Mercado en cifras | Artículos | 01 ENE 2009

El mercado de servidores ingresa un 5 por ciento menos a nivel mundial

La caída de las ventas en Europa Occidental arrastra a la región EMEA
Hilda Gómez.
Los últimos informes de Gartner e IDC sobre el mercado mundial de servidores, relativos al tercer trimestre del año, revelan que la desaceleración ya se ha hecho notar, pues, pese a que el volumen de ventas de servidores a nivel global creció en este período, la actual situación dominada por las economías limitadas y el endurecimiento del crédito ha afectado negativamente al área de ingresos. En cualquier caso, ello no ha producido movimientos significativos en el mercado, por lo que HP e IBM se siguen manteniendo fuertes en lo alto de la tabla.

De acuerdo con el último informe trimestral de IDC, en el período que va de julio a septiembre de este año, el mercado de servidores a nivel mundial facturó un total de 12.600 millones de dólares, un 5,2 por ciento menos con respecto al mismo trimestre de 2007. Se trata de la mayor caída en ingresos de este mercado desde el cuarto trimestre de 2002, provocada por la reducción generalizada en el gasto en tecnología. Y eso que el número de servidores vendidos a lo largo del trimestre creció un 2,8 por ciento, aunque marcando el crecimiento más bajo en ventas desde finales de 2006.
Según la consultora, los ingresos en el segmento de sistemas de volumen descendieron un 7,2 por ciento en el tercer trimestre, algo que no ocurría desde hacía más de 14 trimestres. En lo que respecta a los servidores empresariales de gama media, también se redujeron sus ingresos en nada menos que un 9,5 por ciento, mientras que los de los sistemas de gama alta crecieron un 4 por ciento interanual, siendo el tercer trimestre consecutivo de crecimiento para este segmento.
“El mercado de servidores experimentó una desaceleración significativa en el tercer trimestre, siendo septiembre el mes más flojo. La lenta caída ha afectado a una amplia variedad de tecnologías de servidor tradicionales, con la excepción de los sistemas blade y los equipos IBM System z, que experimentaron un aumento de la demanda”, comenta Matt Eastwood, vicepresidente del grupo de Plataformas Empresariales en IDC. “Muchos fabricantes OEM han tenido que replantearse cambios en los precios, con el consiguiente descenso de beneficios que ha afectado a todas las regiones, excepto a Latinoamérica y a Oriente Medio y África (MEA). Los presupuestos corporativos siguen afrontando un examen cada vez más minucioso, mientras que las organizaciones de TI de todos los tamaños aplazan nuevas adquisiciones en la medida de lo posible”.

IBM y HP acaban en tablas
Para la consultora, HP e IBM finalizaron el trimestre con un empate estadístico, consiguiendo sendas cuotas de mercado del 30,7 por ciento y del 30,2 por ciento, respectivamente. La primera experimentó un descenso interanual del 2 por ciento a nivel de ingresos, aunque su negocio de BladeSystem siguió mostrando un fuerte empuje. IBM, por su parte, redujo su cuenta de resultados en servidores un 3,1 por ciento, pese a la fortaleza de su línea System z.
Al respecto, Steve Josselyn, director de investigación del Grupo de Informática Empresarial en IDC, señala que, “frente al empeoramiento del clima económico mundial, IBM ha sido todavía capaz de lograr un crecimiento importante en su negocio de mainframes a lo largo del trimestre. “Aunque creemos que parte de este crecimiento está basado en la demanda contenida después de un prolongado ciclo de renovación acaecido justo antes del lanzamiento al mercado de las nuevas máquina z10 a finales del pasado año, todavía existe un gran número de usuarios que continúan invirtiendo en la plataforma System z como parte integral de su infraestructura informática”.
En cuanto al resto de fabricantes, Dell, que también vio descender sus ingresos en un 4,3 por ciento, mantiene la tercera posición en el ranking de fabricantes con una participación del 12 por ciento, mientras que Sun Microsystems ocupa el cuarto lugar, tras una bajada de sus ingresos del 10,9 por ciento, que le sitúa con una cuota de mercado del 9,5 por ciento.
Por plataformas, los sistemas basados en Microsoft Windows ingresaron en torno a los 5.100 millones de dólares, mostrando una caída interanual del 5,1 por ciento, pese a lo cual se mantiene a la cabeza del mercado con una cuota del 40,8 por ciento. Linux también registró una caída de 2,5 por ciento, hasta alcanzar una facturación cercana a los 1.800 millones de dólares, haciéndose con una participación del 14 por ciento.
En cuanto a los sistemas Unix, su descenso en ventas fue aún mayor, cifrado en un 8,4 por ciento, que afectó a todos los segmentos de producto, desde los servidores de volumen a los empresariales de gama alta. En conjunto, los ingresos cosechados por la plataforma Unix a nivel mundial fueron de 3.700 millones, lo que representa el 29,7 por ciento del mercado.
Las únicas plataformas que lograron crecer en este período fueron los servidores IBM System z funcionando con z/OS, que, por tercer trimestre consecutivo, registraron una subida cifrada en un 24,8 por ciento, lo que le ha permitido hacerse con el 9,4 por ciento del mercado de servidores en términos de facturación.

Dinamismo de los sistemas blade
Uno de los segmentos con más tirón de los últimos trimestres, el de los servidores x86, vio reducirse su volumen de ingresos en un 6,6 por ciento, hasta alcanzar los 6.900 millones de dólares de facturación, lo que representa el mayor descenso para esa área en más de 24 trimestres. Las ventas también cayeron ligeramente a medida que la demanda de servidores x86 se ha ido moderando, registrando un crecimiento de tan sólo 4 puntos, lo que se traduce en 1,9 millones de unidades vendidas. Ello ha afectado a los tres principales proveedores (HP, Dell e IBM) de este segmento, que sigue encabezado por HP, con una cuota de mercado del 36,9 por ciento en servidores x86, y con Dell en segunda posición, y un 21,8 por ciento de participación.
“La debilidad de la demanda de servidores con configuraciones más completas, unida a la intensa competitividad a nivel de precios, ha favorecido que los ingresos de los servidores x86 hayan bajado nada menos que un 12,2 por ciento en los Estados Unidos en el tercer trimestre, la mayor caída desde 2001. Este descenso de los ingresos se ha hecho notar en todas las regiones, salvo en Latinoamérica, que siguió registrando una fuerte subida del 12,8 por ciento”, afirma Daniel Harrington, analista de investigación del grupo de Informática Empresarial en IDC. “Los ensambladores han sido obligados a ser más competitivos en precio en el segmento x86, y, en consecuencia, a explotar otras áreas de valor añadido con el fin de aumentar sus márgenes, como el software y los servicios. Los proveedores que sean capaces de ofrecer soluciones de infraestructura completas y fiables, tanto de hardware como de software, y un catálogo de servicios mucho más completo, serán vistos como la opción más atractiva por los usuarios finales más conservadores”, añade Harrington.
Respecto a los servidores blade, este segmento de mercado también sufrió una nueva desaceleración por tercer trimestre consecutivo, aunque su nivel de facturación aumentó un 29,5 por ciento respecto al mismo período de 2007. En conjunto, este segmento, incluyendo sistemas blade x86, EPIC y RISC, se hizo con unas ganancias de 1.400 millones de dólares, representando el 11 por ciento de todos los ingresos obtenidos por el mercado de servidores en

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información