Productos | Noticias | 07 MAR 2006

Impresoras fotográficas 10x15: HP PhotoSmart 475

A grandes rasgos, esta impresora se caracterizar principalmente tanto por presentar un funcional diseño como por ofrecer una notable portabilidad. Obviamente y al igual que otros productos, este modelo permite la impresión directa desde todas las cámaras fotográficas digitales compatibles con la especificación PictBridge.
Dealer World
Asimismo, y sin necesidad de usar un ordenador, también podemos realizar la impresión de todas aquellas imágenes contenidas en tarjetas de memoria de tipo flash que previamente hayamos introducido en alguna de las ranuras del lector multiformato con que cuenta este dispositivo. Lo que ya no es tan corriente es que también podemos acceder e imprimir las imágenes guardadas en cualquier llave USB y que cuando está conectada al PC también podemos acceder a los archivos almacenados en las tarjetas, aumentando aún más la versatilidad de uso de este modelo.

Como cabía esperar, HP sigue confiando en su dilatada experiencia en el mundo de la impresión para el desarrollo de este producto. Por tanto, la PhotoSmart 475 se fundamentada en la utilización de la tecnología de impresión mediante inyección de térmica de tinta. En concreto, utiliza un cartucho de impresión con los tres colores básicos y un cabezal con 600 inyectores, dando como resultado una resolución de 4.800 x 1.200 ppp. A la hora de la verdad los resultados son realmente buenos para tratarse de un modelo de tinta, aunque puestos a mirar con lupa la definición de los puntos es palpable. No obstante, la velocidad de impresión resulta de las más lentas. Asimismo, las fotografías obtenidas suelen presentar una ligera saturación en determinadas tonalidades. A su favor, tenemos el prácticamente nulo ruido generado durante su funcionamiento, aspecto en que supera claramente a los ruidos modelos de sublimación.

La funcionalidad de pantalla LCD a color, además de ser abatible y presentar un adecuado tamaño, ofrece una notable resolución. Consecuentemente y pese a los lentos tiempos de carga, las imágenes mostradas pueden visualizarse con un adecuado nivel de detalle. Adicionalmente, también podemos utilizar la salida de vídeo que incorpora para utilizar otros dispositivos de visualización de mayores dimensiones y, con la ayuda del mando a distancia (que también se adjunta), hacer más cómoda la gestión de la impresora.

Con respecto a las funcionalidades que incluye bajo su modo de trabajo autónomo, hemos de señalar que son bastante abundantes, incluso mayores que las que ofrece el producto de Sony. Así, por ejemplo, resulta bastante fácil realizar un zoom de aumento sobre un área concreta de la imagen, giros de 90 grados, corrección de ojos rojos e, incluso, podemos dejar que el propio dispositivo lleve a cabo una mejora automática de las imágenes a imprimir. Si queremos ser todavía más creativos, contamos con otro buen número de opciones con las que dar un toque totalmente personal a nuestras fotografías. De este modo, y con la inestimable ayuda del panel de control así como de la intuitiva interfaz gráfica presentada en la pantalla, cualquier usuario doméstico puede hacer una correcta y optima utilización de la impresora sin demasiado esfuerzo.

Como elemento de valor añadido, HP incorpora una pequeña memoria interna de 1,5 GB en la que poder almacenar todas aquellas imágenes que estimemos oportuno. Además, este modelo permite la adquisición opcional una pila recargable con la que favorecer la portabilidad y autonomía de la unidad, así como también de un adaptador Bluetooth con el que poder mejorar las opciones de conectividad.

A diferencia de los modelos de sublimación, la gestión del papel es algo más flexible y, por lo tanto, permite la utilización de formatos algo mayores de 10x20 centímetros y el panorámico 10x30 centímetros. Por otra parte, HP dispone de una variada oferta de consumibles para este modelo, siendo especialmente atractiva su gama de papeles fotográficos. En cualquier caso, con la utilización del ?pack? más económico logramos obtener unos costes de impresión por fotografía de tan sólo 0,295 euros.

Por último, el software adjuntado por HP es otro de los puntos fuertes de esta solución. Asimismo, los controladores permiten la utilización de la PhotSmart 475 bajo los sistemas operativos Windows como también en la plataforma Macintosh.

En definitiva, un producto muy versátil, fácil de manejar y con un gasto en consumible del todo ajustado. Además, su precio se sitúa en la misma órbita que el ofrecido por sus rivales directos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información