Mercado en cifras | Artículos | 01 FEB 2011

La televisión en 3D se convertirá en mayoritaria en los próximos cuatro años

Las películas y los videojuegos en 3D serán las aplicaciones más demandas
Hilda Gómez.
Para DisplaySearch, la evolución de este mercado dependerá del desarrollo de contenidos tridimensionales y en alta definición, que en Europa Occidental aún presentan un bajo índice de penetración. Con todo, la consultora prevé que las ventas de televisores 3D superaran los 90 millones de unidades en 2014. ABI Research se muestra algo más conservadora apuntando que en el año 2015 se suministrarán en torno a 50 millones de aparatos.

Con la primera ronda de aparatos con capacidad 3D llegando a los establecimientos y los planes de los fabricantes de televisores de lanzar en breve más productos al mercado, DisplaySearch ha aumentado su previsión de ventas de televisores 3D para 2010 y los próximos años. Ahora la consultora prevé que la cifra de unidades vendidas rondará los 3,2 millones este año y que se dispararán llegando a sobrepasar los 90 millones en 2014. A la vista de estos datos, la TV 3D pasará de representar el 2 por ciento de las pantallas planas vendidas a lo largo de 2010 a acaparar nada menos que el 41 por ciento del mercado en sólo cuatro años.
“En 2009 vimos los primeros televisores con capacidad 3D, y en 2010 ya estamos viendo productos reales”, afirma Paul Gray, director de investigación de TV Electronics en DisplaySearch. “La cuestión clave será cómo los consumidores reaccionan al lanzamiento inicial del producto, y lo que la industria va a aprender de la información recibida por parte de los primeros adoptantes. Las complicaciones en la cadena de suministro de la TV, y, sobre todo, la escasez de contenidos 3D, siguen siendo los principales obstáculos a superar”. A ello se añade la cuestión del precio. En este sentido, la consultora apunta que los consumidores se están mostrando cautelosos, y aunque reconocen que la televisión en 3D es el futuro, todavía hay una diferencia enorme de precios y prefieren aguardar a que estos bajen.
A nivel geográfico, el mercado de televisores 3D estará dominado en sus primeros años por las regiones desarrolladas, especialmente por Norteamérica. “La tecnología 3D que tiene más sentido en los tamaños de pantalla más grande, junto con un mayor desarrollo del mercado de discos Blu-ray y de los servicios de radiodifusión en 3D. Por esta razón, esperamos que Norteamérica va a ser la región más favorable para el desarrollo inicial de la TV 3D”, explica Gray.
En lo que respecta a Europa Occidental, la tecnología Blu-ray Disc y la difusión en alta definición aún presentan una baja penetración, y como resultado sigue existiendo un vacío de contenido que necesita ser llenado antes de que la tecnología 3D pueda florecer. DisplaySearch también ha constatado que las ventas de gafas 3D en Europa Occidental se mantienen bajas, y en muchos países sólo se adquiere un par por televisor, algo que para Paul Gray es “particularmente decepcionante. Un nivel saludable estaría más cerca de dos pares de gafas 3D por televisión”.

50 MILLONES EN CINCO AÑOS
Por su parte, la consultora ABI Research también pronostica que durante los próximos dos años, el mercado de la televisión en 3D se implantará y acumulará una amplia base de contenidos y dispositivos, tanto de televisores como de reproductores de Blu-ray, haciendo que las ventas de televisores en 3D se disparen hasta alcanzar los 50 millones unidades en 2015.
“El mercado de la televisión en 3D se está moviendo más rápido de lo esperado”, asegura el analista de ABI Research, Michael Inouye. Y es que, si bien había un escepticismo generalizado de que los modelos de producción estuvieran disponibles tan rápidamente, en junio de este año muchos fabricantes de televisores contaban ya con modelos en 3D en sus ofertas.
Para la consultora, la popularidad de las películas en 3D ha sido un factor principal de su avance. En este sentido, los fabricantes de televisores buscan diferenciarse, así como una razón para aplicar un precio especial, y la disponibilidad en 3D de algunas de las películas más vendidas de la historia, y el hecho de que los clientes estén dispuestos a pagar más por disfrutar de la experiencia tridimensional, han sido los argumentos que han utilizado para trasladar esa experiencia al hogar.
Asimismo, el juego es una de las aplicaciones más idóneas para el 3D. No en vano, existe una enorme base instalada de videoconsolas, y tanto la Xbox 360 como la PlayStation 3 pueden soportar contenido 3D, y en el caso de la PS3 también soporta 3D Blu-ray.
Con todo, hay factores que están inhibiendo el crecimiento de la TV en 3D. Como dice Inouye, “desafortunadamente la experiencia de las películas en 3D no siempre se puede trasladar bien a las pantallas más pequeñas. Además, para algunos programas deportivos también resulta problemático, ya que los grandes campos de juego y estadios simplemente no se prestan al 3D”.
Otro inhibidor es el gasto. Según, Jason Blackwell, analista de la consultora, “no sólo los televisores 3D presentan precios altos, sino que las gafas con cristales infrarrojos activos necesarias para la tecnología 3D más común pueden costar 150 dólares el par, y las gafas de diferentes fabricantes son incompatibles”.
Finalmente, sobre la distribución de contenidos en 3D, Blackwell apunta que “todo se ve bien en HD, pero no todo se ve mejor en 3D”. En este sentido, para el analista “los productores de contenido deben ser selectivos sobre qué títulos liberan para la producción en 3D”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios