Productos | Artículos | 01 MAR 1996

Texas Instruments presenta las mejoras de su familia Extensa

Texas Instruments ha anunciado las mejoras que ha introducido dentro de su gama de ordenadores portátiles Extensa, diseñada para el sector de la pequeña empresa.

Las actualizaciones incluyen la posibilidad de ampliar la capacidad de los discos duros y la de incorporar una unidad lectora de CD-ROM de cuádruple velocidad.

Estas mejoras se plasman en tres modelos diferentes, el Extensa 550, el Extensa 560 CD, y el Extensa 560 CDT, todos equipados con procesadores Pentium de Intel con una velocidad de 75 MHz.

La memoria RAM de estos equipos es de 8 MB, aunque los tres ofrecen la posibilidad de ampliarla hasta 40 MB. Las pantallas son de 14,4 pulgadas, con tecnología DualScan para el 550 y el 560 CD, y TFT para el sistema 560 CDT. Los tres incorporan un dispositivo apuntador por tacto, y la opción de incluir una batería de ion-litio intercambiable por la disquetera. En cuanto al peso, los 2,8 Kg. del Extensa 550 se incrementan hasta los 2,95 Kg. en los Extensa 560.

Los tres sistemas incluyen arquitectura PCI, y 256 Kb de memoria caché de segundo nivel. Como sistema operativo preinstalado los Extensa incorporan Windows 95.

Las diferencias principales están en la capacidad de almacenamiento de información. Mientras que el modelo 550 incorpora un disco duro de 524 MB, y una disquetera modular, los modelos 560 poseen discos duros con capacidad variable entre los 840 MB y los 1,2 GB, disquetera modular y unidad lectora de CD-ROM modular de cuádruple velocidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información