Mercado en cifras | Noticias | 17 FEB 2015

El mercado español de bienes de consumo tecnológico termina el año en positivo

Tras siete años en caída libre, el sector de bienes de consumo tecnológico registró un crecimiento anual del 4,8 por ciento en 2014, una subida impulsada por el auge de los smartphones, la demanda de PC y monitores, y las ventas de televisores UHD y Smart TV, especialmente en la recta final del año.
PC_comprador_consumo
Hilda Gómez

El último informe GfK TEMAX sobre el mercado de bienes de consumo tecnológico en nuestro país confirma la esperada recuperación del gasto en TI por parte de los consumidores. Y es que, tras varios trimestres de crecimiento, el último trimestre no podía terminar mejor, con unos ingresos de 3.852 millones de euros, lo que representa un incremento del 7 por ciento comparado con el mismo trimestre de 2013. Este buen dato impulsó los resultados finales del mercado español de bienes de consumo tecnológico, que registró un crecimiento del 4,8 por ciento respecto al año anterior, acabando con siete años de números rojos.

En el último trimestre se confirmó el empuje del sector de telecomunicaciones en nuestro país, que volvió a ser el más relevante en facturación, con 1.193 millones de euros, y el de mayor crecimiento en el trimestre, con una subida anual del 22 por ciento. Estas cifras positivas fueron impulsadas por el auge de los smartphones, cuyas mejoras técnicas aceleraronn la renovación por parte de los consumidores. Los smartphones se han convertido ya en un dispositivo de primera necesidad para los españoles, los cuales demandan asimismo cada vez más accesorios para estos dispositivos.

Otro sector que también ha cosechado un buen trimestre es el de tecnologías de la información, que ingresó 1.013 millones de euros en el último trimestre, un 3,3 por ciento más que en el mismo período del año anterior, lo que supone la vuelta al crecimiento de este mercado. Las claves de este crecimiento residen en el aumento de la demanda de PC, tanto portátiles como de sobremesa, y en el envejecimiento de la base instalada, tanto en hogar como en empresa. En cambio, los tablets han sufrido una fuerte caída en facturación que se ha visto en parte compensada por las ventas de dispositivos 2-en-1, cuyos nuevos formatos tienden a parecerse cada vez más a los tablets pero conservando los mismos rendimientos y funcionalidades de los portátiles.

De la mano de los PC de sobremesa, el mercado de monitores también ha registrado un importante crecimiento con un claro desarrollo hacia modelos de gran tamaño de pantalla. Cabe destacar asimismo el segmento de productos de almacenamiento, que también cosechó cifras positivas en 2014, ayudado sobre todo por la venta de memorias sólidas.

Otros mercados que pese a la evolución positiva no lograron evitar cerrar en negativo fueron los de equipamiento de oficina, electrónica de consumo y fotografía. Por un lado, con 266 millones de euros de facturación, un 1,4 por ciento menos que el año anterior, el mercado de equipamiento de oficina sigue siendo uno de los sectores más pequeños en facturación. Cabe destacar el impulso de los dispositivos láser monocromo, tanto de impresoras como de multifuncionales, que registraron una tendencia positiva en unidades vendidas y en facturación. En cambio, en el segmento de inyección de tinta se observa un descenso en las unidades vendidas, aunque la demanda de dispositivos profesionales más caros y con mayores prestaciones hace que el volumen de ingresos se mantenga estable con respecto a los resultados del pasado año. En cuanto a los consumibles, que representan más del 65 por ciento de la facturación, presentan una tendencia muy similar a la registrada en las ventas de máquinas.

Por otro lado, el mercado de electrónica de consumo cosechó 559 millones de euros en el trimestre, lo que representa un ligero descenso del 4,4 por ciento. La demanda de televisores UHD y Smart TV contribuyó a evitar una mayor caída de ingresos de este mercado, junto con las ventas de memorias USB y tarjetas de memoria. Otras categorías de producto que en cambio disminuyeron fueron las de HIFI, excepto las barras de sonido, que subieron un 24 por ciento; vídeo con DVD y videocámaras, con caídas por encima del 25 por ciento; y reproductores MP3/4.

Finalmene, con una caída de un 12,7 por ciento y unos ingresos de 92 millones de euros, el segmento de fotografía sigue siendo el sector más pequeño y el más negativo del mercado español de bienes de consumo tecnológico. La única nota positiva la ponen las tarjetas de memoria, que experimentaron un incremento del 4 por ciento, y ya suponen el 17 por ciento del sector. Dentro del segmento de cámaras digitales, las cámaras compactas con lente intercambiable cerraron el año con crecimiento de doble dígito en facturación, aunque son un segmento minoritario, mientras que en el de cámaras de lente fija los dispositivos de mayor precio y sensor largo presentan caídas más moderadas e incluso crecimientos, frente a las fuertes caídas de los dispositivos más básicos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios