Mercado en cifras | Noticias | 29 SEP 2015

Las empresas europeas prefieren ordenadores de sobremesa

Tags: PC Windows 10
Según IDC, 8 de cada 10 empresarios europeos están considerando adquirir PC de sobremesa para sus organizaciones. En este segmento, los equipos de pequeño formato y los mini PC están ganando adeptos, ya que ofrecen un importante ahorro de espacio y energía. El 40 por ciento de las compañías también planean actualizarse a Windows 10.
PC_workstation_empleados
Hilda Gómez

Una reciente encuesta llevada a cabo por IDC indica que, a pesar del auge de la movilidad y la proliferación de dispositivos portátiles en las empresas, los PC de sobremesa siguen siendo el formato preferido en las organizaciones. De hecho, de los 600 ejecutivos de PYMES y grandes empresas europeas consultados, el 84 por ciento iban a considerar la compra de PC de sobremesa para su organización. Las razones de peso en la decisión de comprar un PC de sobremesa son su mayor rendimiento, su durabilidad y su vida útil más larga, y los precios más bajos, según los encuestados.
"La encuesta confirmó que la vida media de un ordenador de sobremesa es un año más que la de un ordenador portátil, lo que reduce el coste total de propiedad de la empresa", afirma Maciek Gornicki, director de investigación de Computación Personal de IDC EMEA. "Los precios más bajos y su mayor durabilidad hacen de los equipos de sobremesa la mejor opción para las empresas con presupuestos limitados y que requieren soluciones para los empleados no móviles. Por otro lado, la mayor seguridad de los equipos de sobremesa beneficiará a las empresas que operan en industrias tales como seguros, finanzas y banca, así como agencias gubernamentales".
Los equipos de pequeño formato y los mini PC son la clave para el futuro de este mercado, con cada vez más empresas decantándose por estos dispositivos. El 43 por ciento de los encuestados afirmó que consideraría adquirir un dispositivo de pequeño formato y un 35 por ciento dijo que estarían dispuestos a comprar un mini PC. Estos productos más pequeños se han vuelto más populares a medida que las empresas buscan implementar soluciones que les permitan ahorrar espacio en el escritorio y energía. Industrias específicas también están planeando desplegar mini PC para tecnología de digital signage o quioscos de Internet, que continúan ganando presencia. Además, para las empresas que deseen actualizar o personalizar sus ordenadores, es probable que la creciente disponibilidad de mini PC personalizables impulse su adopción en el futuro.
Las empresas también están buscando implementar de Windows 10 como siguiente paso para aumentar su productividad. En este sentido, el 40 por ciento de los encuestados planean actualizarse al nuevo sistema operativo en los próximos 12 meses. Con la transición a Windows 7 prácticamente concluida, y con la mayoría de las empresas habiendo esquivado la migración a Windows 8, la necesidad de actualizarse se vuelve cada vez más urgente.
"La mayoría de las empresas espera implementar el nuevo sistema operativo sin tener que comprar un nuevo hardware en un principio, sobre todo porque una gran proporción de la base instalada de PC de sobremesa profesionales puede ajustarse a los requisitos de Windows 10", explica Gornicki. "Hay empresas que, sin embargo, consideren también el despliegue de nuevo hardware debido a la llegada de la nueva plataforma Intel Skylake, que se espera traiga mejoras de gestión y seguridad, y una mayor eficiencia en comparación con las plataformas más antíguas. Junto con Windows 10, esto puede ser suficiente para desencadenar una ola de renovación moderada a principios de 2016”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información