Mercado en cifras | Artículos | 01 MAY 2009

Las consultoras pronostican un descenso del mercado de telefonía móvil para 2009

Para 2010 se espera que el mercado muestre signos de mejora
Hilda Gómez.
A lo largo del año, el impacto de la crisis económica mundial se extenderá al mercado de telefonía móvil dando lugar a una caída en las ventas de terminales. Así lo anticipa la consultora IDC, que señala que el volumen anual de dispositivos vendidos será un 1,9 por ciento menor que la cifra conseguida en 2008, mostrando el primer descenso en ventas desde el año 2001, cuando las ventas menguaron un 2,3 por ciento. Por su parte, iSuppli presagia un descenso aún mayor, cifrado en un 5,6 por ciento.

En los últimos años, el mercado de la telefonía móvil ha disfrutado de un crecimiento anual de doble dígito favorecido por la demanda procedente de las regiones emergentes. Sin embargo, el impulso procedente de estos mercados se ha ido reduciendo paulatinamente como ha ocurrido en los mercados más maduros. Es por ello, que IDC cifra en un 7,1 por ciento el crecimiento a nivel mundial conseguido por este mercado en 2008, crecimiento que se tornará en negativo para el año en curso.
Hace unos meses, la mayoría de los principales proveedores de esta industria, incluyendo fabricantes de móviles, suministradores de componentes y operadoras de telecomunicaciones, ya anticiparon sus preocupaciones acerca de los volúmenes de ventas de terminales previstos para 2009. Muchos de ellos señalaron que esperan un descenso interanual significativo provocado por la marchita economía global. Al respecto, Ryan Reith, analista sénior del Informe de Telefonía Móvil de IDC, comenta que “el comunicado emitido por Nokia fue el primer signo de los problemas que están por venir. No obstante, las principales preocupaciones provienen de los anuncios realizados por los fabricantes de chips que suministran a la industria, entre ellos Qualcomm, Texas Instruments y MediaTek, quienes han anunciado recortes en la fabricación de semiconductores para este año. Existe una gran incertidumbre acerca de cómo le irá a estos mercados, para los que los niveles de inventario se convertirán en un elemento básico”.
IDC no espera que la caída de ventas de los teléfonos móviles se alargue pasado 2009. Así, para 2010 la consultora prevé que el mercado mundial de telefonía móvil muestre signos de mejora a medida que los planes de recuperación de la economía surtan efecto. Con mayor renta disponible a mano, los consumidores podrían sentirse más dispuestos a adquirir un nuevo terminal, especialmente si la oportunidad de compra se ha pospuesto. Con todo, se espera un mayor crecimiento, aunque a un ritmo inferior al experimentado en los últimos años.

El segmento de smartphones resiste
Por otra parte, no todos los segmentos del mercado de telefonía móvil se verán afectados por este descenso. En este sentido, IDC prevé que, para 2009, las ventas de dispositivos móviles convergentes o smartphones crecerán un 8,9 por ciento a nivel mundial. Dicho crecimiento volverá a ser de doble dígito una vez transcurrido el año, mucho más rápido que el previsto para el mercado de móviles en su conjunto.
“Los dispositivos móviles convergentes siguen siendo una opción solicitada por muchos consumidores”, afirma Ramón Llamas, analista sénior del grupo de Tecnología y Tendencias de Dispositivos Móviles en IDC. “Los usuarios se han dado cuenta de que esos dispositivos pueden ir más allá de la simple telefonía de voz, especialmente cuando se trata de ejecutar aplicaciones. Sólo hay que echar un vistazo para ver como los videojuegos, los sistemas de localización, el entretenimiento, las noticias y las aplicaciones de networking social para terminales móviles convergentes han despegado, permitiendo a los usuarios hacer mucho más que una simple llamada de teléfono. Como respuesta, los proveedores de terminales han estado confeccionando sus catálogos de productos y aplicaciones con el fin de capturar esta nueva oportunidad”.
La bajada de precios también está haciendo de los smartphones una atractiva elección para los consumidores. No hace mucho que el precio medio de estos dispositivos se situaba por encima de los 200 dólares, con un contrato de permanencia de dos años con la operadora. A medida que los precios han ido bajando en los últimos trimestres, estos terminales se han convertido en alternativas competitivas frente a los móviles tradicionales. Ante la opción de adquirir un dispositivo móvil convergente a prácticamente el mismo precio que un teléfono tradicional, los consumidores estarán fuertemente tentados a hacerse con un smartphone completamente equipado. Desde IDC, se espera que la alta demanda y los precios cada vez más bajos mantengan esta categoría en crecimiento, fomentando una dura competencia entre fabricantes.

iSuppli reduce sus previsiones
Por su parte, la consultora iSuppli hace balance de lo acontecido el pasado año, y señala que, en el tercer trimestre de 2008, el mercado de teléfonos móviles ya se contrajo ligeramente, alcanzando la cifra de 311 millones de unidades vendidas, un 0,3 por ciento por debajo de los más de 312 millones comercializados en el trimestre anterior.
En base a esos resultados, iSuppli ha reducido sus previsiones de crecimiento de este mercado para 2008 del 10,4 por ciento al 8,9 por ciento, lo que se traducirá en un volumen total de ventas de 1.287 millones de unidades al finalizar el año. Asimismo, de cara a 2009, la consultora estima que las ventas descenderán un 5,6 por ciento, hasta alcanzar los 1.215 millones de terminales vendidos.
“El panorama para 2009 es aún más sombrío que en 2008”, señala Tina Teng, analista sénior de Comunicaciones Inalámbricas en iSuppli. “Con los Estados Unidos, Europa y Japón en plena recesión, la incertidumbre económica y las oleadas de despidos, los consumidores probablemente estén dispuestos a gastar menos en productos móviles”.
Con más de 3.000 millones de suscriptores a nivel mundial, el crecimiento del mercado de la telefonía móvil ha estado basado en el reemplazo de terminales por parte de usuarios existentes. “Aunque la cifra de nuevos suscriptores continúa creciendo a buen ritmo, situándose en torno a los 564 millones en 2008 y los 506,5 millones de cara a 2009, una gran mayoría de nuevos suscriptores proceden de las áreas rurales de las regiones emergentes, los cuales principalmente son compradores de dispositivos asequibles de gama baja. En cualquier caso, los segmentos de terminales de gama alta y smartphones se están viendo impulsados por los abonados ya existentes que buscan renovar sus terminales con el fin de aprovecharse de nuevas prestaciones y de servicios avanzados de datos. A medida que el clima económico se ha deteriorado, dichos compradores han ido aplazando sus compras”, asegura Teng.
La penetración de los terminales móviles en los mercados emergentes ha crecido rápidamente en los últimos años, lo que ha favorecido que la actualización de dispositivos haya aumentado hasta alcanzar más de 50 por ciento del total de ventas de telefonía móvil en 2008. Debido a esto, el crecimiento en las ventas de estos productos se ha vuelto más sensible a los ciclos de reemplazo. En este sentido. iSuppli estima que en el mercado de terminales móviles, el ciclo de reemplazo se ampliará hasta los 10,7 meses en 2009, alcanzando un índice de sustitución del 18,1 por ciento.
Por otra parte, bas&#

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información