Mercado en cifras | Artículos | 01 JUL 2004

Gartner alerta sobre el aumento de la demanda de chips

Yolanda Sánchez.
El mercado de la fabricación de chip está expectante, pero preparado para un gran crecimiento en los próximos dos años. Para ello las compañías de chips, cada vez más, recurren a la externalización de los procesos de fundición de estos sistemas a fabricantes que les permita dar respuesta a la creciente demanda de procesadores. Esto es lo que asegura Gartner en su último estudio al respecto.
Los encargados de estos procesos de fabricación, entre los que se encuentran algunos como Taiwán Semiconductor Manufacturing (TSM) que produce este tipo de sistemas para marcas como Motorota y Texas Instruments (TXN), esperan un crecimiento aproximado de un 41 por ciento en 2004, desde los 13.000 millones de dólares de 2003, según los datos de la consultora. En 2005, estos fabricantes esperan crecer un 37 por ciento que se traduce en 25.000 millones de dólares.
Y es que parece que el futuro tiene buenas noticias para empresas como Taiwán Semiconductor, United Microelectronics (UMC) e IBM, compañías que controlan dos terceras partes de todo el sector de fundición de chips. Los beneficios también marcan la diferencia respecto a 2001, cuando la demanda global de los chips bajó de la manera más pronunciada a lo largo de toda su historia. Estos fabricantes están creciendo en importancia dentro del proceso de fabricación de chips como lo muestra el ejemplo de Motorota, que trata de atajar mediante esta externalización la construcción un tanto costosa que tienen sus propias fábricas.
De esta forma, la demanda se va recuperando desde el negro 2001, y los propios fabricantes están reforzando su capacidad. Para ello, necesitan mantener sus cadenas de producción a un máximo nivel para ser rentables y por ello algunas como Chartered Semiconductor Manufacturing (CHRT) necesitan utilizar un 75 por ciento de su capacidad o más. “Creemos que un 90 por ciento es un nivel saludable para este tipo de industria. Sin embargo, alcanzar un 90 ó 95 por ciento es la línea ideal”, aseguró James Hines, analista de esta consultora. “Cada vez es más necesario alcanzar este porcentaje que deja cierto margen para dar respuesta a la creciente demanda”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios