Productos | Noticias | 09 ENE 2001

Apple dirige sus esfuerzos hacia la vida digital

En lo que ha sido la conferencia inaugural de la Macworld Expo, Steve Jobs, iCEO de Apple, ha presentado las aplicaciones iTunes, para la edición de música digital, e iDVD para la creación de DVD compatibles con reproductores domésticos. En materia de hardware, destacan el portátil Titanium PowerBook G4, con una pantalla de más de 15 pulgadas, y nuevos G4 con procesadores de hasta 733 MHz.
Arantxa Herranz
Como viene siendo habitual, algunos de los rumores que circulaban sobre las novedades a presentar en el pistoletazo de salida de la Macworld Expo han acabado convirtiéndose en noticia. Y, como siempre, el máximo responsable de la compañía de la manzana, Steve Jobs, sorprendía a propios y extraños con varias de las novedades presentadas en su ponencia. En materia de hardware, los productos de gama profesional, tanto en sobremesa como en portátil, han sido los renovados. Sin embargo, las principales novedades se materializan en el apartado del software, y con dos fines muy claros y, en cierto modo, ligados: liderar la revolución musical y el concepto de vida digital. Eso sí, anteponiendo, ante todo, al ordenador como un equipo que, más que muerto, cobra si cabe mayor importancia como eje de todos estos aspectos.

Romper el mito de los megahercios
No es la primera vez que Apple intenta demostrar, en vivo y en directo, que sus procesadores, pese a no alcanzar la cifra en megahercios de los Pentium, poseen un nivel de rendimiento mayor, sobre todo a la hora de ejecutar algunas aplicaciones, como pueda ser el caso de Photoshop. Sin embargo, no es menos cierto que algunos sectores se mostraban críticos por la falta de actualización de la velocidad de los procesadores y porque, a la hora de establecer las primeras comparaciones, muchos usuarios consideraban que los 500 MHz ofrecidos por Apple se quedaban muy atrás en comparación con los gigahercios a los que empezaban a llegar los Pentium.
Steve Jobs reconocía, ante el auditorio del Centro de Convenciones Moscone de San Francisco, que la compañía ha tardado muchos meses en aumentar la velocidad de sus máquinas. Dicho esto, daba a conocer nuevos modelos PowerMac G4, con hasta 733 MHz de velocidad. Y, para no perder la costumbre, se ha comparado una aplicación gráfica y animada ejecutada con uno de estos equipos con otra idéntica ejecutada en un PC dotado con Pentium 4 a 1,5 GHz. El resultado no podía ser otro: el Macintosh es una máquina mucho más rápida que el PC, hasta en un 57 por ciento. Por eso, Jobs pedía que se enterrara el “mito del megahercio”, para solicitar, de este modo, a los usuarios y analistas que se fijen en el rendimiento que ofrece un sistema, y no en la velocidad que marca el procesador que llevan incorporado.
Y, para no dar más importancia a este hecho, el iCEO de Apple también ha dado gran protagonismo a lo que la compañía ha venido a denominar SuperDrive y que viene incorporado en la gama alta de la actualizada familia PowerMac G4. SuperDrive es una unidad, no sólo capaz de leer CD y DVD sino, además, grabar en los dos formatos para que sean, incluso, reproducidos en dispositivos de consumo.

Abanderar el concepto de vida digital
Sin duda alguna, el desarrollo de esta nueva unidad estaba muy relacionada con otro de los anuncios estrellas realizados por este directivo. Según detalló durante su discurso, la visión y el esfuerzo de cara al futuro de la compañía está en liderar el concepto de vida digital. Criticando a aquellos que, como sus competidores Gateway o Compaq, aseguran que el PC va a pasar a un segundo plano, Steve Jobs mantiene que el ordenador no sólo no está muerto sino que, además, va a comenzar a vivir, a partir de ahora, su tercera edad de oro. Así, Jobs está convencido de que el ordenador, como el hombre, también sufre una evolución. De esta forma, y una vez superados los inicios, el máximo responsable de Apple cree que, hasta 1994, se vivió la época dorada, gracias a la productividad pasando, a partir de 1995 y hasta el pasado año, a vivir una segunda edad de oro gracias a Internet. A partir de este 2001 recién estrenado, Jobs entiende que se inicia la tercera gran fase del ordenador, como el centro de la vida digital. La proliferación de nuevos y diversos dispositivos, como teléfonos móviles, agendas personales, cámaras de vídeo digital, cámaras fotográficas digitales, DVD, reproductores de CD o de MP3, etc., tendrán como núcleo, en este nuevo estilo de vida, al ordenador. Y el Macintosh está llamado a ser, según Jobs, ese “centro digital” de todo ese nuevo universo.
Por eso, la compañía de la manzana ha desarrollado dos aplicaciones destinadas a plasmar ese nuevo enfoque y orientación empresarial al que se ha comprometido Apple: iDVD e iTunes.
Comenzando con la primera de ellas, podría decirse que es el complemento ideal al SuperDrive. Por eso, no es de extrañar que en todos aquellos G4 que vengan dotados con esta unidad, también estará cargada, por defecto, esta aplicación con la que se pretende que los usuarios puedan crear, de una forma rápida y sencilla, sus propios DVD para que, posteriormente, éstos puedan ser leídos, incluso, en reproductores domésticos. Pese a que el mercado potencial es grande (según los datos facilitados por Jobs, en Estados Unidos se vendieron, el pasado año, 10 millones de reproductores DVD para el hogar, cifras que se van duplicando año a año), la compañía se encontraba ante una dificultad técnica para poder realizar esta codificación en alta calidad. Según Jobs, “teníamos dos opciones: el hardware o el software. En materia de hardware, cada codificador cuesta alrededor de mil dólares, y no queríamos incrementar tanto el precio de nuestras máquinas. En cuanto al software, la tecnología aún es muy lenta, por lo que la grabación a un DVD vía software cuesta 25 veces más que el tiempo a grabar”. Así que los ingenieros de Apple se pusieron manos a la obra y, siempre según lo comunicado por este responsable, han conseguido reducir ese tiempo de tal forma que, gracias a iDVD, se tardará en pasar a formato DVD el doble de la duración de los archivos a guardar.
Y, como no podía ser de otra forma, la apariencia de estas creaciones también es personalizable al gusto del consumidor y se pueden guardar y crear diferentes formatos de películas y vídeos. Además, se aprovecha el lanzamiento de iDVD para vender un paquete de 5 DVD-R a menos de 50 dólares.

La revolución musical
Pero, como decimos, iDVD no ha sido la única aplicación nueva presentada por Apple, sino que también hay que hablar de iTunes. Con ella, los usuarios podrán realizar importar archivos MP3 de un CD al ordenador, descargar canciones a un reproductor MP3, emplear diferentes sistemas de búsqueda para localizar canciones o crear sus propios CD, así como diseñar los “favoritos” de las canciones a sonar. Todo esto bajo la apariencia y la interfaz gráfica que caracteriza a Apple. La disponibilidad de iTunes, que es compatible a partir de la versión 9 de Mac OS es inmediata y puede descargarse, gratuitamente, de la Web, aspecto este último que fue calurosamente aplaudido por el auditorio Moscone.
En cuanto a la próxima versión del sistema operativo, Mac OS X, Steve Jobs quiso, ante todo, agradecer la colaboración prestada por los probadores de la fase beta de la aplicación y las sugerencias aportadas por los usuarios, algunas de las cuales se han tomado en cuenta a la hora de confeccionar la versión definitiva que estará disponible a partir del próximo 24 de marzo al precio de 129 dólares. Además, el iCEO de Apple señaló que, auque ya existen muchas aplicaciones compatibles con la nueva generación de su sistema operativo, será en el verano cuando se produzca la mayor avalancha de las mismas, coincidiendo también en el tiempo con la preinstalación de Mac OS X en todos los equipos de Apple.

La elegancia del titanio
Por último, y retomando el hardware, Apple ha renovado también su gama portátil profesional uniendo, en palabras de Steve Jobs, belleza y poder. Fruto de la unión de estos dos conceptos saldrá a la calle, a finales del mes de enero, el PowerBook G4 Titanium, un portátil ligero y delgado que posee una pantalla de 15,2 pulgadas, procesador G4 a 500 MHz, 5 horas de batería y lector DVD incorporado, entre otras prestaciones, poseyendo, además, una carcasa
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios