido adaptar la relación precio/prestaciones en todos los escalones de usuarios, con lo que, a medida que va creciendo la gama, van incrementándose también todas las prestaciones, entendiendo, eso sí, que los usuarios quieren tener una gama completa para poder elegir entre los distintos niveles de prestaciones que quieran tener”.

El reto de alcanzar un nuevo tipo de usuario
Como hemos señalado al comienzo de estas páginas, la intención de Lexmark con estas nuevas máquinas es hacerse un hueco en el segmento de la pequeña y mediana empresa, tan importante en nuestro país. Por este motivo, algunas de las novedades, tanto tecnológicas como de posicionamiento de la gama, están orientadas a alcanzar este objetivo. Sobre este particular, nuestra interlocutora afirma que a partir del modelo Z45 “se empiezan a incluir opciones, directamente desde los propios controladores, que, o bien van orientadas a un usuario que quiere incrementar la calidad de sus trabajos o representan facilidades también demandadas por la pequeña y mediana empresa. Todo lo referente al acabado de documentos, la impresión a doble cara, o el uso del papel, son facilidades que se pueden entender aplicables tanto al usuario avanzado como a la PYME, sin olvidar que se trata de modelos que presentan un precio muy económico”.
Pensando en el segmento más elevado de aquellos a los que se dirige, las principales mejoras para las empresas son, en palabras de Estefanía Yome, “que se han incorporado mejoras que se unen, por ejemplo, a las posibilidades en el acabado de documentos que ya ofrecíamos en las gamas anteriores. Así, las principales novedades pasan por el nuevo sistema de alineación automática de cartuchos, con lo que es la propia impresora, ahorrándole tiempo y complicaciones al usuario, la que alinea los cartuchos de tinta; el sistema de sensor del papel, con el que la propia máquina detecta el tipo de papel que va a emplear el usuario de forma automática y selecciona, también sin necesidad de que el usuario tenga que hacerlo, los ajustes técnicos y niveles de impresión adecuados para ofrecer la mayor calidad posible; y, además, en el caso de la impresora Z65 tenemos dos modelos, uno que sigue las directrices de la línea y un segundo modelo, la Z65n, que incorpora una conexión de red Ethernet. Asimismo, en estos modelos se incorporan dos bandejas de papel, con lo que le estamos dando a la empresa la posibilidad de trabajar, de forma simultánea, con dos tipos de papel, ya sea normal, fotográfico, transparencias o cualquier otro tipo de papel”.
“Con ello”, continúa Estefanía Yome, “nos ajustamos a las necesidades, sobre todo en ahorro de tiempo y facilidad de uso, de las pequeñas y medianas empresas, además de evitar complicaciones a la hora de compartirlas en red o, simplemente encima de una mesa, porque las impresoras de Lexmark siempre se han podido compartir, y eso no deja de ser otra facilidad para la empresa”.
Teniendo en cuenta que los usuarios, a la hora de adquirir en una impresora, prestan especial atención, principalmente, a la velocidad y la resolución, apostar por otros conceptos se sale un poco de la normalidad. La explicación nos la ofrece la responsable de marketing de la división de consumo de Lexmark al señalar que la decisión se ha tomado porque “creemos que hay un buen número de aspectos que el usuario no aprecia a primera vista pero que sí se detectan cuando tienes la impresora encima de la mesa, como la facilidad de uso, que el controlador sea muy intuitivo, y que el entorno que le ofrezca tanto el hardware como el software sea totalmente agradable a la hora de imprimir. Además, pensamos que la impresora no tiene que dar sólo calidad y velocidad, sino que tiene que ofrecer, además, otras opciones que en cualquier momento, sino en el día a día, el usuario pueda necesitar, como es el caso de hacer un póster, o imprimir una imagen en la mejor calidad fotográfica. Estas opciones las incorporamos en los controladores como valor añadido. Quizá a primera vista el usuario no las puede apreciar, pero cuando las descubre se da cuenta de que la impresora es mucho más completa que una velocidad o una resolución determinada”.
“En este sentido”, continúa, “el sistema de alimentación es muy importante. A lo mejor no lo valora lo suficiente, pero es fundamental que no te de ningún problema de atasco de papel, por ejemplo, porque no hay nada más molesto como tener que arreglar los problemas de alimentación del papel constantemente. Por tanto, son aspectos que completan la impresora y que hacen que el día a día con la impresora sea lo más cómodo posible”.
Esta automatización no se consigue a base de restricciones para el usuario, porque según nos comenta, “todo queda abierto a los deseos del usuario, pero lo que intentamos es evitar problemas o pérdidas de tiempo. Sin embargo, si un usuario quiere establecer sus propias características de impresión, a través del controlador puede hacer t

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información