Mercado en cifras | Noticias | 15 JUL 2009

¿Son efectivas las estrategias de reducción de costes?

En un momento como el actual, muchas empresas se encuentran implementando estrategias que les permitan conseguir un ahorro de costes. Pues bien, según afirma un estudio de Ovum, en muchas ocasiones estas no van a tener los resultados deseados, además de que aboga por que las compañías miren al futuro y no se centren únicamente en la reducción de gastos.
Bárbara Madariaga

Según revela un studio de Ovum, muchas compañías que se encuentran evaluando las estrategias que van a implementar para reducir costes, van a llevarlas a cabo demasiado tarde. A pesar de que estas estrategias pueden reducir los costes tanto en sus sistemas de información, como en el desarrollo de software, no ofrecen la rápida eficiencia que los CFO demandan a los CIO, ya que, en su implementación, se tarda más tiempo del deseado, además de que es necesario un uso intensivo de los recurso de la compañía que, en la mayoría de las ocasiones conlleva una revisión de su estrategias de TI.

Según palabras de Alexander Simkin, analista senior y especialista en procesos de mejora de Ovum, “muchos CFO se acaban de dar cuenta de los beneficios que aporta los procesos de mejora y la reducción de costes que pueden alcanzar gracias a las TI. Teniendo en cuenta la situación económica actual, son factores que muy atractivos. El problema es que no se dan cuenta que la aplicación de estas estrategias lleva tiempo y, en la mayoría de las ocasiones, la reducción de costes no es de manera inminente. De hecho, es común que antes de que estos sean patentes se produzca el efecto contrario”. De esta forma, Alexander Simkin aboga por la labor que tienen que realizar los CEO “de educación a los CFO”.

Así, las organizaciones que establecieron, en su momento, estrategias de mejora de los procesos, están comprobando las ventajas competitivas que éstas les están ofreciendo, así como hasta están sacando provecho del momento actual. Además, hay que tener en cuenta que, tal y como apunta Ovum, una vez que la economía mejore, las estrategias de reducción de coste dejarán paso a otras prioridades, como la mejora de la calidad de los procesos. Es por este motivo por el que Alexander Silkin aconseja “que las estrategias que lleven a cabo las empresas vayan más allá de la recesión. En vez de aplicar políticas únicamente de reducción de costes, también se debería de tener en cuenta que éstas mejoren la calidad”.

De este modo, Ovum aconseja la aplicación de métodos que auditen y certifiquen la madurez de los procesos TI de las organizaciones, tales como CMMI (Capability Maturity Model Interactive), o el estándar ISO 20000. “Estas prácticas proporcionan a los CIO una visión más amplia de las tecnologías que deben de aplicar en sus organizaciones”.

En cuanto a las ventajas que podrán tener los proveedores de servicios, “estos podrán estipular cuáles son las necesidades de cada empresas, comprobar los niveles en los que se encuentran las infraestructuras de TI y aprovechar los beneficios que aportan aquellos sectores  menos afectados por la recesión económica”, finaliza Alexander Silkin.  

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios