Productos | Noticias | 05 MAR 2010

¿Es demasiado innovador el modelo de negocio que Google quiere para Nexus ONE?

Tags: Actualidad
Hay modelos y tendencias que, pese a contar con muchos puntos favorables no acaban de cuajar porque no llegan en el momento adecuado, y eso es lo que los expertos estiman que le puede pasar a Google con el modelo de negocio de Nexus ONE.
Dealer World
Cuando Google presentó Nexus ONE, traía bajo el brazo un nuevo modelo de negocio, una forma de “hacer las cosas” que muchos expertos estiman que no tiene hueco en el mercado norteamericano en este momento. De hecho, la firma quería comercializar su dispositivo de manera independiente de las operadoras, y esto choca con lo habitualmente establecido en este terreno, algo que ocurre en otros muchos países, como es el caso de España.

En una reciente misiva a la Comisión Federal de Comunicaciones, Google explicaba que su idea de negocio pasa por contar con un dispositivo que pueda acceder indistintamente a las diferentes redes de los diferentes operadores en función de la necesidad y disponibilidad, lo que supondría una significativa mejora para los usuarios.

El problema llega por las diferencias en las frecuencias de los operadores, que provocarían que construir un dispositivo que pudiera elegir tendría un coste de unos 2.000 dólares. A no ser que alcance un punto de fabricación en el que las economías de escala le permitan reducir este coste unitario, Google se enfrenta a la misma realidad que el resto de fabricantes de dispositivos, fabricarlos pensando en un operador concreto.

Por el momento, un portavoz de Google ha declinado comentar si la firma planea vender un móvil realmente universal o, simplemente, diferentes versiones para diferentes operadores. Ahora dispone de un Nexus One para la red de T-Mobile y trabaja en uno para Versión Wireless, “lo que no aporta nada nuevo, realmente”, ha sentenciado Andy Castonguay, analista de Yankee Group. De hecho, son diferentes las firmas que comercializan dispositivos en su web, pero es necesario elegir un operador antes de finalizar el proceso de compra, lo que permite al fabricante aprobar que el dispositivo es compatible en cada caso.

Los analistas, incluso, no se ponen de acuerdo sobre si un modelo como el que propone Google será realmente beneficioso para el usuario, porque, al final, los usuarios tendrían que pagar más dinero por el dispositivo. De hecho. Google tiene el dudoso honor de poseer el dispositivo más caro a la hora de cancelar el contrato con T-Mobile, algo de lo que Google se defiende afirmando que cada vez que algún usuario cancela el contrato, ellos también tienen que pagar una penalización a T-Mobile, igual que ésta le paga una comisión por cada alta nueva.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios