Productos | Noticias | 28 ENE 2014

Microsoft facilita la migración de Windows XP a Windows 8.1

Aunque será el próximo 8 de abril cuando Microsoft lance el último parche de seguridad para Windows XP, la multinacional acaba de anunciar que va a extender las actualizaciones antimalware hasta el próximo 14 de julio de 2015. Con esta decisión, Microsoft busca facilitar la migración de Windows XP a Windows 8.1.
Windows XP
Bárbara Madariaga

 

Queda poco más de dos meses para que llegue el fin del soporte técnico para Windows XP. Y es que, el próximo 8 de abril, Microsoft lanzará su último parche de seguridad para su sistema operativo más longevo. Ante el todavía respetable porcentaje de penetración de Windows XP, Microsoft ha decidido extender las actualizaciones antimalware para Windows XP hasta el próximo 15 de abril. Además, con esta decisión, Microsoft se ha marcado como objetivo facilitar la migración de los usuarios de Windows XP a Windows 8.1.

 

“Estudios realizados por Microsoft demuestran cómo la efectividad de las soluciones antimalware en un sistema operativo que ya no recibe soporte es limitada. En ningún caso tener las firmas antimalware actualizadas asegura que los dispositivos con Windows XP estén seguros”, asegura Microsoft en un comunicado en el que también destaca que “apostar por la seguridad y la protección en tecnología pasa por utilizar tanto software como hardware avanzado y de última generación, ya que permite protegerse contra el gran número de amenazas que existen en la actualidad”.

 

Según el último estudio de NetApplications, Windows XP todavía está en el 28,98 por ciento de los PC. La parte positiva es que este porcentaje se ha reducido considerablemente desde diciembre de 2012, cuando Windows XP se encontraba en el 39,08 por ciento. “Los partners de Microsoft en todo el mundo están ofreciendo destacadas oportunidades para, no sólo ayudar a los usuarios y empresas en la migración desde Windows XP, también para poder acceder a todas las ventajas que ofrece la tecnología y un software avanzado como Windows 8.1. Migrar desde Windows XP supone el acceso a una mejora en la productividad, eficiencia, ahorro de tiempo, uso de la tecnología táctil y también, ahorro de costes”, finaliza Microsoft.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios