Mercado en cifras | Noticias | 03 JUL 2009

La llegada de la TDT palia la caída del mercado de consumo

El pasado 30 de junio comenzó la segunda fase del apagón analógico, etapa que afecta a más de cuatro millones de españoles en 12 comunidades autónomas. Pues bien, gracias a la llegada de la TDT, la venta tanto de televisores con decodificadores incorporados, como de receptores individuales, creció en 2008, lo que ayudó a que la situación del mercado de consumo no sea aún peor.
Bárbara Madariaga

Como ya hemos mencionado en más de una ocasión, el mercado de electrónica de consumo está sufriendo las consecuencias de esta crisis económica en primera persona. Tal es así, que según las principales consultoras, éste está siendo un lastre para el resto de los sectores de TI.

No obstante, no todos los segmentos se están comportando igual. La llegada de la TDT está haciendo que la venta de estos reproductores esté paliando un poco la caída del mercado de consumo.

Según el “Informe 2009 del sector TIC en España” realizado por Asimelec, la Televisión Digital Terrestre ha adquirido un especial protagonismo en los hogares españoles.

Así, y si en 2007 se produjo la explosión en las ventas de televisores de tecnología LCD, con más de 3,2 millones de unidades vendidas, en 2008 la tendencia se consolidó incrementando esta cifra hasta los 3,9 millones de unidades, gracias a la llegada de la TDT. Mientras, los televisores de plasma mantuvieron estables sus ventas (223.000 unidades) y, los CRT, a pesar de lo que muchos puedan pensar, todavía registraron “importantes” ventas: 378.573 unidades. No obstante, desde Asimelec se advierte que “probablemente hayamos asistido al último año en el que se registran ventas significativas de estos dispositivos”.

Y es que, el año pasado muchos españoles decidieron renovar sus televisores ante la inminente llegada de la TDT. “La alta definición y la integración de la señal digital de TDT son los dos aspectos que más relevancia han cobrado y máxime cuando nos encontramos ante el apagón analógico”, señala Martín Pérez, presidente de Asimelec.

Los fabricantes, por su parte, también ven la oportunidad de negocio que se presenta y se encuentran buscando fórmulas de valor añadido para los usuarios, que incrementen su facturación, “como puede ser la alta definición” (en 2008 el 77 por ciento de los televisores incorporaban alta definición).

Tal el la importancia de la TDT que el año pasado el 75,6 por ciento de los televisores que se vendieron incorporaba el decodificador, lo que supone 3,41 millones de dispositivos. A esto hay que unirle los 2.679.801 decodificadores que se comercializaron en 2008, ya sea de forma individual, o integrados en reproductores de DVD, o blue-ray. A tenor de estos datos, “nos podemos hacer una idea del impulso que ha adquirido la TDT en España”, finaliza Martín Pérez.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios