Mercado en cifras | Noticias | 25 ENE 2010

Las ventas de discos SSD crecerán un 54 por ciento hasta 2013

Tags: Actualidad
Según los datos de la consultora IDC, las ventas de discos SSD seguirán experimentando un notable crecimiento a lo largo de este 2010. Sus capacidades y rendimiento los elevarán hacia una clara alternativa a los tradicionales discos duros.
Encarna González

El pasado 2009, las ventas de discos de estado sólido (SSD) crecieron un 14 por ciento respecto al año anterior, superando los 11 millones de unidades vendidas. Según estos datos de IDC, si bien el pasado fue positivo en lo que a la comercialización de estos productos se refiere, a lo largo de los tres próximos años, las ventas de discos SSD seguirán teniendo una evolución muy positiva.

En este sentido, las previsiones que maneja la consultora apuntan que, de seguir esta tendencia alcista, durante el período 2008-2013, las ventas de discos SSD habrán obtenido una tasa de crecimiento compuesto anual del 54 por ciento.

En estos buenos resultados que se espera que sigan teniendo las ventas de discos SSD, IDC apunta que los precios seguirán siendo un factor importante a la hora de medir la adopción de estos productos. Así, el descenso en el gasto en TI que hemos visto a lo largo de los últimos 18 meses ha llevado a que también se perciba una reducción en los precios de los discos de estado sólido. Junto a ello, desde IDC apuntan que la caída a largo plazo de las memorias NAND se traducirá, consecuentemente, en una bajada de las SSD.

Desde el punto de vista de la consultora, otra de las grandes oportunidades de crecimiento en el mercado para los discos SSD se verá al convertirse en una alternativa a los discos duros integrados en los portátiles. Además, desde IDC apuntan que los discos SSD también se convertirán en una alternativa para su uso en mini-portátiles. En ambos casos, el precio y las capacidades de almacenamiento de estos discos deberán competir con los costes de los discos duros antes de que se produzca una amplia adopción de este tipo de discos de estado sólido.

Junto a todo ello, desde la consultora también apuntan que no hay que pasar por alto que los discos SSD constituyen un complemento a los discos duros para ciertas aplicaciones. La necesidad de un mayor rendimiento, mejor utilización, tiempos de acceso más rápidos y un menor consumo energético, están llevando a que la utilización de soluciones basadas en discos SSD en los centros de datos permitan un rendimiento más alto, acelerando, de este modo, su adopción.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios