Mercado en cifras | Artículos | 01 ABR 2001

La empresa española mantiene su paulatino crecimiento hacia la Sociedad de la Información. El 83,6 por ciento de las empresas españolas utiliza el PC para el desarrollo de su actividad

Fernando Muñoz.
Con el objetivo de esclarecer, entre otras cosas, en qué medida el tejido empresarial español se beneficia y forma parte de esta nueva Sociedad, su evolución y tendencias, la consultora DRM Consulting, a solicitud de la Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información (SEDISI), ha realizado el estudio “Las Tecnologías de la Sociedad de la Información en la Empresa Española, 2000” utilizando una serie de indicadores, tales como la utilización de PC, Internet, comercio electrónico e inversiones en TI, sobre un total de 2.343 sociedades mercantiles representativas de todos los sectores.

El inevitable cambio económico-social que, sin lugar a dudas, ha traído consigo el fenómeno de la Sociedad de la Información, resultado de la convergencia de la informática, las telecomunicaciones y los medios de comunicación, presenta la información como fuente de riqueza, cambio social, cohesión y participación. Ya no sólo es importante el tradicional concepto que supone asociar el bienestar social a la posesión de bienes físicos tangibles, la información se configura como factor esencial del desarrollo económico y del éxito empresarial.

Un 83,6 por ciento de las empresas españolas utilizan PC
Considerando los PC como una herramienta elemental de acceso a las TI, su análisis se considera una buena medida para conocer el avance de la Sociedad de la Información en la empresa.
Según datos del estudio, la mayor parte de las empresas españolas, un 83,6 por ciento, utiliza PC, terminales o estaciones de trabajo durante el desarrollo de su actividad y, en los próximos dos o tres años, se espera alcanzar el 88 por ciento.
El uso del PC se relaciona directamente con el tamaño de la firma medido en función del número de asalariados. Partiendo del grupo de empresas más pequeñas (de menos de tres empleados) con un porcentaje inferior al resto y situado en un 77 por ciento (Tabla 1), a medida que aumenta el número de empleados el porcentaje de utilización de PC va incrementándose hasta situarse, para las grandes empresas, cercano al 100 por cien. Y al contrario, el ratio que mide la evolución futura en el uso del PC varía en proporción inversa al tamaño de la empresa, presentando valores superiores las empresas más pequeñas.
Por comunidades autónomas, los resultados logrados no guardan uniformidad. Andalucía, Canarias, Cataluña o Canarias se perfilan como las regiones que presentan la mayor tasa de uso de PC en empresas, incluso superior a la media nacional y rondando el 90 por ciento. Madrid, País Vasco, Navarra y Aragón, con un porcentaje identificado con la media, presentan las más altas tasas de evolución en el uso de PC. Otras comunidades más pequeñas, como Cantabria, Murcia o La Rioja, ofrecen niveles inferiores a los de la totalidad del país sin esperar un gran cambio para los próximos dos-tres años.
En cuanto a sectores se refiere, es el identificado por el INE (Instituto Nacional de Estadística) como Resto de los Servicios (constituido por servicios de diversa índole, tales como hostelería y servicios financieros entre otros, incluyéndose todas las empresas que conforman el sector de las TIC) el que se dibuja como el más informatizado, con niveles de utilización de PC superiores a la media nacional y situados en un 92 por ciento. Le siguen industria y comercio con un 85 y 83 por ciento, respectivamente, y construcción con un nivel inferior al 80 por ciento.
Por departamentos, sin duda alguna el de contabilidad se constituye como el área relacionada con un mayor uso de PC tanto en las PYMES como en las grandes empresas. De hecho, un 94 por ciento de las empresas españolas utilizan el PC en este área. Las de planificación y gestión con un 56,1 por ciento, comercial y ventas con el 45,9 por ciento, y compras con el 42,9 por ciento, le siguen de lejos.
El nivel de uso de los PC y, en consecuencia, de las TI en general, se puede conocer también a través del grado de acceso que los empleados de empresas tienen a los mismos. El estudio sostiene que cerca de un 43 por ciento de los empleados en empresas españolas utilizan ordenadores para realizar sus actividades, y sólo una pequeña proporción de los mismos, aproximadamente un 2 por ciento, tiene conexión a la empresa desde casa.
Entre los factores citados por aquellas empresas que aún no son usuarias de PC para seguir manteniendo su situación se encuentran gastos más altos de lo presupuestado, demanda de servicios de TI no satisfecha o que la dirección de la empresa se resiste a utilizar TI. Pero, sin duda alguna, el obstáculo que aparece con más firmeza se centra en la dificultad para encontrar personal cualificado.

Aumenta el número de empresas con conexión a Internet
En la actualidad, y según el estudio, un 52 por ciento de las empresas españolas están conectadas a Internet, previéndose en el plazo máximo de tres años que se logre alcanzar un 70 por ciento, es decir, la incorporación de 350.000 empresas más.
De la misma forma que en el uso de PC, el tamaño de la empresa se relaciona directamente con el uso de Internet, fluctuando desde un 42 por ciento registrado en las empresas más pequeñas, hasta casi el 100 por cien para las empresas de más de 250 asalariados. Sin embargo, la tasa de evolución es superior en las empresas de menos de 10 trabajadores, previéndose un crecimiento en torno al 20 por ciento en los próximos 2 ó 3 años, por lo que la desigualdad por tamaño de empresa en el uso de Internet se atenuará con el paso del tiempo (Tabla 2).
La Comunidad Valenciana, Canarias, La Rioja, Madrid y Cataluña se posicionan como las regiones que registran las mayores tasas de utilización de Internet, superiores al 60 por ciento. Destacan, igualmente, los elevados ratios de evolución situados alrededor del 30 por ciento, en las empresas de Andalucía, Castilla y León, Galicia, Extremadura y Murcia.
Por sectores, el área configurada como resto de servicios se posiciona en primer lugar con un 75 por ciento de empresas con conexión a Internet, seguido por industria, comercio y construcción con tasas que oscilan entre el 60 y el 40 por ciento. No obstante, se prevé que el 20 por ciento de las empresas pertenecientes a estos últimos tres sectores se conecten en un plazo máximo de 3 años, lo que implicará alcanzar un nivel de uso de Internet cercano al 80 por ciento y, por tanto, equipararse al sector resto de servicios.
Respecto al uso que las empresas hacen de Internet, la búsqueda de información aparece en un puesto preferente, convirtiéndose en el uso más habitual en un 83,4 por ciento de los casos tanto por parte de la PYME como de la gran cuenta, seguida de la transmisión de datos, transacciones financieras, análisis de la competencia, y selección de personal con un 62, 41,5, 21,4 y 6,9 por ciento, respectivamente.
Las empresas no conectadas a Internet identifican como principal obstáculo de acceso a Internet su excesiva complicación técnica, y en menor medida su comunicación demasiado lenta o inestable, la pérdida de tiempo por la navegación irrelevante o el riesgo de virus o piratas con acceso a información.
Otros datos reflejados en el estudio ponen de relieve que el 15 por ciento de los empleados de las empresas españolas tienen acceso a Internet desde su puesto de trabajo y u

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información