Mercado en cifras | Artículos | 01 ENE 2004

TFT, LCD, plasma: la revolución del mercado de pantallas y monitores

La fuerte demanda de pantallas LCD hace caer los precios en el mercado
Mª Luisa Melo.
“El tubo ha muerto, larga vida al TFT”. Si bien más de un fabricante parece estar siguiendo esta máxima, si tenemos en cuenta la evolución en los lanzamientos de producto detectada en los últimos tiempos, todavía hay algunos que se resisten y aluden a la reticente demanda de monitores CRT del mercado para justificar su venta. Pantallas cada vez más pequeñas, con mejor calidad de imagen y precios más baratos son los principales factores que apuntalan el buen momento de los TFT-LCD. Le siguen, aún con tímido éxito en el mercado de gran consumo, las pantallas de plasma. El futuro está por ver.

Una vez más, la opinión de las consultoras es clave a la hora de entender cómo “respira” el mercado de monitores y pantallas. En este sentido, IDC considera que el mercado TFT-LCD continuará su ratio de crecimiento de dos dígitos a lo largo de este año. De hecho, estima que crecerá un 14 por ciento hasta alcanzar la cifra de 20.000 millones de dólares en 2003, mientras que este año aumentará un 30 por ciento hasta los 26.000 millones de dólares.
Por su parte, la firma DisplaySearch ha puesto de manifiesto cómo las ventas de pantallas TFT-LCD de gran formato han superado sus expectativas de crecimiento. De hecho, ya ocurrió en el primer trimestre del pasado año, cuando las ventas aumentaron un 7 por ciento en comparación con las registradas en el último trimestre de 2002.
Está claro que esta tendencia al alza en la comercialización y venta de este tipo de monitores ha provocado, por ende, un descenso en sus precios, fruto de la fuerte demanda generada en el mercado. El crecimiento más rápido de lo esperado ha sido debido a la venta de monitores LCD, que se ha incrementado casi el doble de lo previsto, lo que ha provocado que los beneficios también superaran las expectativas.
Por otro lado, a pesar de que el mercado de monitores LCD inició una tónica de desaceleración en el tercer trimestre del pasado año, debido al impacto de los precios de las pantallas de 15 y 17 pulgadas, las ventas globales de pantallas TFT-LCD han crecido un 9 por ciento en dicho período de 2003.

Las pulgadas hacen acto de presencia
Estas estimaciones de las consultoras también se refieren al ámbito de las dimensiones de las pantallas. De esta forma, se estima que las ventas de monitores de 15 pulgadas serán las más importantes. De hecho, tendrán una cuota de mercado del 47 por ciento, frente al 19 y 16 por ciento, respectivamente, en el caso de pantallas de 17 y 14 pulgadas.
En este sentido, Sony ha presentado las nuevas pantallas de la Serie S. Disponibles en gris claro y en negro, los modelos S93 (19”), S73 (17”) y S53 (15”) están equipados con los marcos más finos de la gama, según el fabricante. Los monitores de 17” y 19” ofrecen resolución nativa de 1,3 millones de píxeles (1.280 x 1.024 píxeles). Los modelos disponen también de una relación de contraste máxima de 600:2 en el modelo S93 y de 500:1 en el S73. El monitor de 15” ofrece una resolución de 1.024 x 768 píxeles y un contraste de 400:1.
Todos los modelos incluyen control de Gamma y de ajuste de la señal, ambos programables por el usuario. La Serie S ofrece también un mayor ángulo de visualización. Así, para el modelo S93 es de 170 grados en horizontal y vertical y para los modelos S73 y S53 de 160 grados.
Por su parte, LG presenta un monitor TFT LCD de 23 pulgadas con dispositivo Media Station, una estación multimedia que convierte al monitor en el punto desde donde se centralizan las conexiones de PC, DVD, TV o audio. De este modo, se completa la Serie 20, compuesta por los modelos L1520B, L1720B y L1920B, de 15, 17 y 19 pulgadas, respectivamente. Estos equipos tienen formato panorámico de 4:3, entrada digital y puerto USB integrado.
El modelo en cuestión, el L2320A, incorpora salida de vídeo digital, analógica, AV y puede ser conectado a equipos de audio digital. Su panel TFT-LCD tiene una resolución de 1.920 x 1.200 ppp. claridad de 400:1 y un ángulo de visión de 176 grados.
Además, incluye nuevas funciones de imagen como Spectable, LightView, PIP, POP, PBP, una nueva función de alta definición de sonido BBE, junto con mando a distancia y altavoces separables.

Con menú de funciones en pantalla
IBM ha ampliado su gama de monitores ThinkVision con dos nuevos modelos que se unen al L200p que ya inauguró la familia. Son los ThinkVision L150 y L150p, unos monitores planos LCD de 15 pulgadas cada uno.
Ambos monitores incorporan un menú en pantalla que permite un acceso directo a las funciones más utilizadas y disponen de botones de acceso directo al ajuste del brillo, a la configuración automática de la imagen y a la selección del dispositivo de entrada.
Además, estos monitores incorporan un nuevo menú que permite acceder a las diferentes funciones, a través de imágenes y descripciones de texto y ofrecen una resolución de 1.024 x 768 (UXGA). En concreto, el monitor ThinkVision L150p también ofrece un contraste de 400:1 e incorpora una entrada doble, con una conexión analógica y otra digital, por lo que el monitor puede conectarse a dos sistemas simultáneamente.

La magia del diseño en negro
Lo cierto es que los monitores TFT-LCD surgen como una solución a medio camino entre los grandes y delgados monitores de plasma y la calidad de visión de un televisor de tubo de rayos catódicos.
En esta ocasión, Toshiba renueva su catálogo con dos monitores de 14 y 20 pulgadas: LCD 14 VL y LCD 20 VL. Pertenecen a la gama Black TFT-LCD y están fabricados con un recubrimiento negro que repele la luz del exterior y evita brillos, aportando mejor contraste. En estos monitores también se ha mejorado el ángulo de visión hasta 160 grados. Además, se ha reducido el tiempo de respuesta hasta los 16 milisegundos, con lo que se evitan defectos de visionado en escenas de gran velocidad. Su brillo supera ampliamente al de cualquier monitor de tubo de rayos catódicos, llegando a 500 cd/m2 el modelo de 14” y a 450 cd/m2 el de 20”. Por su parte, el contraste ofrece valores equivalentes a los de un monitor convencional de gama alta: 400:1. Se trata de monitores de 4:3 con un tamaño de diagonal de 34 y 49 cm. (14” y 20”, respectivamente).
Incorporan un altavoz central con el sistema SRS WOW, que simula sonido 3D y cuya potencia es de 5 w RMS. Ambos tienen conexión para antena TV y entrada de vídeo mediante euroconector, pero no VGA, por lo que, en principio, no están diseñados para usarse con un PC.

Uno de los más pequeños de su clase
Lo bueno en pequeñas cantidades. Ya se sabe el dicho y Homework Computer se ha puesto manos a la obra para llevarlo a efecto. Así, el mayorista ha ampliado su gama propia de monitores TFT con el modelo multimedia HWC M315P-5. Este monitor de 15 pulgadas se caracteriza por su reducido tamaño (369 x 80x 360 milímetros) y por la localización de un control OSD que facilita la configuración. Entre sus características técnicas destaca el ratio de contraste de 400:1, un tamaño del punto de 0,297, la resolución de 1.024 x 768 y el tiempo de respuesta de 16 milisegundos. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el monitor incluye dos altavoces de 2W y tiene un peso de 3,3 kilogramos.
Además, el mayorista sigue la estela de éxito del plasma y ha presentado su monitor de plasma HWC
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios