MOVILIDAD | Noticias | 13 OCT 2003

Los precios de los portátiles continúan cayendo en septiembre

La tendencia no cambia: los precios de los ordenadores portátiles siguen cayendo. Aunque para los distribuidores esto significa que la guerra de precios está abierta, lo cierto es que será, según la consultora, un aliciente muy importante para que los usuarios se decidan a invertir.
Yolanda Sánchez
Los precios de los ordenadores personales en Europa continuaron cayendo en el mes de septiembre según IDC. Esta corriente se ha visto marcada por la tendencia a la baja en el caso de los precios de los PC portátiles. Y es que después de la bajada en los precios durante el segundo trimestre del año, estos han continuado cayendo durante el tercer trimestre, lo que se traduce en una bajada secuencial del 7 por ciento y de más de un 20 por ciento si lo comparamos con los resultados del tercer trimestre del año anterior.
Si el mercado de los ordenadores de sobremesa y el de los servidores x86 muestran cierta estabilización en el mes de septiembre e incluso reflejan un pequeño incremento en los precios si lo comparamos con el pasado mes de agosto, en el mercado de los ordenadores portátiles los PVP continúan bajando. Así, y según los datos de la consultora, los ordenadores portátiles han caído en precios un 1,7 por ciento en el mes de septiembre y en comparación con los últimos datos, que son del mes de agosto. Esto significa una reducción global por encima del 10 por ciento comparado con el segundo trimestre del año. Si nos fijamos en los resultados desde la perspectiva anual, las conclusiones no son menos significativas: la caída es de más de un 25 por ciento de año en año.
Si esta tendencia se mantiene, la consultora asegura que ésta seguirá constituyendo un importante estímulo para incrementar las ventas de estos ordenadores. Pero, mientras los consumidores finales se encuentran en una situación privilegiada, los distribuidores tienen ante ellos un futuro que les mantendrá en el campo de batalla de los precios.
IDC asegura que los distribuidores europeos han hecho un mayor hincapié sobre los productos del área de movilidad y la competitividad entre los fabricantes internacionales y locales se ha anticipado y no ha habido ningún tipo de clemencia en estos primeros pasos. Todo ello se traduce, en términos de mercado, en que el crecimiento de unidades vendidas en el sector de consumo se puede incrementar un 50 por ciento al cierre del tercer trimestre en comparación con el año anterior.
Pero esta competencia tan fiera entre los fabricantes también tendrá su reflejo en los canales empresariales y no cabe duda de que la bajada en los precios ha estimulado mucho la venta de este tipo de ordenadores, especialmente dentro del segmento de las PYMES. Como resultado, las previsiones de crecimiento que se sitúan por encima del 29 por ciento, de año en año, en zona EMEA para el total del mercado de portátiles, en términos de ventas de unidades, pueden ser alcanzadas y superadas.
En el área de sobremesa, y como resultado de la aceleración del mercado de los ordenadores portátiles, el crecimiento se espera que sea mucho más modesto. Sin embardo, IDC advierte que se continuará mostrando una mejora en el ámbito corporativo. A pesar de ello se debe contar con los efectos negativos de la situación económica de esta zona y con el comportamiento conservador de las empresas y usuarios a la hora de realizar este tipo de inversiones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información