Mercado en cifras | Artículos | 01 NOV 2003

Consolidación e integración, las claves para IDC

Yolanda Sánchez.
IDC asegura que avanzar hacia la consolidación presenta grandes oportunidades de crecimiento en un mercado en estos momentos de recesión económica. Por ello, ha organizado un encuentro para usuarios corporativos titulado “De la innovación a la optimización: consolidar e integrar como claves de la estrategia TI”, celebrada el pasado 30 de septiembre en Madrid.
En contra de lo que se asegura habitualmente, cuestiones como el outsourcing o la movilidad no son una prioridad para las empresas. Sin desmerecer las virtudes de éstas, lo cierto es que los responsables de TI siguen dando más importancia a la seguridad, la integración de aplicaciones e información o la consolidación de las tecnologías en el seno empresarial.
Después de una época en la que la bonanza económica y el despliegue de las tecnología en la que la gran mayoría de las compañías han efectuado grandes inversiones en su parque tecnológico, hemos caído de cabeza en un período de recesión económica que nos ha llevado al otro extremo. Herencia de estos ciclos, la mayoría de las compañías se encuentran con muchos sistemas implantados en su seno, aunque su trabajo es inconexo y no alcanza el rendimiento para el que han sido pensados.
Las cosas han cambiado mucho desde ese momento y ahora, en contrapartida, la mayoría de los directores de TI han visto recortados sus presupuestos de inversión hasta límites impensables hasta hace pocos meses. Pero, tal y como destacó IDC en el ciclo de conferencias sobre la situación del sector, el reducir la inversión no implica no invertir, sino invertir mejor.
En este sentido, “la clave de los próximos tiempos será la integración y la consolidación de la tecnología de la que han hecho acopio las empresas en los últimos tiempos”, afirmó Antonio Romano, director general de IDC España. “Sinceramente, en los últimos años el mercado de las TI ha pasado por muchos ciclos en los que también ha habido malos momentos, pero siempre se ha salido de ellos pensando que la infraestructura técnica es primordial para el buen funcionamiento de la empresa”.
A pesar de todo ello, el portavoz de la consultora tiene claro que “los tiempos de oro no volverán”. Con esta expresión Romano ha asegurado que, bajo su punto de vista, el boom tecnológico de 2000 en el que se incorporaban tecnologías de una manera casi permanente forma parte, definitivamente, del pasado. Esto no volverá a ocurrir aunque la economía repunte ya que culturalmente somos diferentes y, sobre todo, mucho más exigentes. “Ahora las tecnologías tienen una responsabilidad real dentro de la empresa y tienen que favorecer el negocio y evolucionar con él. Las TI y los responsables de este área trabajan bajo presión: cuentan con poco presupuesto y se les exige cada vez más rendimiento”, concluyó.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios