Mercado en cifras | Noticias | 20 ABR 2009

El mercado de PC en EMEA cae dos dígitos

Siguiendo la desaceleración iniciada en el último trimestre de 2008, las ventas de ordenadores en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) descendieron bruscamente en el primer trimestre del año. Así, en línea con sus previsiones, IDC señala que el mercado de PC en la región marcó su primera caída anual desde la recesión de 2001, con unas ventas 10 puntos por debajo del pasado año.
Hilda Gómez

"Este trimestre nos trajo una esperada desaceleración del mercado de PC en EMEA a medida que la crisis se ha extendido por toda la región, pero mientras que los mercados emergentes han sufrido lo peor, las economías más maduras funcionaron bien considerando el entorno global", comenta Karine Paoli, vicepresidenta asociada del área de Soluciones de Infraestructura de Sistemas en IDC EMEA. "El mercado corporativo se ha visto directamente impactado por la bajada de los niveles de inversión y el gasto de los consumidores también se ralentizó a partir de enero, pero la atracción hacia los miniportátiles ha ayudado a sostener la demanda de los consumidores en Europa Occidental y a contener la contracción global del mercado, y seguirá haciéndolo en los próximos trimestres mientras los proveedores, minoristas y operadoras de telecomunicaciones mantengan su apuesta por este segmento".

De todas las regiones, CEE (Europa Central y Oriental) resultó la más afectada, con un descenso en ventas del 41 por ciento, mientras que la región MEA (Oriente Medio y África) también sufrió una caída del 6,1 por ciento. Sin embargo, con un ligero descenso en ventas del 0,5 por ciento, Europa Occidental supo aguantar bastante bien, gracias a la demanda sostenida en el segmento consumo y la continua atracción hacia los miniportátiles.

En lo que respecta a Europa Occidental, el estudio de IDC señala que en dicha región el suministro de equipos a nivel corporativo se vio directamente impactado por la desaceleración económica, como consecuencia de la fragilidad de la confianza de los consumidores y el aumento del desempleo, y se redujo un 14,8 por ciento, afectando tanto a las ventas de PC de sobremesa como portátiles. Para la consultora, el dinamismo del mercado de PC portátiles sigue estando impulsado por la demanda de los consumidores, especialmente hacia los miniportátiles, que han contribuido con un impresionante crecimiento del 28 por ciento a pesar de la desaceleración económica global. El mercado se benefició claramente de la continua disminución de los precios en general y de las agresivas ofertas y promociones desplegadas por los minoristas, dado que los clientes escasos de dinero en efectivo optan cada vez más por sistemas de bajo precio. Junto a ello, el crecimiento continuo del canal de telecomunicaciones también ha contribuido a estimular el incremento de la demanda de miniportátiles.

Según Eszter Morvay, analista en jefe de Informática Personal en IDC EMEA, "el fuerte tirón de los miniportátiles se mantuvo en el primer trimestre, con un volumen de ventas por encima de los 2,5 millones de unidades, en línea con las previsiones de IDC. Mientras que Acer y Asus siguieron al frente del mercado de miniportátiles, otros fabricantes más pequeños como Samsung han ido tomando ventaja en esta área, en la que ven una oportunidad única para lograr una posición más sólida en el mercado europeo de PC y robar cuota de mercado de los fabricantes tradicionales de equipos. En el lado de los componentes, Intel y Microsoft están dominando este segmento, pero el potencial de este mercado está atrayendo a nuevos jugadores, que pueden llegar a ser una seria alternativa a largo plazo, habida cuenta de que pueden aportar soluciones únicas, como por ejemplo a nivel de la duración de la batería o de interfaz de usuario".

Por fabricantes, HP mantuvo su sólido liderazgo en la región, gracias al despliegue de un estrategia eficaz en los mercados de consumo y corporativo, lo que le ha valido para hacerse con una participación del 21,5 por ciento en unidades vendidas, un 4,6 por ciento menos que en el mismo período de 2008. HP ha seguido consolidando su posición en el mercado a través de una fuerte oferta de productos y una ambiciosa campaña de marketing, y el desarrollo de una asociación más estrecha con su canal.

Acer, por su parte, ha seguido ganando cuota de mercado, especialmente en el segmento de PC portátiles, debido a su clara orientación hacia los miniportátiles, y acapara un 17,6 por ciento del mercado, 3,7 puntos más que el pasado año. Le siguen Dell, Toshiba y Asus, con participaciones del 9,8 por ciento, 6,8 por ciento y 4,3 por ciento, respectivamente. De todas ellas, Dell fue la que registró un mayor descenso en ventas, de nada menos que del 25,3 por ciento, viéndose directamente impactada por la disminución de los niveles de inversión empresarial en toda la región y la feroz competencia en el segmento portátil. Toshiba en cambio ganó 7,6 puntos, fruto de la racionalización de su cartera de productos y la mejora de su estrategia de mercado, lo que unido a su sólida presencia en el canal minorista y PYME ha contribuido a impulsar el rendimiento del fabricante.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios