Mercado en cifras | Noticias | 21 FEB 2003

El crecimiento en el último trimestre no salva el descenso anual en impresoras láser

La línea de involución y de descenso en las ventas por parte de la mayoría de los fabricantes protagoniza las cifras del segmento láser del mercado de impresoras.
María Luisa Melo
De hecho, las ventas registradas de impresoras láser en el mercado español durante 2002 cayeron un 4,1 por ciento en comparación con el año anterior, que fueron de 235.108, frente a las 225.337 unidades vendidas en 2002.
Por fabricantes, HP encabeza la clasificación, si bien acusa la línea de decrecimiento que protagoniza el mercado. A pesar de que las ventas a lo largo de 2001 fueron de 128.401 impresoras láser para este fabricante, el pasado año alcanzaron la cifra de 124.850, lo que supone un 2,7 por ciento menos. Si analizamos las cifras de forma pormenorizada, podemos apreciar que, frente a una línea de descenso en las ventas a lo largo de los tres primeros trimestres, pasando de 34.100 en el primero, 31.150 durante el segundo y 18.135 en el tercero, el fabricante consiguió aumentar sus ventas entre los meses de octubre a diciembre, registrando un total de 41.465 impresoras láser vendidas.
Pese a este incremento acaecido en el cuarto trimestre de 2002, el cómputo global de unidades vendidas a lo largo del pasado año demuestra un descenso de casi un 3 por ciento para HP, como comentábamos anteriormente.
En segundo puesto, Lexmark, con unas ventas de 28.309 impresoras láser en 2002, registra una caída de las mismas de un 8,7 por ciento en comparación con 2001, cuando se vendieron 31.015 unidades de esta marca. El análisis por trimestres deja un balance similar al registrado por HP. Nos encontramos ante un descenso progresivo de las ventas durante los tres primeros trimestres del año, para finalmente recuperar cifras durante los últimos tres meses de 2002.
Le sigue Oki, con unas ventas de 21.493 impresoras láser, un 6,8 por ciento menos que en 2001, cuando se comercializaron 23.078 unidades.
Epson, en cuarta posición, es, junto con Brother, el fabricante que registra crecimientos positivos. De hecho, incrementó sus ventas un 75,5 por ciento, pasando de 9.158 unidades vendidas en 2001 a 16.079 el año pasado.
Parte de este crecimiento se debe a la buena evolución registrada por el fabricante entre el tercer y cuarto trimestre de 2002. Y es que pasó de 2.253 unidades vendidas durante los meses de verano a 6.788 entre octubre y diciembre, lo que supone un aumento de las ventas de algo más de un 200 por cien.
Por su parte, Brother también registró un crecimiento anual, si bien no tan acusado, del 1,9 por ciento. Uno de los factores que han estimulado dicho aumento en las ventas es, al igual que en el caso de Epson, el buen momento del mercado a finales de año. No en vano, el crecimiento entre el tercer y cuarto trimestre de 2002 fue de un 170,6 por ciento.
Al final de la clasificación, destaca Canon con unas ventas de 7.187, un 35 por ciento menos que las registradas en 2001. Las positivas cifras de los últimos meses no consiguieron, en este caso, salvar al fabricante del descenso anual en comparación con las ventas acaecidas en 2001.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios