E-COMMERCE | Noticias | 20 DIC 2016

El mercado del 'm-commerce' alcanzará los 284.000 millones en 2020

No hace tanto tiempo que la única forma de comprar consistía en acudir a las tiendas. Es cierto que había posibilidad de hacer compras por teléfono o a través de catálogo, pero esas alternativas no alcanzaban el 5% del volumen total del negocio.
Movilidad usuarios
Isabel Campo

Actualmente, las posibilidades se han multiplicado gracias a Internet y los dispositivos móviles. Según BI Intelligence, en 2020 el comercio móvil alcanzará los 284.000 millones de dólares. Internet también ha revolucionado la forma de comprar. De hecho, el principio de la transformación digital tiene mucho que ver con la llegada de las compras a través de la red de redes.

Los negocios se dieron cuenta de que tenían que tener una web propia, en principio, como escaparate para darse a conocer. Pero enseguida percibieron que era un nuevo Canal de ventas que les abría las puertas a todo el mundo. Esto provocó una serie de cambios internos en las compañías no solo tecnológicos, también en la forma de trabajar: ya no podían estar aislados los departamentos de desarrollo de los de marketing y comercial. Era necesario que se comunicaran y desarrollaran planes conjuntos para mejorar sus ventas y que los departamentos de TI se implicaran en el negocio.

La importancia de la experiencia de usuario

Las empresas comenzaron a hablar de la necesidad de que los usuarios tuvieran una buena experiencia para que no abandonaran la web sin comprar y se fueran a la competencia. Si esto sucedía, supondría una pérdida de ingresos, de fidelización de clientes y de prestigio. Por eso, y para conseguir que el cliente esté satisfecho, hay tres puntos básicos que deben cuidar las empresas: la velocidad de acceso, la ausencia de fallos y la disponibilidad.

En medio de todo este cambio entraron con mucha fuerza los teléfonos inteligentes y las tabletas a competir con las compras realizadas a través del ordenador. El avance en los dispositivos móviles, el wifi y la mejora de las telecomunicaciones, junto al desarrollo de las apps, hicieron posible que apareciera en el mercado el término omnicanalidad. Es decir, la capacidad del usuario para decidir el modo en el que quería realizar sus compras: tiendas físicas, ordenador, móvil o tabletas. Las empresas debían, una vez más, prepararse para poder satisfacer a los usuarios a través de todos y cada uno de los Canales. De ahí surge el término responsive, páginas web que son capaces de adaptarse a cualquier medio con un perfecto rendimiento.

El contenido completo de este reportaje, publicado en la revista digital 364 de Dealerworld, de octubre de 2016, puede accederse a través de este enlace.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información