MOVILIDAD | Artículos | 15 JUN 2003

Movilidad: el negocio a cualquier hora y en cualquier lugar

Ramon A. Fernández.
El sueño para cualquier empresario era, hasta hace poco, poder hacer negocios en cualquier momento y lugar, habida cuenta de que tiempo no dedicado a este menester no reporta beneficios. Pues bien, la tecnología se ha puesto al servicio de este sueño que, como no podía ser de otro modo, ha dejado de ser un deseo para convertirse en una realidad. Conceptos como movilidad y disponibilidad total han calado hondo en la forma de hacer negocios y en la forma de aprovechar las bondades de la tecnología en beneficio de la empresa y sus resultados.

Las modernas plataformas tecnológicas y los nuevos desarrollos surgidos a raíz de éstas permiten a las personas estar siempre conectadas y operativas, con lo que de positivo supone eso para la empresa moderna. Y, ¿cómo se demuestra esta evolución? Pues en la reacción del mercado. En momentos duros para el segmento PC, como los vividos en los últimos meses, los dispositivos portátiles han seguido tirando del mercado y recortando la distancia que les separaba de los ordenadores de sobremesa. Así, trimestre a trimestre hemos asistido a un crecimiento sobresaliente de los portátiles que no se han frenado ahora que parece que el negocio de los sistemas de sobremesa vuelve a sonreír. Pero hay más, y es que las previsiones de las consultoras hacia el segmento portátil siguen siendo muy positivas, sobre todo por la llegada de nuevas tecnologías y capacidades, lideradas por Centrino, lo más nuevo de Intel en tecnología móvil, que parece llamado a llevar a los sistemas portátiles a sus más altas cotas.

La realidad del mercado
Para comprobar con cifras esta evolución no hay más que echar un vistazo a los resultados ofrecidos por la consultoras en el último trimestre del año.
Los datos definitivos sobre el mercado de portátiles de IDC en nuestro país dejan tras de sí importantes y destacables resultados. El primero de ellos es que durante enero, febrero y marzo de 2003 se ha vendido un 56,6 por ciento más de portátiles que durante los mismos meses del pasado año. Así, cabe señalar que en total se han servido 160.825 máquinas durante los tres primeros meses de este año, según los datos de IDC.
En cuanto a las ventas de portátiles entre domésticos y profesionales, los crecimientos acumulados por estos dos tipos de público son prácticamente idénticos: 57,2 y 56,2 por ciento, respectivamente.
En cuanto a la visión ofrecida por PROFit/Gartner de este mismo período, pese a que las cifras no son exactas, la línea es similar. Así, se repite la tendencia al crecimiento sostenido en las ventas de portátiles en España durante el primer trimestre del año. De hecho, se verifica un aumento de las mismas de un 40,3 por ciento, siendo por tanto, el segmento que más crece en comparación con el de PC de sobremesa y servidores.
Fijándonos en estas cifras, se comercializaron en España en el pasado trimestre, entre sobremesa y portátiles, 454.640 unidades, de las que 147.178 eran portátiles, lo que representa un 32,3 por ciento del mercado PC. Si echamos la vista atrás doce meses vemos que en el primer trimestre de 2002, cuando los datos del segmento PC no estaban en alza como ahora, las ventas de portátiles representaban el 30,8 por ciento del total, con lo que podemos llegar a la conclusión de que pese a la vuelta de los datos positivos en el terreno de los sobremesa, los portátiles siguen ganando terreno a marchas forzadas. De hecho, si nos fijamos en la tendencia que marca la tabla adjunta, podemos ver que salvo un paréntesis marcado por el cuarto trimestre del año, período en el que tradicionalmente se disparan las ventas de PC, la línea marcada por el porcentaje de los portátiles vendidos en relación con el total de PC es ascendente. Incluso, en este período la cifra de venta creció, si bien no su representación frente al total.

Lo que nos deparará el futuro
Nadie sabe a ciencia cierta lo que va a ocurrir en el futuro, pero las consultoras establecen previsiones en base a tendencias presentes. En relación con la movilidad, todos los analistas parecen estar de acuerdo, y el futuro lo pintan de color de rosa.
Las previsiones apuntan, y no sólo las más optimistas, a un desarrollo del mercado empujado por las nuevas y potentes capacidades ofrecidas por los portatiles, las posibilidades que ofrecen los desarrollos alrededor de la tecnología inalámbrica, y el empuje que desde los organismos, tanto públicos como privados, se va a ofrecer a los puntos de conexión desde espacios públicos.
Pero esto es como un círculo vicioso, dado que si se desarrollan estos es porque antes se ha creado una necesidad en el usuario y, por tanto, una demanda en el mercado. Y para apuntalar esta demanda, los analistas siguen apostando por un crecimiento de doble dígito en el terreno de los portátiles, unas cifras que, sin lugar a dudas, se mantendrán en todo momento por encima de las de los sistemas de sobremesa.
¿La clave? Evidentemente hay que buscarla en aquello que estas máquinas aportan frente a los PC de sobremesa: libertad para trabajar sin restricciones temporales ni espaciales, lo que permite a cualquier usuario llevar su trabajo con él donde quiera que vaya.
Y para incrementar esta sensación aparece Centrino que, como veremos en las próximas líneas, extiende estas posibilidades con un mejor aprovechamiento de la vida de las baterías, algo que, unido a las comunicaciones sin cable, incrementa notablemente la independencia de este tipo de ordenadores.

¿Qué es Centrino?
Centrino no hace sólo referencia al nuevo núcleo que integra la más reciente generación de procesadores destinados a gobernar a los ordenadores portátiles de última hornada, sino que, por el contrario, tiene un sentido más amplio y ambicioso que abarca, aglutina y coordina otra serie de áreas como el chipset, la gestión de la energía, el soporte de la especificación USB 2.0 e, incluso, la presencia de capacidades de comunicación sin hilos. Cuestión que resulta del todo lógica, ya que en todo sistema informático el procesador es uno más, eso sí con bastante protagonismo, de los numerosos componentes que lo integran. Por ello, cuando se trata de mejorar determinados parámetros relacionados con las prestaciones y funcionalidades del equipo o con su autonomía de funcionamiento, han de considerarse varios puntos de actuación y entre ellos, cómo no, el procesador principal del sistema. En definitiva, Centrino es, tal y como lo define la propia Intel, una innovadora tecnología móvil diseñada específicamente para los ordenadores portátiles que ofrece acceso de red local inalámbrica integrado y un rendimiento sin precedentes al tiempo que permite prolongar la duración de la batería y diseñar equipos más planos y cómodos de transportar.
Las lógicas metas fijadas en el diseño de la nueva tecnología móvil de Intel se han basado principalmente en la mejora de las prestaciones, la reducción del consumo energético y incorporación de comunicaciones de red inalámbricas bajo la especificación 802.11b, todo ello guardando una elevada integración y compatibilidad para aumentar la fiabilidad y disponibilidad de estas soluciones.

Los secretos de los nuevos procesadores “M”
Una vez que conocemos las líneas maestras seguidas por Intel en el desarrollo de su innova
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios