MOVILIDAD | Artículos | 01 DIC 2003

La movilidad se perfila como la condición indispensable de las TI del futuro

Yolanda Sánchez.
Telenium acaba de presentar un informe, elaborado por Giga Group, en el que se analizan las tendencias de la tecnología de la movilidad. La principal conclusión de dicho informe es que existe un importante potencial de crecimiento que se hará realidad cuando se den una serie de condiciones, tales como la convergencia de estrategias entre operadoras, fabricantes de TI e integradores de sistemas.
En este análisis se parte del hecho de que se trata de un mercado complejo, en el que cualquier estimación debe realizarse con prudencia ya que se encuentra lejos de su punto de madurez. Y es que hay cuestiones que todavía tienen un largo camino por delante como es el caso del UMTS, pero ésta no es una condición indispensable para el despegue del mercado. Las posibilidades de ancho de banda que ofrecerá esta tecnología no impiden que se aproveche la capacidad de las actuales tecnologías para desarrollar servicios. La tecnología GPRS actual, mejorada con EDGE, ofrece la capacidad necesaria para desarrollar multitud de servicios que permitan mejorar procesos o implantar nuevos modelos de negocio.
Por su parte, los mensajes MMS serán un catalizador importante y exitoso de este mercado, según el informe. Este nuevo servicio de mensajería está teniendo una importante acogida por parte de los usuarios. Según estimaciones realizadas a partir de datos ofrecidos por las operadoras, un 50 por ciento de los usuarios de móviles MMS ha utilizado el servicio durante los tres primeros meses de uso. Si se tiene en cuenta además que el coste de un mensaje MMS es entre 20 y 30 veces menor que el de un SMS por byte transmitido, es razonable esperar que se produzca un importante crecimiento en el uso de este servicio, si bien la repercusión que tendrá en los ingresos medios por usuario de la operadoras será limitada.
Por otro lado, se espera que despegue el mercado de servicios para empresas, siempre que las operadoras consigan crear unas condiciones mínimas de integración con las infraestructuras y aplicaciones corporativas. Además, es necesario garantizar calidad de servicio, interoperabilidad nacional e internacional, modelos de tarificación coherentes y adaptación de los sistemas de gestión para la facturación de estos nuevos servicios.
Asimismo, es previsible un fuerte crecimiento en WiFi. Según un informe de Giga Group de la primavera pasada, este mercado moverá en torno a los 2.000 millones de dólares en 2004. Aunque es previsible un crecimiento fuerte en este área, es necesario ser prudente, ya que esta tecnología tiene sobre todo una vocación de red privada, para uso interno de las empresas, por lo que el número de usuarios es mucho menor que el de la telefonía móvil, que ronda el 90 por ciento de penetración.
Mientras, la posibilidad de servicios de red pública a través de WiFi se presenta, de momento, como una alternativa remota, ya que los posibles modelos de negocio sobre esta tecnología aún están en una fase de definición mucho menos avanzada que la telefonía móvil: está por aclarar quién va a prestar los servicios, cómo se van a facturar y qué papel jugará cada uno de los actores.
El estudio también ha destacado el potencial en comunicaciones entre máquinas, un campo al que todavía no se le ha prestado atención. Según la compañía, hay un importante negocio potencial en el desarrollo de servicios destinados al control o gestión remota de todo tipo de máquinas y dispositivos.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información